Comentario a Artículo 315 del Código Penal

AutorEsther Valbuena García
Cargo del AutorProfesora de Derecho en ESIC Doctora en Derecho
§ 1 Vulneración del ejercicio de la libertad sindical o del derecho de huelga

Como muy bien explica el AAP SEVILLA, sección 1ª, 13/02/2006, la infracción tipificada en el art. 315 CP refuerza la protección de la libertad sindical (art. 28 CE) ya existente en los ámbitos laboral y administrativo; constituyendo un "plus" frente a estos cauces. Tal precepto describe una conducta consistente en impedir o limitar tal derecho, y se refiere a unos medios comisivos específicos, cuales son el engaño o el abuso de una situación de necesidad. Existen múltiples pronunciamientos judiciales que se refieren a dicha conducta típica y a los referidos medios (SAP BALEARES, sección 1ª, 07/03/1997; el AAP BARCELONA, sección 5ª, 20/12/1990; SAP BALEARES, sección 2ª, 27/11/2000; el AAP VIZCAYA, sección 1ª, 13/02/2001; SAP LUGO 21/05/2002; SAP SALAMANCA 10/12/2002; el AAP TARRAGONA, sección 2ª, 11/04/2003 y la SAP ZARAGOZA, sección 3ª, 19/05/2003), en los que se exige además una entidad en la conducta equiparable al resultado de impedir el ejercicio del derecho -es decir, "hacerlo imposible" o "dejarlo sin contenido"- o limitarlo o restringirlo -esto es, "acotarlo mediante serias barreras a su ejercicio"- (SAP BALEARES, sección 1ª, 07/03/1997), y en los que se puntualiza que el abuso de la situación de necesidad no cabe hallarlo en la desigualdad derivada de la distinta posición que empresario y trabajador ocupan en el mercado laboral. Así, con cita expresa de la SAP BALEARES 27/11/2000, el AAP MADRID, sección 17ª, 25/04/2004, destaca la unanimidad doctrinal a la hora de requerir algo más que un impedimento formal o que una leve obstaculización del derecho. Por su parte, en cuanto al engaño, continúa el AAP SEVILLA, sección 1ª, 13/02/2006, afirmando que cabe incardinar dentro de este concepto el empleo fraudulento y encubierto de despidos "antisindicales", bajo una apariencia disciplinaria o con apoyo en causas supuestas o sencillamente inexistentes -tal y como lo hicieron la SAP BARCELONA, sección 5ª, 20/12/1999 y la SAP LUGO, 21/05/2002-; y que el mismo puede dirigirse tanto al trabajador individual como a la organización sindical en su conjunto, al ser ambos titulares del derecho reconocido por el art. 28 de la CE. En resumen, que el requisito típico del engaño resulta equiparable a la antigua exigencia de "maquinación o procedimiento malicioso" del...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR