Actividades para trabajar mediación intercultural en centros de menores

AutorMohammed El Homrani - César Torres Martín - Ángel C. Mingorance Estrada - Antonio Luque De La Rosa
Cargo del AutorUniversidad de Granada - Universidad de Granada - Universidad de Granada - Universidad de Almería
Páginas115-130
115
Capítulo IX
Actividades para trabajar mediación intercultural
en centros de menores
MOHAMMED EL HOMRANI
Universidad de Gra nada
CÉSAR TORRES MARTÍN
Universidad de Gra nada
ÁNGEL C. MINGORANCE ESTRADA
Universidad de Gra nada
ANTONIO LUQUE DE LA ROSA
Universidad de Almería
9.1. INTRODUCCIÓN
Actualmente vivimos en una sociedad globalizada, lo que conlleva que las
migraciones estén presentes en nuestro día a día. A su vez, esto desemboca, en numerosas
ocasiones, en choques culturales entre la cultura dominante de una zona concreta y las
minoritarias e incluso podemos llegar a hablar de choque cultural entre estas últimas.
No deberíamos cometer el error de dar por hecho que, siempre que dos culturas
diferentes se encuentren, se va a producir un conflicto; existen ocasiones en que se establecen
lazos de unión, tolerancia y respeto mutuo hacia lo supuestamente diferente.
España se ha convertido en un destino clave de llegada de migrantes debido a su
cercanía y proximidad al continente africano (Ley 1/abril, 1998). Esto genera una sociedad
diversa y multicultural.
Este capítulo pretende aportar herramientas necesarias para mediar desde la
educación intercultural en un Centro de Protección de Menores. En nuestro caso el tipo de
centro en el que hemos intervenido es un Centro de Orientación e Inserción Laboral (C.O.I.L.)
de la provincia de Granada, pero para proteger la identidad y los datos de los menores no
podemos concretar más. Es importante trabajar desde la educación intercultural por el hecho
de que conviven diferentes culturas. La procedencia de los menores, que actualmente están
residiendo en él, es muy diversa. Encontramos la coexistencia de diferentes credos, como
pueden ser el musulmán, el católico y otros; diversas procedencias geográficas, edades
oscilantes entre los 16 y 18 años y, además, una gran diversidad cultural. Los conflictos
culturales son reiterados.
116
En la actualidad conviven 14 adolescentes, de los cuales: un menor es español, ocho
de procedencia marroquí, uno de Costa de Marfil, uno de Guinea, uno de Gambia y dos de
Mali. Como se puede apreciar, la división en dos grupos, claramente opuestos, está siempre
presente y, por este motivo, son numerosas las ocasiones en las que se producen
enfrentamientos de diversa índole. De ahí la necesidad de aplicar un programa de mediación
intercultural, con la intención de que las relaciones no se vean coaccionadas por la diferencia
cultural (Li, Tien y Chen, 2017).
Por tanto, la necesidad de aportar las herramientas adecuadas para aprender a apreciar
lo que les diferencia y asemeja del resto de compañeros, siempre desde la tolerancia y el
respeto, justifica este trabajo.
9.2. FUNDAMENTOS DE ESTA INTERVENCIÓN
Teniendo en cuenta que vivimos en una sociedad globalizada, con una convivencia
multicultural, resulta imprescindible trabajar desde la interculturalidad, de tal modo que la
convivencia y coexistencia entre las diferentes culturas sea posible, evitando así cualquier
tipo de conflicto. La prevención se hace imprescindible y la mediación necesaria cuando
surgen los conflictos.
Se trata a adentrarnos como sociedad en espacios desconocidos para una gran
mayoría, es decir, conocer y descubrir qué nos diferencia de otras culturas y también que nos
asemeja. Pero no se trata de conocer por conocer, sino de aprender a respetar dichas
diferencias y darnos cuenta de que en la mayoría de las ocasiones existe mayor número de
semejanzas (Allard, 2016; Hossain, 2014; Schachner, Noack, Van de Vijver y Eckstein, 2016;
Wildemeersch, 2017).
Resulta tan importante trabajar desde esta perspectiva intercultural ya que resultará
muy útil para menguar el racismo y rechazo que muchas veces viene provocado simplemente
por el desconocimiento a lo diferente.
Por tanto, debemos movernos en busca de la diversidad para conocerla más a fondo,
aprender de ella siempre desde el respeto y la tolerancia, con la intención de convertirnos en
una sociedad más unida y enriquecida culturalmente; evitando así el rechazo hacia lo
desconocido.
Es por ello la importancia de trabajar desde la educación intercultural, entendida
según Aguado (1998, citado por Cuevas, 2002, p. 181) como un “enfoque educativo basado
en el respeto y valoración de la diversidad cultural, dirigido a todos los miembros de la
sociedad en su conjunto, que propone un modelo de intervención, formal e informal, holístico,
integrado, que configura todas las dimensiones del proceso educativo en orden a lograr la
igualdad de oportunidades/resultados, la superación del racismo en sus diversas
manifestaciones, la comunicación y la competencia interculturales”.
Esta mediación socioeducativa permite a los implicados, no solamente conocer las
diferentes culturas con las que conviven sino, ser capaces de convivir entre ellas e
intercambiar diferentes aspectos (El Homrani, Peñafiel y Hernández, 2017; Gervilla y
Soriano, 2016). Nos encontramos con un núcleo de convivencia muy enriquecedor.

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR