Contaminantes químicos y biológicos

AutorRicardo Fernández García
Cargo del AutorQuímico
Páginas107-120

Page 107

5.1. - Introducción

Aunque la utilización de productos químicos en el trabajo no tiene por que ser en si mismo dañina, lo cierto es que a lo largo de los siglos muchos trabajadores, han enfermado a causa de las sustancias que empleaban debido a un manejo inadecuado. La causa de este deiciente manejo es, en muchas ocasiones, debida a la ignorancia de empresarios y trabajadores.

La toxicología es la ciencia que estudia los tóxicos o venenos y sus efectos sobre los seres vivos. Cabe destacar un matiz diferenciador entre un tóxico y un veneno ya que este último se puede deinir como cualquier tóxico que entra en el cuerpo de forma intencionada. En otras palabras, una intoxicación se produce de forma accidental y el envenenamiento de forma voluntaria.

Podemos deinir un tóxico como toda sustancia nociva para el organismo que provoca una alteración de su equilibrio, pudiendo llegar a envenenar sus células.

Existen millones de compuestos químicos de uso industrial que pueden ser peligrosos para la salud. De muchos de ellos se conocen sus efectos y condiciones para controlarlos. Igualmente existen seres vivos que pueden entrar en contacto con nuestro organismo y dañar nuestra salud.

En este capítulo estudiaremos las lesiones que causan a los trabajadores las sustancias químicas y los seres vivos presentes en ciertas actividades. Dado que tanto los contaminantes químicos como los biológicos pueden gene rar daños a la salud cuando se esta expuesto a ellos de forma continuada, es necesario saber identficarlos, medirlos y controlarlos para prevenir posibles enfermedades profesionales.

5.1.1. - Sus vías de entrada

Las principales vías de entrada de estos tóxicos son:

· La vía respiratoria inhalatoria (a través de la nariz, boca o pulmones). Es la vía mayoritaria de penetración, ya que con el aire que respiramos pueden entrar en el organismo humos, aerosoles, gases, vapores de productos volátiles, etc. y entran en el organismo por inhalación.

· La vía dérmica o cutánea. Es la vía de penetración a través de la piel, sin causar en muchas ocasiones, erupciones ni alteraciones notables

Page 108

y incorporándose entonces al circuito sanguíneo que es el encargado de distribuirlo por todo el organismo.

· La vía digestiva. Es la vía de penetración a través de la boca, el esófago, el es tómago o los intestinos generalmente cuando existe el hábito de ingerir alimentos, bebidas o fumar en el puesto de trabajo. También hay que considerar aquí la posibilidad de ingestión de contaminantes disueltos en las muco sidades del sistema respiratorio.

· La vía parenteral. Es la vía de penetración directa del contaminante en el cuerpo a través de llagas, heridas, pequeños cortes, pinchazos... que no han sido debidamente protegidas.

· La vía conjuntiva. Es la vía de entrada por la mucosa ocular. Se presenta cuando no hay riesgo de contaminación a través del aire, pero existe riesgo de salpicadura o proyección de aerosoles infectados, agua contaminada, sangre o de gotas de cultivos infecciosos sobre la mucosa ocular. Es especialmente común en el caso de los contaminantes biológicos.

5.1.2. - Vapores y humos

La absorción de un contaminante químico y biológico por el organismo supone su incorporación a la sangre, tras franquear los obstáculos naturales constituidos por las diferentes barreras biológicas existentes como las paredes alveolares, epidermis...

En el ámbito de actividades laborales, la vía de entrada por inhalación o respiración es la más importante, ya que cualquier sustancia presente en la atmósfera de trabajo es susceptible de ser inhalada. Estos contaminantes pueden ser tanto gases, vapores y aerosoles como polvo, ibras y humos.

La eliminación de los riesgos producidos por la exposición a dichos contaminantes exige que los humos y gases no alcancen la zona respiratoria, o, si lo hacen, hayan sido previamente diluidos mediante sistemas de extracción localizada o ventilación general.

Un ejemplo son las operaciones de soldadura. El soldador está frecuentemente expuesto a humos y gases de soldadura. Su origen se encuentra en el propio material soldado (material base o su posible recubrimiento), el material aportado (metal de aporte, escorficantes, fundentes, desoxidantes, gas de protección), y en el aire que constituye el entorno de la zona de soldadura (origen en parte de los gases nitrosos, ozono y monóxido de carbono).

Page 109

5.2. - Los contaminantes químicos

Los contaminantes químicos están compuestos por materia no viva que puede estar presente en el ambiente como moléculas individuales (gases y vapores) o grupos de moléculas unidas (aerosoles nieblas).

El efecto nocivo de los contaminantes químicos para la salud es consecuencia de la acción tóxica que en general pueden ejercer las sustancias químicas. La acción tóxica o toxicidad es la capacidad de una sustancia para ocasionar daños en los organismos vivos.

5.2.1. - Factores que determinan la peligrosidad de los contaminantes

La toxicidad es la capacidad de una sustancia para producir un efecto no deseado cuando ha alcanzado una concentración (dosis) suiciente o cuando el tiempo de exposición es prolongado. Entre dichos factores, se pueden citar:

· Propiedades físico - químicas de la sustancia: solubilidad, volatilidad, estabilidad, pureza, tamaño de partícula.

· Condiciones de exposición: vía de absorción por el organismo. Concentración. Tiempo de exposición. Condiciones ambientales. Absorción simultánea de varias sustancias. Momento de la exposición. Estado de reposo o ejercicio del trabajador.

· Factores individuales. Especie. Raza...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR