Los grandes bancos y cajas de ahorros, seducidos por la externalización para reducir gastos

Hasta hace poco, en el sector bancario, el ‘outsorucing’ se asociaba a la cesión de los ordenadores y de los procesos informáticos a una tercera compañía. Aunque todavía este tipo de tareas sigue suponiendo la parte más relevante de los servicios que se ofrecen, las principales empresas del sector coinciden en que la gestión de las labores administrativas es el área con más probabilidades de crecimiento. Es decir, en que el banco debe centrarse en realizar el negocio financiero y que el resto se puede ceder a empresas especializadas.

De gastos fijos a variables

De las grandes entidades financieras, Argentaria es pionera en subcontratar gran parte de la gestión de los procesos administrativos (back office). La multinacional EDS es la responsable del tratamiento y la presentación, ante la cámara de compensación, de todos los cheques, talones y letras que tramitan las 1.740 oficinas de la entidad. En EDS explican que es como si manejaran las ‘tripas’ del banco; la especialización de EDS permite realizar estas tareas con agilidad y dedicando sólo 40 personas.

Para Argentaria, la ventaja es que sus costes fijos han pasado a ser variables, porque la factura depende del volumen de negocio. Además, para la gestión de la tecnología del departamento de Mercados de Capitales, Argentaria ha contratado a Andersen Consulting.

Por su parte, el BBV trabaja con dos compañías: IBM y Andersen Consulting. La primera le ofrece soporte informático a los servicios centrales, mientras que la segunda está adaptando Altamira, el programa de gestión comercial con el que trabaja el banco en España, a la red de oficinas de Latinoamérica, y que por el momento ya ha implantado en...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR