Contribuciones especiales locales

AutorAlberto Palomar - Javier Fuertes
Cargo del AutorMagistrado y Profesor Titular (Acred.) de Derecho administrativo - Magistrado. Doctor en Derecho

Las contribuciones especiales locales (de las entidades locales) son los tributos cuyo hecho imponible consiste en la obtención por el obligado tributario de un beneficio o de un aumento de valor de sus bienes como consecuencia de la realización de obras públicas o del establecimiento o ampliación de servicios públicos (Cfr. artículo 2.2 b de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria , y el artículo 28 del texto refundido de la Ley de Haciendas Locales , Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo ).

Contenido
  • 1 Hecho imponible de las contribuciones especiales locales
  • 2 Obras y servicios públicos locales
  • 3 Destino de las contribuciones especiales locales
  • 4 Sujetos pasivos de las contribuciones especiales locales
  • 5 Base imponible de las contribuciones especiales locales
    • 5.1 Determinación: cuantía máxima
    • 5.2 Coste
  • 6 Cuota tributaria de las contribuciones especiales locales
  • 7 Devengo de las contribuciones especiales locales
    • 7.1 Anticipos
    • 7.2 Obligados al pago
    • 7.3 Fin de las obras o inicio del servicio
    • 7.4 Ingresos indebidos
  • 8 Imposición y de ordenación
  • 9 Ver también
  • 10 Recursos adicionales
  • 11 Legislación básica
  • 12 Legislación citada
  • 13 Jurisprudencia citada
Hecho imponible de las contribuciones especiales locales

El artículo 28 del texto refundido de la Ley de Haciendas Locales ( TRLHL ) dispone que constituye el hecho imponible de las contribuciones especiales la obtención por el sujeto pasivo de un beneficio o de un aumento de valor de sus bienes como consecuencia de la realización de obras públicas o del establecimiento o ampliación de servicios públicos, de carácter local, por las entidades respectivas.

Lo que supone la necesidad de una relación directa entre la realización de la obra o establecimiento o ampliación del servicio y la obtención del beneficio.

… y ello por contraposición a lo que constituye el beneficio general que los vecinos experimentan con la realización de obras o el establecimiento o ampliación de servicios en la localidad, siendo preciso además la existencia de una relación directa entre la realización de la obra o establecimiento o ampliación del servicios y la obtención del beneficio, puesto que si así no fuera, repetimos, la práctica totalidad de las personas y Entidades serían sujetos de las contribuciones especiales (Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón de 10 de noviembre de 2010, recurso 233/2009 [j 1]).

Pero para que ello sea posible, y la entidad local pueda proceder al establecimiento de una contribución especial resulta necesario, y el TRLHL exige como presupuesto, que alguien (sujeto pasivo) obtenga un beneficio o un aumento de valor en sus bienes como consecuencia de la realización de obras públicas o del establecimiento o ampliación de servicios públicos de carácter municipal.

… el acuerdo de imposición de contribuciones especiales no es un compromiso de gasto que requiera previamente de la existencia de crédito presupuestario sino justamente la previsión de unos gastos futuros acompañada de la paralela adecuación de los medios necesarios para su financiación (Sentencia del Tribunal Supremo de 18 de enero de 2000, recurso 5585/1993 [j 2]).

De esta forma, el TRLHL exige, como presupuesto habilitante para que la entidad local pueda establecer una contribución especial que la exigencia de la misma encuentre su fundamento en:

  • La existencia de un beneficio o de un aumento de valor de sus bienes

… porque de la naturaleza de las obras resulta claramente un beneficio particular de determinados propietarios junto a otro general e indeterminado que afecta a la colectividad, como es propio tratándose de contribuciones especiales (c).

  • Que sea consecuencia de la realización de obras públicas o del establecimiento o ampliación de servicios públicos locales

Se trata, por tanto, de una relación de causa-efecto entre la actuación municipal (realización de obras públicas o de servicios públicos municipales) y el beneficio del sujeto al que se le va a imponer y exigir el tributo (contribución especial).

Del examen de los preceptos antes referidos se desprende que el beneficio que ha de obtenerse de la realización de las obras públicas o del establecimiento o ampliación de servicios públicos ha de ser especial -de allí la expresión "especialmente beneficiadas" que para identificar a las personas físicas y jurídicas y las entidades a que se refiere el artículo 35.4 de la Ley 58/2003 emplea el artículo 30 antes transcrito- y ello por contraposición a lo que constituye el beneficio general que los vecinos experimentan con la realización de obras o el establecimiento o ampliación de servicios en la localidad, siendo preciso además la existencia de una relación directa entre la realización de la obra o establecimiento o ampliación del servicios y la obtención del beneficio, puesto que si así no fuera, repetimos, la práctica totalidad de las personas y Entidades serían sujetos de las contribuciones especiales. Ciertamente el concepto de beneficio especial es un concepto jurídico indeterminado, pero el mismo ha de ser integrado por la relación contenida en el 30 del artículo 30 de forma que, como ha puesto de manifiesto la doctrina, cabe afirmar que sólo pueden ser sujetos pasivos de las contribuciones especiales las personas o entidades que resulten especial y directamente beneficiadas a consecuencia de la realización de obras públicas o del establecimiento o ampliación de servicios públicos, y que se encuentren comprendidas en la enumeración del apartado 2 del artículo 30 del Real Decreto Legislativo 2/2004 (Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón de 10 de noviembre de 2010, recurso 233/2009) [j 3].

Por lo que resulta preciso que la existencia del beneficio especial haya sido justificada por la Administración.

Así pues, entendemos que la Administración no ha justificado la existencia de un beneficio especial, por lo que la recurrente no puede ser considerada sujeto pasivo de las contribuciones especiales, y en consecuencia, se anula el acuerdo de imposición de las contribuciones especiales dado que considera a Turismo y Montaña, SA sujeto pasivo de las contribuciones giradas por las obras de saneamiento del Proyecto denominado Parque Inglés. Por el contrario, se desestima el recurso en cuanto que impugna indirectamente la ordenanza fiscal, dado que en ella no se hace ninguna concreta mención en la finca propiedad de la recurrente (Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña de 15 de marzo de 2016, recurso 206/2014 [j 4]).

Beneficio especial que no debe ser confundido con la equidistribución de beneficios y cargas que, entre los diversos propietarios del suelo, se efectúa mediante las cuotas de urbanización.

… no es posible confundir las cuotas de urbanización, que son ingresos urbanísticos sujetos al módulo de reparto y obedientes al fundamental principio de distribución equitativa de los beneficios y cargas derivados del Planeamiento, con las procedentes por razón del beneficio especial combinado con el general que constituyen la razón de ser de cualquier exacción por el concepto de contribuciones especiales (Sentencia del Tribunal Supremo de 31 de diciembre de 2002, recurso 8719/1997 [j 5]).

Y ello conforme a lo previsto en el propio texto refundido de la Ley de Haciendas Locales en cuanto a el hecho imponible ( artículo 28 ), obras y servicios públicos locales ( artículo 29 ), sujeto pasivo ( artículo 30 ), base imponible ( artículo 31 ) y cuota y devengo ( artículos 32 a 33 ).

Obras y servicios públicos locales

Conforme dispone el artículo 29.1 del TRLHL tienen la consideración de obras y servicios municipales las que realicen:

  • Las entidades locales dentro del ámbito de sus competencias para cumplir los fines que les estén atribuidos, excepción hecha de los que aquéllas ejecuten a título de dueños de sus bienes patrimoniales.
  • Las entidades locales por haberles sido atribuidos o delegados por otras entidades públicas y aquellos cuya titularidad hayan asumido de acuerdo con la Ley.
  • Otras entidades públicas, o los concesionarios de éstos, con aportaciones económicas del municipio.

Sin que tal condición, la de obras y servicios públicos locales, se vea alterada aunque sean realizados por organismos autónomos o sociedades mercantiles cuyo capital social pertenezca íntegramente a una entidad local, por concesionarios con aportaciones de dicha entidad o por asociaciones de contribuyentes ( artículo 29.2 del TRLHL ).

Y sin que resulte necesario, para que se produzca el hecho imponible, que se trate de obras de nueva planta.

La lectura de estos preceptos nos lleva a la conclusión de que el hecho imponible de las contribuciones especiales en el ámbito de las Haciendas Locales no queda limitado a la realización de obras de nueva planta como pretende hacer entender la demanda porque, sencillamente, en lo que a su ejecución y financiación mediante esta figura tributaria se refiere, tan sólo es preceptivo que se trate de obras realizadas por los entes locales en el ámbito de sus competencias. Sucede en cambio, que la representación procesal de la parte actora realiza una interpretación equivocada del artículo 28 de la Ley 39/1988 , en el sentido de que lo que sí prohíbe ese precepto es que con cargo a contribuciones especiales se lleve a cabo el establecimiento - por primera vez- o la ampliación de servicios públicos de carácter local, porque tales actos no son expresivos de un beneficio singular experimentado por parte de los residentes en un Municipio, al tratarse de la prestación o puesta en funcionamiento de un servicio público en interés de la colectividad de ciudadanos residentes en dicho...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR