Aumento de capital de una sociedad con aportaciones de no residentes

AutorManuel Faus
Cargo del AutorNotario


Hay que tener en cuenta que lo que ahora interesa no es la nacionalidad del otorgante, sino su residencia. Únicamente cuando aporta bienes un no residente, sea español o extranjero, es cuando hay que tener en cuenta la normativa sobre inversiones extranjeras.

Contenido
  • 1 Definición de inversión extranjera
    • 1.1 Por razón del sujeto
    • 1.2 Por razón del objeto
  • 2 Reglas para el otorgamiento de la escritura
  • 3 Especialidades por la intervención del aportante
    • 3.1 Aportante casado
    • 3.2 Aportante representado por un Poder otorgado en el extranjero
  • 4 Normas especiales a causa del Covid-19
  • 5 Declaraciones posteriores
  • 6 Paraísos fiscales
  • 7 Nota fiscal
  • 8 Legislación básica
  • 9 Legislación citada
  • 10 Referencias adicionales
    • 10.1 En contratos y formularios
    • 10.2 Doctrina
  • 11 Doctrina administrativa citada
Definición de inversión extranjera Por razón del sujeto

Dice el art. 2 Real Decreto 664/1999 de 23 de abril, sobre inversiones exteriores indica que pueden ser titulares de inversiones extranjeras en España:

  • a) Las personas físicas no residentes en España, entendiéndose por tales los españoles o extranjeros, domiciliados en el extranjero o que tengan allí su residencia principal.
  • b) Las personas jurídicas domiciliadas en el extranjero, así como las entidades públicas de soberanía extranjera; y se establece una presunción: las personas físicas de nacionalidad española y las personas jurídicas domiciliadas en España se presumirán residentes en España salvo prueba en contrario.
Por razón del objeto

Tiene el carácter de inversión extranjera, según el art. 3 del R.D. 664/1999 de 23 de abril, sobre inversiones exteriores, entre otros supuestos, toda participación en sociedades españolas, entendiendo comprendidas bajo esta modalidad tanto la constitución de la sociedad, como la suscripción y adquisición total o parcial de sus acciones o asunción de participaciones sociales. Asimismo, quedan también incluidos la adquisición de valores tales como derechos de suscripción de acciones, obligaciones convertibles en acciones u otros valores análogos que por su naturaleza den derecho a la participación en el capital, así como cualquier negocio jurídico en virtud del cual se adquieran derechos políticos.

Reglas para el otorgamiento de la escritura
  • En principio, el RD 664/1999 de 23 de abril liberaliza las inversiones extranjeras, así como su liquidación, sin perjuicio de los regímenes especiales, (transporte aéreo, radio, minerales, Televisión, juego, telecomunicaciones, seguridad privada, armamento, etc.) en los cuales siguen vigentes las limitaciones en cuanto a la cuantía de la inversión, previa autorización, declaración, etc. Procede indicar que:
  • Tal liberalización lo es con carácter general, tanto para no residentes en España que sean nacionales de países comunitarios, como que no lo sean.
  • Por tanto, ha desaparecido, en general, el trámite previo de la Verificación o de la Autorización previa y sólo se mantiene para el notario la obligación de declarar la inversión al Registro de Inversiones.

Pero hay normas de protección de determinados sectores:

Hay necesidad de autorización administrativa previa que se exige a determinados extranjeros para poder ostentar una participación igual o superior al 10 por 100 del capital social de la sociedad española en unos sectores concretos, o cuando como consecuencia de la operación societaria, acto o negocio jurídico se participe de forma efectiva en la gestión o el control de dicha sociedad; a ello se refiere el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19 que modifica la Ley sobre Régimen Jurídico de los Movimientos de Capitales y de las Transacciones Económicas con el Exterior (Ley 19/2003, de 4 de julio añadiendo a esta Ley un artículo 7 bis y modifica el art. 8.2. y el art. 12..2

El Real Decreto-ley 34/2020, de 17 de noviembre, de medidas urgentes de apoyo a la solvencia empresarial y al sector energético, y en materia tributaria contiene la siguiente disposición:

El régimen de suspensión de liberalización de determinadas inversiones extranjeras directas en España regulado en los apartados 2 y 5 del artículo 7 bis de la Ley 19/2003, de 4 de julio, se aplicará hasta el 30 de junio de 2021, a las inversiones extranjeras directas sobre empresas cotizadas en España, o sobre empresas no cotizadas si el valor de la inversión supera los 500 millones de euros, realizadas por residentes de otros países de la Unión Europea y de la Asociación Europea de Libre Comercio. A estos efectos, se considerarán sociedades cotizadas en España aquellas cuyas acciones estén, en todo o en parte, admitidas a negociación en un mercado secundario oficial español y tengan su domicilio social en España.
A efectos de este régimen transitorio, se entenderá por inversiones extranjeras directas aquellas inversiones como consecuencia de las cuales el inversor pase a ostentar una participación igual o superior al 10 por 100 del capital social de la sociedad española, o cuando como consecuencia de la operación societaria, acto o negocio jurídico se adquiera el control de dicha sociedad de acuerdo con los criterios establecidos en el artículo 7.2 de la Ley 15/2007, de 3 de julio, de Defensa de la Competencia, tanto si se realizan por residentes de países de la Unión Europea y de la Asociación Europea de Libre Comercio diferentes a España, como si se realizan por residentes en España cuya titularidad real corresponda a residentes de otros países de la Unión Europea y de la Asociación Europea de Libre Comercio. Se entenderá que existe esa titularidad real cuando estos últimos posean o controlen en último término, directa o indirectamente, un porcentaje superior al 25 % del capital o de los derechos de voto del inversor, o cuando por otros medios ejerzan el control, directo o indirecto, del inversor.

Puede verse el tema Inversiones extranjeras en España

  • Si la aportación del no residente es aportación dineraria:

Datos.- Deberán constar sus datos en la certificación a protocolizar, con el NIE o NIF provisional. Debe tenerse en cuenta que toda aportación, sea en la constitución o en la ampliación de capital, es un acto con trascendencia tributaria a los efectos de la exigencia del DNI, NIE o NIF provisional.

Véase el tema Aportación de socios no residentes en la escritura fundacional de una sociedad

El art. 6 del Real Decreto 304/2014, de 5 de mayo, por el que se aprueba el Reglamento de la Ley 10/2010, de 28 de abril, de prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo dice:

Se considerarán documentos fehacientes, a efectos de identificación formal, los siguientes:
Para las personas físicas de nacionalidad española, el Documento Nacional de Identidad.
Para las personas físicas de nacionalidad extranjera, la Tarjeta de Residencia, la Tarjeta de Identidad de Extranjero, el Pasaporte o, en el caso de ciudadanos de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo, el documento, carta o tarjeta oficial de identidad personal expedido por las autoridades de origen. Será asimismo documento válido para la identificación de extranjeros el documento de identidad expedido por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación para el personal de las representaciones diplomáticas y consulares de terceros países en España.
Excepcionalmente, los sujetos obligados podrán aceptar otros documentos de identidad personal expedidos por una autoridad gubernamental siempre que gocen de las adecuadas garantías de autenticidad e incorporen fotografía del titular.
Para las personas jurídicas, los documentos públicos que acrediten su existencia y contengan su denominación social, forma jurídica...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR