Comentario a Artículo 391 del Código Penal

AutorSergio Amadeo Gadea
Cargo del AutorAbogado Criminólogo

El Código Penal no transforma en delictiva cualquier inexactitud, error o inadecuación a la verdad que se haga constar por un funcionario en un documento oficial, sino únicamente aquellas falsedades cometidas por imprudencia grave, es decir con omisión de las precauciones más elementales. La falsedad imprudente se comete, en consecuencia, cuando el funcionario emite un documento que acredita algo que no se corresponde con la realidad obrando con una ligereza inexcusable en relación con la función que tiene encomendada. Esta modalidad delictiva recogida en el art. 391 del Código Penal viene a consagrar la jurisprudencia de la Sala Segunda, pues si bien la falsedad imprudente no estaba expresamente prevista en el anterior Código Penal, en el que no era necesaria la tipificación expresa de las modalidades imprudentes por regir el sistema del crimen culpable, la doctrina jurisprudencial admitía la forma culposa del delito de falsedad por la vía del art. 565, en supuestos en los que fuese observable una abierta negligencia incompatible con el deber de veracidad que suponía la intervención del funcionario o fedatario público (SSTS 27/02/1976; 27/12/1982; 14/12/1990; 04/03/1992 y 08/03/1993). La conducta típica requiere, en contraposición a la modalidad dolosa, que la autoridad o el funcionario público haya creado un riesgo previsible para el bien jurídico protegido que debería haber conocido si hubiera actuado con la debida diligencia, que este resultado esté fuera del riesgo permitido, que la omisión del deber de cuidado sea grave y que además la falsedad le sea objetivamente imputable en cuanto ha constituido la concreción de la conducta realizada. La autoría se limita a los funcionarios o autoridades, por estimar el Legislador que la falsedad culposa sólo debe ser punible para quienes tienen un deber específico de asegurar la veracidad de los documentos que emiten, deber que se deriva del propio ejercicio de la función pública (STS 22/01/2003).

El artículo 391 debe ser interpretado en relación con lo dispuesto en el art. 392, de modo que si en éste se excluye la falsedad ideológica de particulares, al referirla a los tres primeros apartados del...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR