Blanqueo de capitales a través de paraísos fiscales. La tapadera (The firm). 1993. Dir. Sydney Pollack

AutorOrtega Giménez, Alfonso - Cremades García, Purificación
Cargo del AutorAbogado y profesor -
Páginas87-93

Page 87

Ficha técnica:

· Nacionalidad: EEUU

· Dirección: Sydney Pollack

· Producción: John Davis, Sydney Pollack y Scout Rudin

· Guión: David Rabe, Robert Towne y David Rayfiel

· Fotografía: John Seale

· Música: Dave Grusin

· Intérpretes: Tom Cruise (Mitch McDeere); Jeanne Tripplehorn (Abby McDeere); Gene Hackman (Avery Tolar); Hal Holbrook (Oliver Lambert); Terry Kinney (Lamar Quinn); Holly Hunter (Tammy); Wilford Brimley (Devasher); Ed Harris (Tarrance); David Strathairn (Ray McDeere); Gary Busey (Lomax); Paul Sorvino (Morolto).

Sinopsis:

La película narra la historia de Mitch McDeere, un estudiante de Derecho de origen humilde que está a punto de graduarse en la prestigiosa Universidad de Harvard y que, poseyendo un brillante expediente académico, estudia las diferentes propuestas de trabajo que le han realizado distintos bufetes de abogados del país.

La oferta más atractiva a nivel económico es la de un pequeño bufete de la ciudad de Memphis dedicado al ámbito tributario (Memphis, Bendini, Lambert & Locke), lo que le lleva junto a su esposa a trasladarse a aquella ciudad y a emprender esta nueva etapa de su vida con ilusión y con el convencimiento del gran esfuerzo que va a tener que realizar, no solo para superar el examen de acceso a la abogacía, sino también para integrarse en el despacho junto al resto de sus compañeros.

No obstante, bajo la falsa apariencia de este prestigioso despacho de abogados, que concede a sus trabajadores unas deslumbrantes condiciones

Page 88

de vida llena de lujos y de dinero, se esconde la verdadera actividad a la que se dedican, que no es otra que la de servir de Tapadera (de ahí el título de la película) a una importante familia de Chicago perteneciente a la mafia para blanquear su dinero a través, fundamentalmente, de inversiones en paraísos fiscales; actividad de la que el protagonista no tarda mucho tiempo en darse cuenta.

Ante dicho descubrimiento, el joven abogado se encuentra con dos opciones, esto es, o seguir con su lujosa vida dedicándose a blanquear dinero para la mafia (con la constante amenaza de terminar -si las investigaciones de la policía tienen resultado- sin licencia de abogado y en la cárcel) o colaborar con el FBI, que le ofrece entrar en un sistema de protección de testigos, lo que no es muy sugerente para nuestro protagonista, ya que viviría con el miedo de verse, en algún momento de su vida, descubierto por la mafia.

Ante esta dicotomía, nuestro protagonista organiza un complicado pero fructífero plan, que le llevará a lograr su objetivo: procesar al despacho de abogados (por un motivo diferente al del blanqueo de capitales), dejar aparte en el proceso a la mafia (que pierde esta tapadera, pero que no se ve involucrada en el procedimiento) y conseguir salir airoso él de esta situación sin perder su licencia de abogado, al no conculcar el juramento ético realizado en el momento de colegiarse como abogado.

Autora:

Prof. Paula Vicente-Arche Coloma.- Licenciada en Derecho (1993) y Doctora en Derecho (1999) por la Universidad de Alicante. En la actualidad es Profesora Titular de Derecho Financiero y Tributario en la Universidad Miguel Hernández de Elche. Autora de diversas monografías en materias como las prestaciones tributarias legalmente exigibles entre particulares, el arbitraje en materia tributaria o los acuerdos previos de valoración, así como diferentes artículos científicos publicados en revistas especializadas en materia tributaria.

Comentario:

Con frecuencia se suele pensar que un buen abogado tributarista es aquél que tensa al máximo las posibilidades de la Ley para hacer que sus clientes paguen la menor suma posible en concepto de tributo a la Hacienda Pública. Además, si la capacidad económica por la que debe tributarse proviene de la

Page 89

realización de actividades ilícitas (tales como el tráfico de drogas, el terrorismo o la delincuencia organizada) y, con el objetivo de dotar a tales rentas de una apariencia de legalidad...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR