Seguridad alimentaria en Centroamérica: desafíos y perspectivas

AutorCarmelo Gallardo - Juan Carlos García Cebolla
Páginas135-151

Page 136

Introducción

El último informe del Estado de la Región (2011) aporta un análisis detallado de la realidad centroamericana en los últimos años, y de las luces y sombras que se ciernen sobre los 45 millones de ciudadanos del istmo. Entre las luces, "aun en medio de fuertes presiones del entorno, se registraron aumentos en la esperanza de vida, continuaron reduciéndose las tasas de mortalidad infantil y además se incrementó la cobertura educativa"; pero también el informe señala que "Centroamérica experimentó preocupantes retrocesos económicos, ambientales, sociales y políticos, así como la ampliación de las brechas socioeconómicas y políticas, especialmente entre naciones del sur (Costa Rica y Panamá) y las del centro-norte" (Estado de la Región, 2011. Capítulo 1, sinopsis).

Este artículo analiza en profundidad la situación de la seguridad alimentaria de Centroamérica, tomando como guía algunos de los hechos que el mencionado informe Estado de la Región identifica en el período 2008-2011, hechos que reflejan con claridad la exposición de Centroamérica a amenazas globales, que se conjugan con vulnerabilidades socialmente construidas a lo largo de décadas (Estado de la Región, 2011).

En las siguientes páginas, los autores examinan algunos temas clave que los expertos multidisciplinares han consensuado como esenciales en Centroamérica, re-interpretándoles desde la perspectiva de la seguridad alimentaria y aportando una mirada desde las políticas y programas públicos y las instituciones

Page 137

existentes o necesarias para pasar de las buenas intenciones a una acción que progresivamente asegure el Derecho a la Alimentación, llegando de modo efectivo a los más vulnerables.

Seguridad alimentaria y nutricional

La definición oficial de Seguridad Alimentaria acordada por los Gobiernos se estableció en la Cumbre Mundial de la Alimentación que FAO celebró en Roma en el año 1996. En Centroamérica, se utiliza de forma generalizada la definición que hizo el Instituto de Nutrición de Centroamérica y Panamá (1999) en 1999, con los mismos atributos que la primera pero bajo el concepto de Seguridad Alimentaria y Nutricional (SAN). Este es el término que se utiliza en este artículo, y cabe señalar que ambas acepciones ya se han mejorado en todas las leyes aprobadas en Centroamérica en los últimos años, haciendo que la SAN no sea un estado o una característica, sino que sea la expresión de un Derecho Humano.

Uno de los desafíos más importantes que afronta Centroamérica es el de asegurar a su ciudadanía la seguridad alimentaria y nutricional y la realización del derecho a la alimentación adecuada. Un desafío que, como los restantes, plantea la necesidad de lograr una vida digna y prospera de sus ciudadanos, y la inserción, favorable o no, en un mundo cada vez más complejo e interdependiente que, a su vez, afronta los mismos retos.

Sin dejar de lado la profundidad de los retos que afronta Centroamérica en lo que respecta a su seguridad alimentaria y nutricional, antes hay que señalar que la región ha tenido en la última década avances en algunas materias que no conviene perder de vista. El comercio intrarregional, dentro del cual los productos agroalimentarios casi suponen la mitad (Estado de la Región, 2011, capítulo 4, p. 375), ha experimentado un avance a lo largo de la última década. Iniciativas como la negociación conjunta para la compra de medicamentos muestran cómo la integración regional puede avanzar con acciones concretas que influyen en la vida cotidiana de las personas.

La inversión social ha tenido un fuerte crecimiento a lo largo de la década. Dentro de la misma hay que destacar la adopción de programas focalizados para la población en extrema pobreza, como los programas de transferencias condicionadas1, que indirectamente se han constituido en un elemento que

Page 138

facilita un acceso mas estable a los alimentos para importantes sectores de la población más vulnerable. El desarrollo de estos programas ha ido asociado a una construcción de capacidades de gestión y operación de programas que permite mejorar la implementación de políticas en otras áreas; igualmente hay que destacar que estos programas han supuesto también una mejora en términos de transparencia y reducción de prácticas clientelares en las acciones que apuntan a la población más vulnerable.

Panorama de la seguridad alimentaria y nutricional

Hay diferentes enfoques para cuantificar un concepto o una realidad tan compleja como la SAN, aunque se pueden reducir básicamente a dos enfoques (Maletta y Gómez, 2004): el primero se concentra en una causa inmediata de la inseguridad alimentaria, como es un insuficiente consumo de alimentos; el segundo se refiere a la consecuencia más evidente de este déficit de consumo: la desnutrición.

Los dos principales indicadores del primer Objetivo del Milenio, esto es, reducir a la mitad, entre 1990 y 2015, el porcentaje de personas que padecen hambre, se refieren precisamente a estos dos enfoques: indicador de subnutrición (elaborado por FAO) y desnutrición global o insuficiencia ponderal en niños menores de cinco años (OMS).

Centroamérica: porcentaje de personas subnutridas (2006-2008)

[VER PDF ADJUNTO]

Destaca la elevada incidencia de la subnutrición en Guatemala, que resalta aún más en la gráfica siguiente de desnutrición crónica, pero también llama la

Page 139

atención que Panamá supera a países como El Salvador y Honduras, a quienes duplica y triplica, respectivamente, en términos de PIB per cápita.

Centroamérica: Porcentaje de menores de 5 años con desnutrición crónica moderada y grave

[VER PDF ADJUNTO]

Fuente: UNICEF, 2005-2009

Como se señala más adelante, aunque todavía se mantienen índices muy elevados y los avances son muy limitados, existe en toda Centroamérica una clara y novedosa voluntad política que se manifiesta en la aceptación pública de la dimensión del problema; hace sólo cinco años los Gobiernos no se esforzaban en mostrar esta realidad, mientras que ahora es justo lo contrario: los datos se toman como argumento para políticas y programas de corte social.

El abastecimiento, es decir, la disponibilidad física de alimentos en los países de Centroamérica, no es la causa de la desnutrición crónica infantil y de la inseguridad alimentaria que afronta un porcentaje importante de la población. La principal causa de la inseguridad alimentaria y está asociada a la exclusión económica y social. Es la inequidad en la distribución de ingresos y en el acceso a recursos productivos la que da lugar a la inseguridad alimentaria.

En general la pobreza y la extrema pobreza se redujeron en Centroamérica entre el comienzo del milenio y los años 2006-2007, para volver a subir por efecto de la crisis internacional (alza de precios de energía y alimentos, crisis financiera y económica).

Page 140

Centroamérica: pobreza e indigencia 2000-2002 y 2008-2010

[VER PDF ADJUNTO]

* En el caso de Belice los datos de 2009 se han tomado del 2009 Country Poverty Assessment. National Human Development Advisory Committee. Belize Agosto 2010. http://www.ncabz.org/Portals/0/docs/Country%20Povert%20Assessment.pdf. ** En el caso de Guatemala ENCOVI 2006 y ENCOVI- 2011. INE. Guatemala. http://www.ine.gob.gt/np/encovi/ENCOVI2006/Resultados_Nacionales.pdf http://www.ine.gob.gt/np/encovi/documentos/Pobreza%20y%20Desarrollo%202011.pdf Fuente: Socio-Economic Database for Latin America and the Caribbean (CEDLAS and The World Bank). Base de datos consultada el 23/04/2012.

Factores globales que afectan a la seguridad alimentaria

Alimentos: precios altos y volatilidad

El alza de precios de los alimentos, cuyos efectos se manifestaron a partir del año 2006, ha incrementado la preocupación política por la seguridad alimentaria. A diferencia de América del Sur, Centroamérica no es exportadora de minerales o petróleo; al contrario, es fuertemente dependiente de las importaciones de petróleo y sus derivados para cubrir sus necesidades energéticas. Salvo para El Salvador y Panamá, la balanza agroalimentaria de Centroamérica es positiva2, pero ello no protege a la región del impacto de los elevados precios de los alimentos básicos, dado que la región es fuertemente importadora de granos básicos. Ello se refleja tanto en el impacto que tiene sobre las balanzas corrientes de algunos países y sus tér-minos de intercambio, como en el efecto que tiene sobre la inflación. Los cereales importados respecto al suministro interno (incluye tanto el consumo humano como las cantidades dedicadas a piensos para animales) supusieron en 2007:

Page 141

Centroamérica: Porcentaje de importación de cereales respecto a la disponibilidad total (2007)

[VER PDF ADJUNTO]

Fuente: elaboración propia a partir de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR