BCH SOLIDARIDAD FIM. El primer fondo de inversión solidario MULTI-ONG

AutorAlberto Sánchez
CargoDirector Adjunto de la Unidad de Instituciones del Área de Empresas e Instituciones, Red Minorista BCH, del Banco Santander Central Hispano
Páginas75-83
1. Origen

La existencia del Fondo de Inversión BCH SOLIDARIDAD FIM, sólo ha sido posible gracias a la ilusión, al apoyo y al esfuerzo de un grupo de personas. Decisivo fue el apoyo de los directivos del Banco Juan María Nin y Mónica Garay que impulsaron decididamente el Fondo desde su inicio; igualmente decisiva fue la aportación de Iñigo Gallastegui, quien desde la Gestora del Fondo, y gracias a su excepcional profesionalidad hizo posible su existencia. Es preciso también hacer una mención especial a Arancha Castejón, quien desde el Instituto Universitario de Desarrollo y Cooperación de la Universidad Complutense de Madrid vio y entendió el espíritu del Fondo y sentó las bases de la cooperación entre éste y el Instituto.

Sin embargo, resultaría muy difícil identificar una fecha concreta en la que situar el origen del Fondo. Su nacimiento fue posible gracias a la concurrencia de una serie de factores.

Page 76

1.1. Inquietud en el sector

A lo largo de 1998 y a principios de 1999, en el transcurso de diversas conversaciones mantenidas con numerosas ONG de diferentes sectores, se barajaba la posible creación de un fondo ético-solidario. Las ONG, en su mayoría, se habían mostrado interesadas en participar en un instrumento de estas características.

En otros países como el Reino Unido, Alemania, Francia, Italia y, sobre todo, Estados Unidos ya existían instrumentos de inversión colectiva con el calificativo de éticos y/o solidarios1.

En España, de forma más discreta, también existía este tipo de instrumentos, aunque el público en general no conocía su existencia.

1.2. Cambio en los ahorradores

Al mismo tiempo se venía produciendo un cambio en la situación del ahorrador, hasta ahora habituado a situar sus ahorros en las entidades financieras y a esperar el abono de los intereses. Cambia este papel pasivo por el activo de inversor, en busca de una mayor rentabilidad para sus ahorros, debido al descenso producido en los tipos de interés. Acude entonces a los mercados financieros, bien bajo la forma de inversión directa en acciones u obligaciones, o mediante la inversión indirecta participando en fondos de inversión.

Así el ahorrador tradicional se convierte, al menos para una parte de sus ahorros, en inversor.

1.3. Actividad de las ONG

Paralelamente, la sensibilidad social tiene un gran desarrollo, aparecen nuevas ONG y las que ya existen se hacen más activas, la que podríamos denominar como conciencia social, se abre camino.

Estos factores hacen que en algunos ahorradores, convertidos en inversores, se despierte una sensibilidad no sólo por obtener una buena rentabilidad, sino también por conocer la actividad que desarrollan las empresas donde realizan sus inversiones y los efectos que produce sobre la sociedad, el desarrollo y la ecología, entre otros. Encontramos en esta inquietud un cierto paralelismo con Page 77 la raíz de los fondos de inversión de carácter ético nacidos en Estados Unidos en plena guerra de Vietnam.

Se daban por lo tanto las circunstancias adecuadas para avanzar en el lanzamiento de un fondo de características ético-solidarias, dando así respuesta a la inquietud existente.

2. Definición

Es entonces cuando, junto con un grupo de ONG, se comienza a perfilar, ya con más detalle, las características básicas del Fondo, y se decide contar en el proyecto con la participación de las siguientes:

• Acción Contra el Hambre

• Aldeas Infantiles SOS de España

• Cáritas

• Cruz Roja

• Fundación Ayuda Contra la Drogadicción

• Fe y Alegria

• ISCOD “Instituto Sindical de Cooperación al Desarrollo”

• Manos Unidas

• Medicus Mundi

• Save the Children

• Solidaridad Internacional

• WWF Adena

Se estableció que la política de inversión del Fondo se regiría por principios sociales y medioambientales que determinan las empresas o corporaciones donde el Fondo no podrá hacer inversiones. Igualmente se acordó que el Fondo no se calificaría como, ético sino simplemente como solidario, aún existiendo los cuatro principios básicos de no-inversión, definidos como sigue:

•...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR