BBVA: Balance tras dos años de integración

Con una exposición de arte, denominada ‘Del Gótico a la Ilustración’, el BBVA ha iniciado los actos conmemorativos del segundo aniversario de la entidad, un proyecto que nació “para aspirar a ser un número uno, no un banco más grande”, según se ha definido el propio grupo. Efectivamente, la operación va cumpliendo plazos y el banco está a menos de seis meses de terminar el periodo de copresidencia.

Ya falta menos para el 9 de marzo

El 9 de marzo de 2002, BBVA celebrará su tradicional junta de accionistas en Bilbao. Ese día, Emilio de Ybarra se despedirá de la presidencia del banco, aunque los acuerdos de fusión prevén que siga de consejero. Francisco González asumirá la presidencia única del segundo banco del país por activos tras Santander Central Hispano. Algunos analistas opinan que este cambio supondrá un punto de inflexión en el banco por la implantación de un nuevo modelo de gestión, el impulsado por González. Sin embargo, otros expertos señalan que esa línea de gestión ya quedó marcada en abril de este año con la renovación de la estructura directiva.

Atajando rumores crecientes de diferencias entre directivos y luchas por el poder, los presidentes y el consejero delegado, Pedro Luis Uriarte, pactaron una sensible reorganización interna que dejaba claro el reparto de funciones, elevaba a los mejores y, lo más significativo internamente, ponía en la parrilla de salida a, por lo menos, dos miembros de la alta dirección

–Javier Echenique y Jose Ignacio Goirigolzarri– como delfines del propio Uriarte.

El mensaje externo también era claro: cuando el consejero delegado decida jubilarse no habrá problemas de relevo. En el banco dicen que será Uriarte el que decidirá cuando se irá: algunos apuntan que aprovechará la salida de Ybarra, algo improbable en este momento, y otros creen que terminará el Programa Crea (2000-2002). Los estatutos le permiten quedarse hasta 2005. Todo dependerá de su relación con Francisco González.

Programa Transform@

Junto a la reestructuración interna, BBVA ha dado pasos importantes en la integración y lo que se denomina Programa Transform@. La primera quedó cerrada en España a los 13 meses y 13 días del anuncio de la fusión. La integración ha supuesto el cierre de 265 oficinas y la apertura de 50. Dos años después de su nacimiento, BBVA es el segundo banco de la zona euro por capitalización –40.747 millones de euros ayer, con lo que ha recuperado el valor de BBV y Argentaria en la fusión–, tras Deutsche Bank.

...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR