Clausura

AutorLuis Martí Mingarro
Cargo del AutorDecano del Colegio de Abogados de Madrid
Páginas525-527

Page 525

No quisiera yo comenzar mis palabras en la Clausura del Primer Comgreso Internacional sobre Protección Fiscal del Medio Ambiente celebrado en España sin destacar mi más cordial y sincera felicitación a su "alma mater", mi querida compañera y amiga Ana Yábar, cuya idea de organizarlo ha sido, como no podía ser de otro modo, brillante y oportuna, ante la popularidad y la potencia de las ideas en curso en el mundo entero de utilizar impuestos y tributos para proteger el Medio Ambiente. Mi cordial enhorabuena se extiende tamben a todos los significados participantes en el Congreso, españoles y de otros países de la Unión Europea que a lo largo de estos tres intensos días han trabajado bien y con fruto, a juzgar por la riqueza de las exposiciones y debates en las Mesas redondas, entre Ponentes y Comunicantes y por el interés de muchas de las preguntas que han surgido de entre el público aquí reunido.

Personalmente me honra que el colegio de Abogado de Madrid haya colaborado al éxito del Congreso, como uno de los patrocinadores de la interesante iniciativa de uno de los miembros más excelentes de la Universidad Complutense, cuya actual edición que ahora se clausura, espero y estimulo a que no sea la última que se realice sobre el tema.

Quizá lo primero que quiera yo decir para comenzar es que notaréis en seguida que no tengo precisamente una simpatía intelectual por los impuestos finalistas. Y como todo esto ha girado alrededor de los impuestos finalistas, pues algo se me tiene que notar. Lo cierto es que, cuando uno se aproxima al fenómeno tributario, y se aproxima, además, desde una perspectiva inicialmente científica y luego enormemente cargada de experiencia profesional y de años, uno termina por buscar la columna vertebral de las cosas. Y en la columna vertebral de los impuestos, a mí me caben, difícilmente, los impuestos de carácterPage 526 finalista: la teleología de los impuestos. Pero, naturalmente, yo no voy a ser un permanente luchador contra corriente; ahora sí, creo que es bueno que con ese tipo de reflexiones críticas se consiga que cuando avance la corriente avance, por lo menos, en la buena dirección y adecuadamente canalizada.

Cuando hablo de la aproximación a los impuestos teleológicos, es que realmente me parece que los impuestos teleológicos tienen mucho de particular y poco de la condición de generalidad que deben tener. Que tienen mucho de voluntariedad y poco de obligatoriedad en la medida en que dependen de que...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR