Comentario a Artículo 566 del Código Penal

AutorÁlvaro Sanz Marlasca
Cargo del AutorAbogado
Páginas635-638

Page 635

§ 1 Sujeto activo del delito: diferenciación entre promotores, organizadores y cooperantes

El tipo recogido en el artículo examinado, pese a su redacción, es un delito cuya autoría puede ser colmada por una única persona, no requiriendo necesariamente una autoría plural, como más adelante se expondrá al analizar la figura del agente único del depósito. Es un delito de propia mano que se comete de forma exclusiva y excluyente por aquel que posee las armas (SAP MADRID 14/06/2007), puede ser sujeto activo de las conductas descritas cualquier persona, no requiriendo por tanto ninguna circunstancia o cualidad especial más allá de la posesión disponible de las armas (STS 21/11/2007), ni que la conducta se realice Page 636 en el seno de una organización (ATS 22/05/2008).

Son promotores y organizadores aquellos quienes dan vida con su iniciativa y consignas a la reunión finalista de las armas o municiones, en tanto que los cooperantes son los que tienen una voluntad adyacente a los organizadores (u organizadores), esto es, de mera cooperación a los que otros han ideado y proporcionado. El tipo de injusto examinado no exige, para su consumación, la existencia de uso o contacto alguno con las armas o municiones, sino una supeditación de éstas a la disponibilidad del autor quien debe conocer la existencia de las armas con la finalidad de guardarlas y mantenerlas reunidas ilícitamente, siendo irrelevante que sea el propietario del armamento (STS 07/12/2005). El discernimiento sobre cuándo se es promotor o cooperador, es algo que debe realizarse atendiendo a las circunstancias concretas del caso examinado, siendo irrelevante que, en el caso del promotor, se reciba la colaboración de terceros o existiera concierto con ellos, pues lo determinante es que el depósito de armas y municiones deba atribuirse de forma especial a una persona en concreto (STS 09/05/2006).

§ 2 La problemática del agente único

La redacción de las conductas descritas en el artículo examinado, distingue a los efectos de la imposición de la pena, entre los promotores y organizadores, de un lado, y los cooperantes, de otro. Si bien es pacífico que la conducta descrita puede ser desarrollada por una sola persona, cuando esto ocurre, es discutido si puede ser considerado el agente de la misma como promotor u organizador, o por el contrario debe ser calificado como cooperador (STS 16/11/2007); dicho de otro modo, si en tales supuestos el sujeto activo puede ser castigado con la pena establecida para los promotores del depósito, o únicamente con la prevista para los cooperadores.

En sentido afirmativo se pronuncia la STS 05/03/1997, que declaró que mal cabe hablar de cooperación cuando se trata del depósito hecho por una sola persona. Así las cosas, el agente único ha de ser equiparado al promotor u organizador en actuaciones más complejas, tal y como se lee, por ejemplo, en la STS 10/03/1979. La alternativa llevaría absurdamente a la absolución, puesto que la cooperación...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR