El Banco de España pide a varias cajas que frenen los créditos

El Banco de España no ha olvidado los insistentes mensajes que lanzó a bancos y cajas de ahorros en los primeros meses del presente ejercicio para que frenasen su excesivo crecimiento crediticio. Desde entonces, los bancos han moderado considerablemente la expansión crediticia ayudados por la subida de los tipos de interés y por la circular del Banco de España sobre morosidad, que ha provocado que las entidades financieras tengan que destinar provisiones extra para insolvencias, ante un previsible cambio de ciclo económico.

Repercusiones según las cajas

De hecho, el saldo crediticio de los bancos ha pasado de un crecimiento en abril (mes en el que se produjo el mayor aumento) del 17% al 11,6% de octubre. Otro caso es el de las cajas, que no sólo han mantenido las mismas tasas de crecimiento crediticio que a principios de año (que era del 15,28% en enero), sino que las han aumentado. Así, hasta octubre estas entidades, que representan la mitad del sistema financiero español, han experimentado un crecimiento de su saldo crédito del 19,15%, hasta alcanzar los 38,9 billones de pesetas. El crecimiento del crédito experimentado en octubre por el conjunto de las cajas es muy similar al alcanzado en abril (19,52%), mes en el que se produjo el nivel más alto.

Este aumento no ha tenido las mismas repercusiones en todas las cajas. Razón por la que el Banco de España ha aprovechado las tradicionales reuniones que mantiene con las entidades financieras a nivel individual antes del cierre del ejercicio para recomendar a alguna entidad que modere el crecimiento en la concesión de créditos y que controlen sus riesgos. Sólo las cajas que han experimentado mayores subidas en su cartera crediticia, sobre todo las más pequeñas, han sido las destinatarias de este mensaje del Banco de España. Lo mismo sucede con algunos bancos, aunque en este caso estas entidades han optado por frenar más la concesión de préstamos.

Repunte de la morosidad

El repunte de la morosidad, que se ha empezado a detectar desde hace tres meses, aunque no de forma alarmante, como la prudencia que caracteriza al Banco de España en la vigilancia del control de riesgos de las entidades financieras, han sido los detonantes que están provocando que la autoridad supervisora esté mirando con lupa todas las operaciones de bancos, cajas y cooperativas de crédito. A ello se une el cambio de ciclo económico con perspectivas de crecimiento inferiores a las registradas en el último año.

Las cajas...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR