Comentario a Artículo 542 del Código Penal

AutorMarta Gutiérrez Fidalgo; Eva María Hernández Burgos; Elda Castro Alfonso
Cargo del AutorSecretarias Judiciales; Licenciada en Derecho
Páginas614-616

Page 614

El art. 542 CP se refiere a las actuaciones de la autoridad o funcionario público que a sabiendas impida a una persona el ejercicio de otros derechos civiles reconocidos por la Constitución y las Leyes. La referencia que los preceptos citados contienen a los derechos cívicos ha venido entendiéndose como alusiva a los derechos fundamentales que la Constitución recoge en el Capítulo Segundo del Título I «Derechos y Libertades» (artículos 14 a 29) (SSTS 22/12/1992; 01/10/1993 y 07/02/1994). Con la expresión «derechos cívicos» -dice la STS 01/10/1993-, el legislador quiere referirse a los derechos políticos, entendiendo como tales, no sólo los estrictos derechos de participación en las instituciones propias de la organización del Estado, sino todos aquellos que se reputan como fundamentales de la persona, con amparo en nuestra Constitución, a través de los cuales tal persona, en cuanto ciudadano, participa en los asuntos de la comunidad. La conducta típica ha de consistir en una acción de impedimento del ejercicio de un derecho, bien por medio de coacciones, amenazas, engaño o simple negativa; es indiferente el medio con tal que se evidencie su idoneidad a tal fin, obstaculizando e impidiendo la pretendida actuación del derecho (SSTS 22/12/1992; 01/10/1993 y 07/02/1994). Nos hallamos ante un delito de resultado al exigirse para su consumación que efectivamente haya llegado a producirse la realidad del impedimento. El precepto exige que el impedimento se produzca «a sabiendas», es decir, con clara voluntad de impedir el Page 615 ejercicio de los derechos de los que se conoce pertenecen al sujeto pasivo que intenta actuarlo. Por último en el tipo de coacción la acción consiste en impedir con violencia a otra persona hacer lo que la ley no prohíbe a compelerle igualmente con violencia a realizar lo que no quiere. El empleo de la violencia constituye el núcleo de esta figura delictiva. El elemento subjetivo debe abarcar no sólo el empleo de la fuerza o violencia que doblegue la voluntad ajena, sino que es preciso también que ésta sea la intención del sujeto activo, dirigida a restringir de algún modo la libertad ajena para someterla a los deseos o criterios propios (STS 11/03/1999). En todo caso los delitos referidos anteriormente son delitos dolosos (AAP MADRID, sección 27ª, 30/01/2006).

Sujeto Activo de este delito es el funcionario o autoridad pública que actúe en el ejercicio de sus funciones, las funciones propias de su cargo, y que...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR