Comentario al Artículo 148 del Código Penal

AutorSergio Amadeo Gadea
Cargo del AutorAbogado Criminólogo
Páginas100-

Page 100

§ 1 Utilización de armas, instrumentos, objetos, medios o métodos o formas concretamente peligrosos para la vida o la salud física o psíquica del lesionado

La calificación de lesiones cualificadas del artículo 148.1 CP ha de ser objeto de una aplicación restrictiva y su razón de ser estribaría en el concreto peligro, por razón del medio utilizado o de la forma de agresión, generando la probabilidad de un resultado lesivo (o incluso de muerte) más grave que el realmente producido (SAP MADRID, sección 3, 24/03/2006).

El juego del supuesto agravatorio de las lesiones requerirá que el Tribunal establezca razonadamente las circunstancias de los resultados o riesgos exigidos por el tipo junto con el uso de armas u otros instrumentos, objetos, medios, métodos o formas concretamente peligrosas para la vida o la salud física o psíquica del lesionado que justifiquen el uso de la posibilidad de agravación que el precepto establece ya que de no ser así interpretado convertiría casi en excepcional la aplicación del propio tipo básico, provocando una indeseable hipertrofia del tipo agravado, en detrimento del principio de interpretación estricta de la norma penal. En este sentido, el fundamento de la agravación exige la nítida concurrencia del mayor desvalor de la acción y del mayor desvalor del resultado en relación al tipo básico. De tal modo, no bastará que el medio, método o forma en que se lleva a cabo, la acción típica pueda ser en general considerada peligrosa, sino que deberá estarse a su configuración situacional -concreta- como peligrosa que permita pronosticar que dadas las circunstancias del caso en particular es probable que se derive un resultado de peligro de los que se quieren prevenir mediante el tipo agravado, y ello con prevenir, independientemente de Page 101 si el tal resultado efectivamente se produce -juicio de peligrosidad de la acción en el caso concreto-. Mas junto al contenido caracterizador del desvalor de la acción, ha de individualizarse, asimismo la presencia del desvalor del resultado que tal como apuntábamos ha de identificarse o con la producción de un resultado especialmente grave o con la creación de un resultado de peligro de producción de resultados lesivos superadores de los abarcados en el art. 147.1 o de muerte, como se refiere en el tenor del propio art. 148.1 -juicio de peligrosidad del resultado- (SAP TARRAGONA, sección 2, 04/06/1998 y STS 30/09/1997).

El artículo 148.1, en definitiva, establece un subtipo agravado del delito de lesiones del artículo 147.1, atendiendo al resultado causado o riesgo producido, si en la agresión se hubieren utilizado armas, instrumentos, objetos, medios, métodos o formas concretamente peligrosas para la vida o salud, física o psíquica, del lesionado. Se refiere así el precepto por una parte al empleo de instrumentos, armas u objetos peligrosos y por otra a la utilización de métodos o formas concretamente peligrosas para la vida o salud, teniendo en cuenta en ambos supuestos el incremento del riesgo lesivo para la vida o la salud que objetivamente dimana del método o forma de agresión (STS 11/10/2001 y SAP SEVILLA, sección 7, 26/04/2002).

§ 1 1. La peligrosidad del medio empleado para agredir

La peligrosidad del elemento utilizado para realizar la agresión viene determinada por una doble valoración. En primer lugar una estimación de carácter objetivo, que se deriva de la naturaleza, forma y composición del instrumento41de que se vale el agresor y, un componente subjetivo que se construye a partir de Page 102 la intensidad, intencionalidad y dirección dada a los golpes propinados a la víctima (STS 17/06/1998).

La agravación no depende sólo ni principalmente de las características propias del arma, que en cualquier caso han de ser capaces de causar daños graves, sino fundamentalmente de la forma en que han sido utilizados en el caso concreto. Se requiere así una doble valoración: de un lado deben tenerse en cuenta la composición, la forma y demás características del arma, instrumento, objeto o medio empleado o las peculiaridades del método o la forma de la agresión, que deben tener una capacidad lesiva relevante; y de otro, debe valorarse la forma en que tal objeto o instrumento ha sido utilizado, reveladora de su peligrosidad en el caso concreto. Dicho de otra manera, es preciso que se trate de un arma, instrumento, objeto, medio, método o forma peligrosos objetivamente por su capacidad lesiva, y que, además, hayan sido utilizados de forma concretamente peligrosa en el caso concreto (SAP MADRID; sección 1, 21/04/2006).

§ 1 2. El principio non bis in idem y la aplicación de dos tipos cualificados agravados por el uso de arma

Planteado este problema, la SAP MADRID, sección 16, 29/11/2000 resolvió con buen criterio que la consideración del uso de arma en la calificación de los delitos aplicando los dos tipos cualificados agravados por el uso de arma a los mismos hechos supone una infracción del principio non bis in ídem, que prohíbe precisamente que un mismo hecho sea sancionado doblemente. Por lo tanto, no cabe la aplicación simultánea de los tipos cualificados de los artículos 242.2 y 148.1 del Código Penal, ya que supondría penalizar doblemente el uso del arma, contrariando el referido principio.

Según el Tribunal Constitucional "el principio jurídico non bis in idem determina, en una de sus más conocidas manifestaciones, que no tenga lugar una duplicidad de sanciones cuando exista identidad del sujeto, hecho y fundamento. Y si bien no se encuentra recogido expresamente en los arts. 14 a 30 CE, que reconocen los derechos y libertades susceptibles de amparo (art. 53,2 CE y art. 41 LOTC), va íntimamente unido a los principios de legalidad y tipicidad Page 103 de las infracciones recogidos principalmente en el art. 25 CE; así lo ha declarado este...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR