Contribuciones especiales provinciales

AutorAlberto Palomar - Javier Fuertes
Cargo del AutorMagistrado y Profesor Titular (Acred.) de Derecho administrativo - Magistrado. Doctor en Derecho

Las contribuciones especiales provinciales son los tributos cuyo hecho imponible consiste en la obtención por el obligado tributario de un beneficio o de un aumento de valor de sus bienes como consecuencia de la realización de obras públicas o del establecimiento o ampliación de servicios públicos (Cfr. artículo 2.2 b de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria , y el artículo 28 del texto refundido de la Ley de Haciendas Locales , Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo ).

Contenido
  • 1 Presupuesto de las contribuciones especiales provinciales
  • 2 Obras y servicios públicos provinciales
  • 3 Destino de las contribuciones especiales provinciales
  • 4 Sujetos pasivos de las contribuciones especiales provinciales
  • 5 Base imponible, cuota y devengo de las contribuciones especiales provinciales
  • 6 Ver también
  • 7 Recursos adicionales
  • 8 Legislación básica
  • 9 Legislación citada
  • 10 Jurisprudencia citada
Presupuesto de las contribuciones especiales provinciales

El artículo 133 del texto refundido de la Ley de Haciendas Locales ( TRLHL ) reconoce a las diputaciones provinciales la capacidad para establecer y exigir contribuciones especiales.

Pero para que ello sea posible, y la diputación provincial pueda proceder al establecimiento de una contribución especial resulta necesario, y el TRLHL exige como presupuesto, que alguien (sujeto pasivo) obtenga un beneficio o un aumento de valor en sus bienes como consecuencia de la realización de obras públicas o del establecimiento o ampliación de servicios públicos de carácter provincial.

De esta forma, el TRLHL exige, como presupuesto habilitante para que el Ayuntamiento pueda establecer una contribución especial que la exigencia de la misma encuentre su fundamento en:

  • La existencia de un beneficio o de un aumento de valor de sus bienes
  • Que sea consecuencia de la realización de obras públicas o del establecimiento o ampliación de servicios públicos provinciales

Se trata, por tanto, de una relación de causa-efecto entre la actuación municipal (realización de obras públicas o de servicios públicos municipales) y el beneficio del sujeto al que se le va a imponer y exigir el tributo (contribución especial).

Del examen de los preceptos antes referidos se desprende que el beneficio que ha de obtenerse de la realización de las obras públicas o del establecimiento o ampliación de servicios públicos ha de ser especial -de allí la expresión "especialmente beneficiadas" que para identificar a las personas físicas y jurídicas y las entidades a que se refiere el artículo 35.4 de la Ley 58/2003 emplea el artículo 30 antes transcrito- y ello por contraposición a lo que constituye el beneficio general que los vecinos experimentan con la realización de obras o el establecimiento o ampliación de servicios en la localidad, siendo preciso además la existencia de una relación directa entre la realización de la obra o establecimiento o ampliación del servicios y la obtención del beneficio, puesto que si así no fuera, repetimos, la práctica totalidad de las personas y Entidades serían sujetos de las contribuciones especiales. Ciertamente el concepto de beneficio especial es un concepto jurídico indeterminado, pero el mismo ha de ser integrado por la relación contenida en el apartado 2 del artículo 30 de forma que, como ha puesto de manifiesto la doctrina, cabe afirmar que sólo pueden ser sujetos pasivos de las contribuciones especiales las personas o entidades que resulten especial y directamente beneficiadas a consecuencia de la realización de obras públicas o del establecimiento o ampliación de servicios públicos, y que se encuentren comprendidas en la enumeración del apartado 2 del artículo 30 del Real Decreto Legislativo 2/2004 (Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón de 10 de noviembre de 2010, recurso 233/2009) [j 1].

Y ello conforme a lo previsto en el propio texto refundido de la Ley de Haciendas Locales en cuanto a el hecho imponible ( artículo 28 ), obras y...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR