Comentario al Artículo 87 del Código Penal

AutorVictorio De Elena Murillo; Ana María Ayala Coll
Cargo del AutorSecretarios Judiciales
Páginas500-505

Page 500

El artículo 87 del Código Penal faculta al Juez o Tribunal para acordar la suspensión de la ejecución de las penas privativas de libertad hasta tres años de los penados que hubiesen cometido el hecho delictivo a causa de su dependencia de sustancias psicotrópicas, siempre que se certifique suficientemente, por centro o servicio público o privado debidamente acreditado u homologado, que el condenado se encuentra deshabituado o sometido a tratamiento para tal fin en el momento de decidir sobre la suspensión138. La reciente reforma operada por la LO 15/2003, de 25 de noviembre, ha elevado dicho límite punitivo a cinco años. Page 501 Con ello la pena impuesta se transforma en estos supuestos de drogodependientes en un relevante incentivo para la rehabilitación, que es la finalidad que debe perseguirse esencialmente (STS 12/03/2004). La sentencia de 27 de abril de 1998, analizando precisamente un supuesto del art. 87 del CP 1995, declara que en el Código Penal vigente no existe ya la concesión de este beneficio por ministerio de la ley, y los requisitos establecidos por ella no actúan como necesariamente determinantes de esa concesión, sino como condiciones sin las cuales la suspensión no es posible. En definitiva, la concesión del beneficio es una facultad discrecional del Tribunal, tanto en el caso del artículo 80 que faculta pero no obliga ("los Jueces y Tribunales podrán dejar en suspenso") cuando se dan las condiciones del artículo 81, como en el caso del artículo 87 ("el Juez o Tribunal podrá acordar la suspensión") en las condiciones que este mismo precepto establece. De ahí que, en este ámbito de discrecionalidad en el cual se atiende "fundamentalmente a la peligrosidad criminal del sujeto" en el caso del artículo 80 del Código Penal, y a "la oportunidad de conceder o no el beneficio de suspensión atendidas las circunstancias del hecho y del autor", en el caso del artículo 87, no se preve en el vigente Código Penal el control casacional del auto en que se conceda o se deniegue la suspensión de la ejecución de las penas privativas de libertad (STS 20/02/2006). El propio art. 87.5 CP destila el principio de esta institución, que es lograr la final deshabituación rehabilitadora del penado, y la Sala ha debatido en algunos casos la posibilidad, dentro de los parámetros legales, habiendo denegado la suspensión ejecutiva, aplicar al penado un medida de seguridad de carácter no privativo de libertad, que le permita continuar el tratamiento rehabilitador que consta llevaba en marcha y que habría de ser interrumpido por el ingreso el centro penitenciario, teniendo en cuenta que el pase al ambiente carcelario, no obstante la viabilidad de entrar en programas conforme al Derecho penitenciario, Page 502 puede frustrar la evolución favorable que presenta, en cuanto a superación de la adicción a drogas prohibidas y en cuanto a su inserción social. La conclusión a la que se ha llegado es que no aparece obstáculo técnico para adoptar una medida alternativa de seguridad en fase de ejecución de sentencia, dado que está expresamente prevista en art. 105 CP, y teniendo en cuenta que viene apoyado para el supuesto actual en los informes favorables citados, y en que la propia sentencia apreció en el interesado la condición de drogadicto y la influencia de la toxicomanía en la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR