Artículos 842 a 844

AutorJuan Vallet de Goytisolo
Cargo del AutorNotario de Madrid
  1. REQUISITOS PARA LA EFECTIVIDAD DE LA ADJUDICACIÓN PREVISTA EN EL ARTÍCULO 841

    Como he indicado, el ámbito más general y los presupuestos menos rigurosos de la hipótesis del artículo 841 -frente a las reguladas en los artículos 821, 829, 1.056, § 2 y 1.062- se halla compensado por los mayores requisitos, exigidos para su efectividad, que se expresan en los artículos 842, 843 y 844, que contemplaremos conjuntamente.

    Estos requisitos se producen en tres vertientes distintas. Una, la del adjudicatario, para quien juegan, en unos aspectos, a favor, y, en otros, en contra. Otra vertiente se desenvuelve en la de la partición propiamente dicha, en la que habrá de determinarse la justa estimación y regulación del pago en metálico. Y la tercera se refiere a la efectividad del pago propiamente dicho, su plazo, sus garantías y las consecuencias del impago.

    La primera vertiente enunciada, de una parte, favorece al adjudicatario en cuanto le permite, a su elección, satisfacer las legítimas de los percipientes con bienes de la herencia; y, de otra, le constriñe, en cuanto le exige que, en el plazo de un año, comunique a los perceptores su decisión de pagar en metálico y a que lo salde, en otro más, salvo pacto en contrario que establezca otro término, con la consecuencia de la caducidad de la opción tanto por la no comunicación como por el impago.

    La partición propiamente dicha que efectúe el contador partidor -testamentario o dativo- requiere la confirmación de todos los hijos o su aprobación judicial -según el texto del artículo 843-; pero, además, es necesario precisar el ámbito de las facultades de los contadores partidores, por lo cual deberemos acudir a su fuente, fundamento y funciones para analizarlos e inducir las consecuencias dimanantes.

  2. LA OPCIÓN DE LOS HIJOS O DESCENDIENTES OBLIGADOS A PAGAR

    El artículo 842, en la primera parte del texto hasta su segunda coma, hace pensar que, en el supuesto del artículo 841, cada uno de los adjudicatarios tiene la facultad de dar bienes en pago del metálico que deba pagar a los legitimarios a quienes corresponda. Pero la lectura del último inciso -es decir, desde la segunda coma al final- desvanece esta primera impresión, puesto que para este caso determina la aplicación de los artículos 1.058 a 1.063 C. c, es decir la práctica de la partición por los herederos.

    En el antiguo § 2.° del artículo 840, la facultad alternativa de los hijos legítimos de satisfacer la cuota de los hijos naturales en dinero o en otros bienes de la herencia a justa regulación, se entendía que otorgaba a los hijos legítimos la elección de los bienes con que pagarla, sin que a los hijos naturales les correspondiera otro derecho que el de exigir que se hiciera «a justa regulación»1, y sin que pudieran intervenir en el pago que con bienes hereditarios los hijos legítimos hicieran a otros hijos naturales2. En cambio, el actual artículo 842 no concede una opción semejante al hijo adjudicatario, sino que, en el caso de que éste decida no pagar en metálico las cuotas de sus hermanos, se procederá a partir la herencia, conforme las reglas ordinarias de la partición efectuada por los herederos. Claro está que, en el supuesto de que el testador hubiese designado un contador partidor, a tenor del artículo 1.057 § 1.°, éste deberá efectuar la partición de conformidad a los artículos 1.061 y 1.062.

    Por consiguiente, la opción concedida al adjudicatario o adjudicatarios del artículo 841 es la de elegir entre aceptar la adjudicación y su consiguiente obligación de pagar en metálico a aquéllos a quienes corresponda la estimación de su respectiva porción hereditaria, o bien, renunciar a la adjudicación y someterse a la normal partición de la herencia.

    El inciso 1.°, § 1.°, artículo 844 lo confirma así pues indica la necesidad de ejercitar la opción dentro del año de la apertura de la sucesión y determina la forma de ejercitarla, así como las consecuencias de no hacerlo. La forma prescrita requiere la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR