STS 670/2022, 17 de Octubre de 2022

JurisdicciónEspaña
Número de resolución670/2022
EmisorTribunal Supremo, sala primera, (Civil)
Fecha17 Octubre 2022

T R I B U N A L S U P R E M O

Sala de lo Civil

Sentencia núm. 670/2022

Fecha de sentencia: 17/10/2022

Tipo de procedimiento: CASACIÓN

Número del procedimiento: 6161/2021

Fallo/Acuerdo:

Fecha de Votación y Fallo: 05/10/2022

Ponente: Excmo. Sr. D. Antonio García Martínez

Procedencia: AUD.PROVINCIAL DE MADRID. SECCION N. 21

Letrada de la Administración de Justicia: Ilma. Sra. Dña. Mª Teresa Rodríguez Valls

Transcrito por: Emgg

Nota:

CASACIÓN núm.: 6161/2021

Ponente: Excmo. Sr. D. Antonio García Martínez

Letrada de la Administración de Justicia: Ilma. Sra. Dña. Mª Teresa Rodríguez Valls

TRIBUNAL SUPREMO

Sala de lo Civil

Sentencia núm. 670/2022

Excmos. Sres. y Excma. Sra.

D. Francisco Marín Castán, presidente

D. Francisco Javier Arroyo Fiestas

D.ª M.ª Ángeles Parra Lucán

D. José Luis Seoane Spiegelberg

D. Antonio García Martínez

En Madrid, a 17 de octubre de 2022.

Esta Sala ha visto los recursos de casación interpuestos por D. Fermín, representado por la procuradora Dña. María José Rodríguez Teijeiro, bajo la dirección letrada de D. José Ignacio Antolín Esguevillas, y por D. Gerardo, representado por el procurador D. Jorge Andrés Pajares Moral, bajo la dirección letrada de D. Rafael Gómez Nix, contra la sentencia dictada por la Sección Vigesimoprimera de la Audiencia Provincial de Madrid el 17 de mayo de 2021 en el recurso de apelación núm. 234/2020, dimanante de los autos de juicio ordinario para la tutela del derecho al honor, a la intimidad y a la propia imagen núm. 1137/2016, procedentes del Juzgado de Primera Instancia núm. 36 de Madrid.

Ha sido parte recurrida D. Humberto, representado por la procuradora Dña. Silvia Ayuso Gallego y bajo la dirección letrada de D. David Bravo Bueno.

Ha sido parte el Ministerio Fiscal.

Ha sido ponente el Excmo. Sr. D. Antonio García Martínez.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO

Tramitación en primera instancia

  1. La procuradora Dña. Silvia Ayuso Gallego, en nombre y representación de D. Humberto, interpuso una demanda de juicio ordinario contra la Asociación de Usuarios de Servicios Financieros, "Ausbanc Empresa", D. Gerardo y D. Fermín, por intromisión ilegítima en el honor de su representado, y alegando los hechos y fundamentos jurídicos que consideró de aplicación, solicitó del Juzgado que se dictara sentencia por la que:

    "[...]1. Se declare la existencia de intromisión ilegítima en el honor de mi representada por las publicaciones del periódico Mercado de dinero.

    " 2. Se condene a los demandados a la publicación de la sentencia condenatoria o la parte decida en el fallo y a la difusión de la misma desde los tres números sucesivos de Mercado de Dinero siguientes a la firmeza de la sentencia conforme a las indicaciones propuestas en nuestro fundamento de derecho séptimo. Subsidiariamente y para el caso de que Mercado de Dinero no se publique en la fecha de la firmeza de la sentencia, el demandado publicará el fallo de la sentencia en un diario de idéntica o mayor tirada que Mercado de Dinero con difusión en todo el Estado e igualmente en tres números consecutivos.

    " 3. Se condene solidariamente a los demandados al pago de una indemnización de 50.000 euros o a la que el Juzgado considere oportuna.

    " 4. Se declare la existencia de intromisión ilegítima en el honor de mi representada por los comentarios vertidos en su cuenta personal de Twitter por el demandado D. Fermín.

    " 6. Se condene al demandado D. Fermín a publicar una rectificación en los términos referidos en esta demanda en el fundamento de derecho séptimo B.

    " 7. Se condene al demandado D. Fermín al borrado de los tuits identificados en los documentos 13 a 34 de esta demanda.

    " 8. Se condene al demandado D. Fermín al pago de una indemnización de 15.000 euros o la que el Juzgado considere oportuna.

    "9. Se condene a los demandados al pago de las costas del presente procedimiento".

  2. La demanda fue presentada el 17 de noviembre de 2016 y repartida al Juzgado de Primera Instancia núm. 36 de Madrid donde se registró como Juicio Ordinario núm. 1137/2016.

  3. Por decreto de 5 de diciembre de 2016 se admitió a trámite la demanda y se acordó emplazar a los demandados a fin de que la contestasen en el plazo de veinte días. La procuradora Dña. María José Rodríguez Teijeiro, compareció en representación de D. Fermín y presentó escrito de contestación a la demanda oponiéndose a la misma. El Ministerio Fiscal se personó en forma y contestó a la demanda. Por diligencia de ordenación de 23 de junio de 2017 al no haber comparecido la parte codemandada Asociación de Servicios Financieros "Ausbanc Empresa" y D. Gerardo se declaró a dicha parte en situación de rebeldía procesal. El 3 de noviembre de 2017 se alzó la situación procesal de rebeldía de D. Gerardo al haber comparecido en forma en virtud del nombramiento de profesionales del turno de oficio a la audiencia previa al juicio, teniéndole por personado sin retroacción de las actuaciones.

  4. Tras seguirse los trámites correspondientes, la magistrada-juez del Juzgado de Primera Instancia núm. 36 de Madrid, dictó la sentencia n.º 194/2018 de 26 de julio de 2018, con la siguiente parte dispositiva:

    "FALLO

    " Que estimando íntegramente la demanda interpuesta por D. Humberto representados por la Procuradora Dª. Silvia Ayuso Gallego, contra ASOCIACION DE USUARIOS DE SERVICIOS FINANCIEROS "AUSBANC EMPRESA" citada por edictos y declarada en rebeldía, D. Gerardo representado por el procurador D. Jorge Andrés Pajares Moral y contra D Fermín representado por la procuradora Dª M.ª José Rodríguez Tejeiro, debo declarar y declaro:

    " 1.º- Que la información facilitada por las demandadas a través periódico Mercado de Dinero de los meses correspondiente a abril, mayo y junio de 2014 así como la información de la página web, son constitutivas de una intromisión ilegítima por parte de los demandados en el derecho al honor del demandante.

    " 2º.- Que debo condenar y condeno solidariamente a los demandados al pago de la cantidad de 9.000 euros.

    " 3º. - Se condena a las demandadas a la cesación de dicha intromisión ilegítima en los derechos fundamentales del demandante.

    " 4º.- Se ordena a las demandadas a la publicación a su costa del fallo de la sentencia y a la difusión de la misma desde los tres números sucesivos de Mercado de Dinero siguientes empezando por el inmediatamente siguiente a la fecha de la firmeza de la presente. Subsidiariamente y para el caso de que Mercado de Dinero no se publique en la actualidad, los demandados publicaran el fallo de la sentencia en un diario de idéntica o mayor tirada que Mercado de Dinero con difusión en todo el Estado e igualmente en tres números consecutivos.

    " 5º.- Se declara la existencia de intromisión ilegítima en el honor del demandante por los comentarios vertidos en la cuenta personal twitter por parte de d. Fermín

    " 6.º -Se condena al demandado a publicar el fallo de la sentencia dentro de los cinco días siguientes a la firmeza de la misma en la red social twitter del demandado, mediante la transcripción del fallo en un tweet usando una herramienta creada al efecto para aumentar el número de caracteres permitidos, publicando durante 10 días consecutivos en un horario de mañana de 9 a 14 horas o tarde de 20 a 22 horas.

    " 7.º- Se condena a D. Fermín a borrar los tweets identificados con los números 13 a 34 de la demanda. De su cuenta personal de twitter.

    " 8.º- Se condena a D. Fermín a abonar al demandante en concepto de indemnización la suma de 3.000 euros.

    " Se condena a los demandados a las costas causadas".

SEGUNDO

Tramitación en segunda instancia

  1. La sentencia de primera instancia fue recurrida en apelación por la representación de Fermín y también por la representación de Gerardo. La representación de D. Humberto presentó escrito oponiéndose a los dos recursos de apelación, solicitando su desestimación y la confirmación de la sentencia recurrida, con expresa condena en costas a los recurrentes. El Ministerio Fiscal se opuso a los recursos de apelación interpuestos.

  2. La resolución de este recurso correspondió a la Sección Vigesimoprimera de la Audiencia Provincial de Madrid, que lo tramitó con el número de rollo 234/2020, y tras seguir los correspondientes trámites dictó sentencia de fecha 17 de mayo de 2021, cuya parte dispositiva dice así:

"FALLAMOS:

"Que estimando, en parte los recursos de apelación interpuestos por los Procuradores D. Jorge Andrés Pajares Moral y Dña. María José Rodríguez Teijeiro, en la representación que cada uno ostenta, debemos revocar y revocamos en parte la sentencia dictada el día 26 de julio de 2018 por la Magistrada titular del Juzgado de Primera Instancia número 36 de Madrid en el procedimiento ordinario número 1137/2016 del que la presente apelación dimana, de tal manera que la cuantía de la indemnización fijada en el número 2. º del fallo será de 5.000 euros y la fijada en el número 8º del fallo será de 1.000 euros, manteniendo el resto de pronunciamientos contenidos en los restantes números del fallo; asimismo, las costas procesales ocasionadas en la primera instancia deberán ser abonadas por cada parte las causadas a su instancia y las comunes por mitad.

" Las costas ocasionadas en esta segunda instancia deberán ser abonadas por cada parte las causadas a su instancia y las comunes por mitad.

" Disponemos que se devuelva a la parte apelante la totalidad del depósito que constituyó para interponer el presente recurso de apelación".

TERCERO

. Interposición y tramitación de los recursos de casación

  1. La procuradora Dña. María José Rodríguez Teijeiro en representación de D. Fermín, interpuso recurso de casación frente a la mencionada sentencia dentro del plazo legal y al amparo de lo dispuesto en el artículo 477.2.1 º de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

    1.1 Fundamenta la interposición del recurso en tres motivos que introduce en su escrito con los siguientes encabezamientos:

    "PRIMERO: Al amparo del artículo 477.2.1 º LEC, por infracción del art. 20.1.a) y d) de la Constitución Española y art. 10 del convenio Europeo de Derechos Humanos, vulneración de los derechos fundamentales a la libertad de expresión e información.

    " SEGUNDO: Al amparo del artículo 477.2.3 º LEC, por infracción de los arts. 7.7 y 9.3 L.O. 171982 de 5 de mayo, por duplicidad de la responsabilidad civil del demandado y enriquecimientos injusto del actor.

    " TERCERO: Al amparo del artículo 477.2.3 º LEC, por infracción del art. 20.1.a) de la Constitución Española, art. 10 del Convenio de Derechos Humanos, y art. 7.7 L.O. 1/1982 de 5 de mayo por incorrecta ponderación de los derechos fundamentales en conflicto".

  2. Don Jorge Andrés Pajares Moral en representación de Gerardo, interpone también recurso de casación para la tutela judicial civil de derechos fundamentales, conforme a lo dispuesto en el artículo 477.2.1 º de la Ley de Enjuiciamiento Civil, fundamentado en un motivo que enuncia así:

    "PRIMERO: Al amparo del artículo 477.2.1 º LEC por infracción del art. 20.1.a) y d) de la constitución española y art. 10 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, vulneración de los derechos fundamentales de expresión e información".

  3. Recibidas las actuaciones en esta sala y personadas las partes, previo traslado por providencia de 15 de diciembre de 2021 de las posibles causas de inadmisión de los recursos, vistas las alegaciones de las partes, por auto de fecha 18 de mayo de 2022 se acordó admitir los recursos de casación interpuestos. Se dio traslado a la parte recurrida para que formalizara su oposición, lo que hizo mediante la presentación del correspondiente escrito. El Ministerio Fiscal en base a las alegaciones que expone en escrito de fecha 6 de julio de 2022 interesa la desestimación de los dos recursos de casación interpuestos.

  4. Por providencia de 9 de septiembre de 2022 se nombró ponente al que lo es en este trámite y se acordó resolver los recursos sin celebración de vista, señalándose el día 5 de octubre de 2022 para la votación y fallo, fecha en que ha tenido lugar a través del sistema de videoconferencia habilitado por el Ministerio de Justicia.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO

Resumen de antecedentes

  1. D. Humberto interpuso una demanda contra la Asociación de Usuarios de Servicios Financieros, D. Gerardo y D. Fermín, por intromisión ilegítima en su derecho al honor, en la que solicitó que se dictara sentencia con los pronunciamientos que ya hemos consignado en el antecedente de hecho primero de esta resolución.

    En los hechos de la demanda, el demandante expone que los demandados dedicaron tres números consecutivos de su publicación, Mercado de Dinero, en concreto, los núms. 245, 246 y 247, correspondientes a los meses de abril, mayo y junio de 2014, respectivamente (docs. 7 a 9 de la demanda), a una información que no tenía más objeto que desacreditarle, y que estaba repleta de insultos y descalificaciones hacia su persona, al catalogarlo de matón perteneciente a un clan mafioso y a una mafia policial que acosa y trata de destruir a una persona utilizando acciones que recuerdan a los CDR (comités de defensa de la revolución) cubanos o, incluso, a las SS alemanas en sus actuaciones contra los judíos. Añade que el Sr. Fermín utilizó también su cuenta de Twitter para repetir dichos artículos, acompañarlos de una catarata de insultos y descalificaciones con ánimo puramente difamatorio, y, además de publicarlos, dirigirlos a personas y entidades específicas, cuidadosamente seleccionadas, para aumentar sus potenciales lectores e incrementar su impacto (docs. 13 a 34 de la demanda).

    El demandante dice, asimismo, que lo anterior tiene su raíz en unos hechos triviales sobre los que relata lo siguiente:

    "La organización de consumidores FACUA, de la que D. Ceferino es portavoz, advirtió de que una determinada señora, que se decía profesora de la Policía y la Guardia Civil, había falseado esta parte de su curriculum, lo que confirmó al preguntar a los responsables de prensa de la Policía y la Guardia Civil. [...] tras consultarlo con el cuerpo y como voz de la policía en Twitter, confirmó esta información de FACUA desde la cuenta oficial de la Policía, manifestando que efectivamente esta señora no era ni había sido nunca profesora de la Policía, aunque había dado alguna que otra charla como miles de profesionales a lo largo del año (doc 6). Por otra parte [...], desde su cuenta personal de Twitter dio su opinión sobre este hecho, como otros tantos usuarios de esta red social.

    " Los demandados, que como decimos tienen una conocida campaña de difamación contra FACUA en general y contra D. Ceferino en particular, aprovecharon estos hechos para sobredimensionarlos, calificar de acoso estos comentarios y lanzar todo tipo de insultos y descalificaciones contra [... él], por haber cometido el "error" de haberse puesto del lado de aquellos contra los que los demandados tienen una pública y conocida contienda.

    " Es evidente que los hechos sucedidos -e incluso la versión más sobredimensionada de los mismos- están lejos de permitir que pueda manifestarse que [...] pertenece a un "clan mafioso", que es un matón que pertenece a una "mafia policial" que acosa y "trata de destruir a una persona" con acciones semejantes a las de los nazis contra los judíos".

  2. Tras la oposición del Sr. Fermín, el Juzgado de Primera Instancia dictó sentencia en la que estimó la demanda al considerar constitutivas de intromisión ilegítima en el derecho al honor del demandante: (i) por un lado, las publicaciones de Mercado de Dinero antes mencionadas, por lo que condenó a los demandados al cese de la intromisión, a la publicación del fallo de la sentencia y, solidariamente, a pagar al demandante como indemnización la suma de 9000 euros; (ii) y por otro lado, los comentarios vertidos por el Sr. Fermín en su cuenta personal de Twitter, por lo que condenó a este a borrarlos, a publicar en dicha red social el fallo de la sentencia, y a pagar al demandante como indemnización la suma de 3000 euros.

  3. Interpuesto recurso de apelación tanto por el Sr. Gerardo como por el Sr. Fermín, la Audiencia Provincial dictó sentencia estimándolos, pero solo en parte y en el único sentido de reducir el importe de las condenas dinerarias, rebajando la cuantía de las indemnizaciones reconocidas en la sentencia de primera instancia (de 9000 a 5000 euros y de 3000 a 1000 euros), y de no imponer a ninguna de las partes litigantes las costas de la primera instancia. En lo demás, la Audiencia Provincial considera acertada la sentencia de primera instancia. En este sentido sostiene:

    (i) Que ni la libertad de información ni la libertad de expresión "[...] amparan el derecho al insulto o la imputación de delitos o de pertenencia a asociaciones delictivas que no se corresponde con la realidad, ni siquiera como figura literaria o periodística, que no lo son los contenidos publicados en el medio editado y dirigido por los demandados y en la red social. Y eso es lo que suponen las expresiones recogidas en la sentencia y consideradas lesivas del honor del demandante".

    (ii) Que no se encuentra justificación alguna para titular sin atisbo alguno de sátira "[...] Matones 2.0, justo encima de la fotografía del actor, e indicando en el cuerpo que "no es otro que el community manager de la @policía", titulando, a modo de reportaje, "LA NOSTRA CASA Cómo manipular a los consumidores" e introduciendo el texto con "matones a secas es lo que son Ceferino y su clan mafioso", imputando al demandante nada menos que "actuaciones que recuerdan a los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) cubanos -que vigilan a sus vecinos y delatan sus actuaciones-, o incluso a las SS alemanas en sus actuaciones con los judíos" reiterando, después, como miembro del supuesto grupo delictivo (pues a eso es, al fin y al cabo, a lo que apuntan las expresiones anteriores, por más que se niegue) "la presencia en el grupo del CM de la Policía", que no es otro que el demandante (documento 7 de la demanda, página 12, número de abril de 2014). El reportaje se repite con la misma cabecera ("LA NOSTRA CASA Cómo manipular a los consumidores" juego de palabras evidente y con el que se imputa la pertenencia a una organización mafiosa) en el siguiente número, de mayo de 2014 (documento 9 de la demanda, página 10), insistiendo en la imputación delictiva con el título "Mafia Policial" sobre la foto del actor, identificándolo nuevamente con su nombre y como CM de la Policía Nacional, lo que se reitera en el número de junio de 2014 (documento 9 de la demanda, página 10), en que se habla de "LOS MATONES 2.0", indicando que "el propio community manager de la Policía, Humberto, participe, junto a una red de 'matones 2.0' en acciones de acoso e insulto a personas en la Red"".

    (iii) Que no se plantea que no pueda criticarse o informarse de la actuación del demandante por insultar en Twitter a una tercera persona, pero que no "[...] existe relación de ello con los demandados ni, en cualquier caso, ello legitima a éstos para verter expresiones objetivamente atentatorias contra el honor que, además y como se afirma en la sentencia de instancia, resultan totalmente innecesarias tanto para la crítica como para la información.

    "Y lo mismo cabe decir de la acción de compartir D. Fermín en su twitter personal los artículos anteriores pero añadiendo sus propios comentarios (documentos 13 y siguientes de la demanda), tales como "Lo malo es que el tuitero de la Policía está con su propia mafia", tras etiquetar a @policía; "@policía cuidado con dar aire a estos manipuladores"; "@ DIRECCION000 [Nick en twitter del demandante] @policia el mafioso que coacciona junto a ti a buenas personas"; "@policía EL TUITERO DE POLICÍA METIDO EN TRAMA MAFIOSA CON FACUA"; "Métodos ilegales en la RED por FACUA y la policía?";"Basta de corrupción y coacciones" con pantallazo de la publicación ¿Matones 2.0? en que se distingue claramente la fotografía del actor; "Miedo da!!! Mafia policial con Gacua. Ni en tiempos de Franco"; "el mundo tuiter también encierra peligros y mafiosos"; "cuidado con el Tuitero de Policía. Forma parte de una extraña red mafiosa"; "Hay mucho matón mafioso suelto. El tuitero de la policía con la banda de Facua"; "hay una Mafia que investigar: la secta FACUA (facturas falsas UGT- Andalucía) y Tuitero Policía"; "La mafia del Tuitero de la Policía"; "Lo malo es que el tuitero de la Policía está con su propia Mafia"".

    (iv) Que es evidente, pese a los esfuerzos de los recurrentes por señalar el contexto y desvincular las expresiones de su sentido literal que "[...] no hay justificación alguna para tales expresiones, objetivamente lesivas del honor en cuanto, precisamente y más en ese contexto, imputan al demandado un concierto con terceros para la comisión de delitos o para actuaciones equivalentes a las propias de la Mafia, los CDR, las SS o los matones, por más que con el añadido 2.0 se quiera circunscribir este último adjetivo al ámbito de internet. Que no se está diciendo que el demandante lleve a cabo exactamente las mismas actuaciones de las organizaciones o calificativos con que se le relaciona es evidente, pero con la comparación se le está equiparando con dichas organizaciones o con aquellos a quienes les son atribuibles tales calificativos, lo cual no tiene nada que ver con aquello sobre lo que se pretende informar o sobre lo que se pretende criticar.

    "Y, en este sentido, y en relación con el recurso de D. Gerardo, conviene señalar que lo que se considera atentatorio del honor del actor son las expresiones y calificativos indicados, que no son información, por más que se incluyan dentro de un artículo referido a unos hechos, sino que se enmarcarían, como alega D. Fermín, en su caso, en la libertad de expresión; la pertenencia a las organizaciones indicadas en los artículos o si el demandante es o no mafioso o pertenece a una organización establecida para manipular consumidores o para intimidar a terceros no es la noticia, eso se usa como recurso dentro de la supuesta noticia, tal y como se viene a reconocer en los recursos, recurso periodístico que, como ya se ha dicho, no está justificado en cuanto lesivo del honor del actor".

    (v) Que en la ponderación de los derechos en conflicto "[...] se comprueba que ni la materia a que se refieren los textos es de interés general, ni el actor es una persona de evidente proyección pública, o al menos hasta el punto de que puedan justificarse artículos y expresiones como los litigiosos, ni en ningún caso la crítica o la información justificaban la utilización de términos objetivamente ultrajantes para el actor, ni muchísimo menos durante tres meses seguidos, a través de las tres publicaciones mensuales, escritas, y además en un medio destinado a la difusión en ciertos sectores, ni con la reiteración con que se comparten los artículos en twitter, con introducción de nuevas expresiones lesivas del honor del demandante (documentos 13 a 34 de la demanda, 22 publicaciones, por tanto) y con etiquetado de periodistas y políticos, además del propio actor y de la Policía, para la que prestaba servicios".

    (vi) Y que no existe la duplicidad en la condena que el Sr. Fermín denuncia en su recurso "[...] puesto que los hechos por los que es condenado [...] son diferentes, dando lugar cada uno a un pronunciamiento diferente: en un caso, como editor de MERCADO DE DINERO, por la intromisión ilegítima en el honor del actor a través de los artículos publicados en dicho medio, y solidariamente con el director y la asociación que también asume la condición de editora; en el otro, por su actuación personal en la red social twitter, en la que no se limitó a compartir los artículos anteriores, sino que introdujo sus propias afirmaciones o expresiones lesivas del honor del actor, etiquetando a periodistas y políticos, dándoles así mayor repercusión".

  4. Disconformes con lo decidido, los codemandados-apelantes han interpuesto recurso de casación, por la vía del art. 477.2.1. º LEC. El Sr. Fermín con fundamento en tres motivos y el Sr. Gerardo con fundamento en un motivo único; habiendo sido admitidos todos los motivos. El demandante-apelado y el fiscal se han opuesto a ambos recursos y solicitado su desestimación.

SEGUNDO

Motivos de los recursos. Decisión de la sala

  1. El recurso interpuesto por el Sr. Fermín se funda en tres motivos:

    1.1 En el motivo primero se denuncia la infracción de los arts. 10 CEDH y 20.1.a) CE por vulneración de los derechos fundamentales a la libertad de expresión e información. Lo que alega el recurrente es que la sentencia recurrida prescinde del necesario juicio de ponderación entre los límites de los derechos a la libertad de expresión y el derecho al honor, al inobservar los parámetros esenciales para dicha ponderación en el conflicto de los derechos fundamentales fijados por esta sala en su más reciente jurisprudencia y en concreto, se acusa: (i) la omisión del contexto de la publicación periodística y la indebida consideración aislada de las expresiones litigiosas, (ii) y el indebido uso del juicio sobre la necesidad de una expresión peyorativa para formular la crítica periodística como criterio esencial de ponderación de los dos derechos en liza.

    1.2 En el motivo segundo se denuncia la infracción de los arts. 7.7 y 9.3 LOPDH. Lo que se alega es duplicidad de la responsabilidad civil del recurrente y enriquecimiento injusto del recurrido.

    1.3 Y en el motivo tercero se denuncia la infracción de los arts. 10 CEDH, 20.1.a) CE y 7.7 LOPDH. Y lo que se alega es la incorrecta ponderación de los derechos fundamentales en conflicto.

  2. El recurso interpuesto por el Sr. Gerardo se funda en un motivo único en el que denuncia la infracción de los arts. 10 CEDH, 20.1.a) CE y 7.7 LOPDH. Lo que alega el recurrente es que la sentencia recurrida prescinde del necesario juicio de ponderación entre los límites de los derechos a la libertad de expresión y el derecho al honor, al inobservar los parámetros esenciales para dicha ponderación en el conflicto de los derechos fundamentales fijados por esta sala en su más reciente jurisprudencia y en concreto, se acusa: (i) la omisión del contexto de la publicación periodística y la indebida consideración aislada de las expresiones litigiosas, (ii) y el indebido uso del juicio sobre la necesidad de una expresión peyorativa para formular la crítica periodística como criterio esencial de ponderación de los dos derechos en liza.

  3. El motivo primero del recurso interpuesto por el Sr. Fermín y el motivo único del recurso interpuesto por el Sr. Gerardo son idénticos, así que los examinaremos y resolveremos conjuntamente.

    3.1 Lo que se sostiene en dichos motivos es que en la sentencia de segunda instancia las expresiones litigiosas se rescatan aisladamente, y de forma absolutamente descontextualizada, de los tres artículos publicados en Mercado de Dinero; que se les asigna a estas, de entre sus muchos significados, e inmotivadamente, los que pueden resultar más ultrajantes para el actor, desconectándolas, además, del contexto satírico y de opinión en el que se enmarcan, y sin tener en cuenta la mayor permisibilidad en el uso de expresiones malsonantes, groseras e incluso hirientes como hipérbole o recurso al servicio del opinante en un contexto de mordacidad; y que las expresiones cuestionadas han sido emitidas en el marco de unos artículos de prensa por un periodista, por lo que la libertad de expresión reviste un plus de refuerzo en el conflicto con el honor de las personas concernidas, habiendo sido superado el criterio de la necesidad en el uso de dichas expresiones a fin de justificar la crítica por el criterio de la conexión de las mismas con el mensaje publicado o la crítica realizada.

    También se precisa en ambos motivos que "El contexto de los artículos, tal y como se desprende de una completa lectura de los mismos, se centra en criticar la existencia de una extensa red de cuentas anónimas de twitter o "trolls" que presuntamente habrían estado siendo utilizados o teledirigidos por FACUA y sus dirigentes para trolear (ciberacosar) a otras cuentas "enemigas" o "contrarias" a los postulados de dicha organización. En este contexto se incluye al actor, en uso de su cargo de CM de la policía, como partícipe de este tipo de conductas, y persona estrechamente relacionada con FACUA y Ceferino. Todo lo anterior, además, se contextualiza con la noticia del ciberacoso a una persona concreta imputado al demandante, haciéndose eco después, de que dicha persona acosadas por éstos, ha instado acciones judiciales (civiles) frente a ellos".

    3.2 Es cierto, y así lo hemos declarado, en línea con la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y del Tribunal Constitucional, entre otras, en las sentencias 551/2021, de 20 de julio; 397/2021, de 15 de junio; 158/2020, de 10 de marzo; 540/2018, de 28 de septiembre; 35/2017, de 19 de enero; y todas las demás que estas citan, algunas de ellas del Tribunal Constitucional y del Tribunal Europeo de Derechos Humanos: (i) que en la ponderación del derecho al honor y la libertad de expresión (que son los derechos entre los que se produce el conflicto que nos trasladan los recursos de casación) debe tenerse en cuenta la situación o contexto donde se producen las expresiones tenidas por afrentosas; (ii) que las expresiones deben valorarse dejando al margen una concepción abstracta del lenguaje (estrictamente sintáctica o semántica) en beneficio de una concepción pragmática, según la cual el lenguaje, como actividad humana de orden práctico, debe considerarse en relación con su contexto, por lo que, expresiones ofensivas por su significado si son aisladamente consideradas, no pueden considerarse como una intromisión ilícita si se consideran proporcionadas con la finalidad informativa o valorativa que se pretende en contextos de crítica; siendo numerosos los casos en los que hemos reconocido, atendidas las circunstancias, la utilización de un lenguaje hiperbólico, efectista, sarcástico, jocoso o mordaz, y declarado, también, que la libertad periodística incluye el recurso a la exageración e incluso a la provocación; (iii) que la libertad de expresión, por su dimensión institucional, como garantía para la formación y existencia de una opinión pública libre, justifica que los límites a la misma se interpreten de forma restrictiva y goce de un amplio cauce para el intercambio de ideas y opiniones lo suficientemente generoso como para que pueda desenvolverse sin angostura, esto es, sin timidez y sin temor, de tal manera que tenga cabida la crítica más desabrida y no solo las ideas inofensivas o indiferentes sino también las que hieren, ofenden o importunan, dado que así lo requiere el pluralismo, la tolerancia y el espíritu de apertura sin los cuales no existe ninguna sociedad democrática; (iv) y que la protección constitucional del derecho a la libertad de expresión alcanza su máximo nivel cuando la libertad es ejercitada por los profesionales de la información, a través del vehículo institucionalizado de formación de la opinión pública que es la prensa entendida en su más amplia acepción.

    Pero también es cierto, y así lo hemos declarado igualmente, entre otras, en las sentencias 397 y 400/2021, de 14 de junio; 471/2020, de 16 de septiembre; 429/2020, de 15 de julio; 290/2020, de 11 de junio; y todas las demás que estas citan: (i) que se sobrepasan los límites tolerables de la libertad de expresión cuando las opiniones o juicios de valor no versan sobre una cuestión de interés general, no tienen una base fáctica suficiente o emplean expresiones insultantes desvinculadas del mensaje que se desea transmitir; (ii) que ni la información ni la opinión o crítica pueden manifestarse a través de frases y expresiones ultrajantes u ofensivas, sin relación con las ideas u opiniones que se expongan, y por tanto, innecesarias a este propósito, dado que el artículo 20.1 a) de la Constitución no reconoce un pretendido derecho al insulto; (iii) que las expresiones han de ser objetivamente injuriosas, teniendo tal significación las expresiones de menosprecio o desdoro que en cualquier sector de la sociedad que las perciba o capte producirá una repulsa o desmerecimiento, es decir, las que suponen el desmerecimiento en la consideración ajena al ser tenidas en el concepto u opinión pública por afrentosas, con el consiguiente descrédito o menosprecio para el demandante; (iv) y que los periodistas no gozan de un derecho a insultar, humillar y escarnecer; que el estilo periodístico enfático, tremendista y demagógico no excluye la ilicitud; y que la reiteración de expresiones ofensivas no es una especie de patente de corso que las justifique pues convertiría la habitualidad en una autorización para ofender y solo supondría que la conducta injustificable no es puntual, fruto de una ofuscación momentánea, sino que constituiría una constante en el quehacer periodístico, lo cual sería aún más grave.

    3.3 En el presente caso, compartimos con la Audiencia Provincial que no existe ninguna justificación para atribuir al recurrido la condición de miembro integrante de un grupo que tendría como objetivo manipular a los consumidores y que, entre otros medios, utilizaría las redes sociales para acosar, intimidar, aniquilar y destruir la imagen de competidores a modo de clan mafioso de matones 2.0 que recordarían por su modo de actuar a los CDR cubanos o a las SS alemanas.

    Dichas expresiones, que constituyen un juicio de valor o un parecer del periodista autor de los artículos publicados, tienen un contenido que no solo es objetivamente descalificatorio y machacón (la opinión no solo apareció en el número de Mercado de Dinero del mes de abril, sino que se reiteró en los números de mayo y junio), sino también extremadamente infamante y atentatorio contra el honor del recurrido al achacarle un modo de actuar equiparable al seguido por los CDR cubanos o las SS alemanas, lo que, dada la gravedad de la comparación, no se puede tolerar sin una base fáctica suficiente que los artículos mencionados no ofrecen, y que los mensajes del recurrido que reseñan tampoco integran.

    3.4 La argumentación del fiscal, que asumimos y hacemos nuestra, lo explica bien. Después de afirmar, en línea con lo que acabamos de manifestar, que en el caso no hay base fáctica suficiente para justificar, de una manera mínimamente lógica, las conclusiones a las que se llega en los artículos publicados y los términos en los que estas se expresan, el fiscal, entrando en el análisis concreto de dichos artículos, dice, muy acertadamente, lo siguiente:

    "En el número de abril de 2014, se achaca al actor haber colaborado con los otros dos aludidos en la noticia en una campaña de intimidación contra una tercera persona, Dª Laura, con el objeto de eliminarla como competidora en la realización de cursos a través de las redes sociales, y se dice: Matones a secas es lo que son Ceferino y su clan mafioso. Se dice también que esas actuaciones recuerdan a las SS alemanas en sus actuaciones contra los judíos y en otro momento se dice que la presencia del CM de la Policía entre los 'amigos' de Ceferino y su tuits deberían ser impedidos por sus superiores, máxime tratándose de una persona que no es funcionario. En un texto separado, bajo el título Acoso en las redes y vigilancia domiciliaria, se menciona el acoso realizado por parte de Ceferino, Marí Trini y el CM de la Policía, Humberto.

    " Del contenido del artículo se saca la conclusión de que no es que se esté solo censurando que el actor haya podido en algún momento, pese a su cargo, escribir un mensaje ofensivo contra esa tercera persona, sino que ha participado concertadamente en el acoso y que tiene intereses en esa disputa supuestamente dirigida a eliminar a una competidora. Solo así se entiende que aparezca su fotografía en plano de igualdad con la del resto, el antetítulo LA NOSTRA CASA Cómo manipular a los consumidores, las referencias a un clan mafioso, el entrecomillado de la palabra amigo o que se insinué que los documentos de Facua pudieran ser facilitados por el actor: La segunda acusación es que Laura alegaba ser colaboradora de la Policía -lo que realmente era, en calidad de voluntaria-. Humberto lo sabía, porque había colaborado con ella en varias ocasiones, y ambos habían intercambiado numerosos mensajes. Pero, llegado el momento, Humberto lo negó. Según Facua, tenían en su poder documentos que acreditarían que Laura no era en realidad consultora de la Policía, documentos que, evidentemente, nunca llegaron a verse. ¿Quién le facilitaría estos documentos en caso de existir?

    " En lo que se refiere al actor y al supuesto acoso llevado a cabo por éste, llama la atención que solo se incluyen dos mensajes suyos referidos a Dª Laura, es cierto que uno de ellos de contenido evidentemente insultante, y que además aparecen insertos en el enfrentamiento personal que se inició por un mensaje que publicó como CM en relación con si Dª Laura era realmente o no asesora de la Policía. Y en ninguno de los dos se menciona #fraudeCM, que según el artículo había sido creado para ejercer el abuso. Con esos antecedentes no parece que esos dos solos mensajes (los mismos que se incluían respecto del actor en la demanda presentada por Dª Laura y cuya copia obra en las actuaciones) puedan constituir la base fáctica suficiente para concluir la pertenencia del actor a una mafia interesada en monopolizar los cursos online y, debido a ello, su participación en una campaña de intimidación, acoso y destrucción de una persona similar a las realizadas por los CDR cubanos o las SS que justifique las expresiones vertidas contra el actor. Es evidente que esa comparación constituye una exageración, pero también debe de tenerse en cuenta que en la noticia se recoge que se ha publicado la fotografía de la vivienda de Dª Laura y que ésta ha tenido que cambiar por ello de domicilio y también se cuenta que un usuario se había ofrecido a partirle las piernas, aunque luego rectificara. El símil que se hace, con esos datos, se considera legítimo, pero no cuando va referido también al comportamiento del actor al que se le incluye, sin base razonable alguna, en ese tipo de actividades hablando de su pertenencia a un clan mafioso que recurre si es necesario al acoso para eliminar competidores. De seguirse el razonamiento de los demandados cualquiera de los usuarios que hayan criticado a Dª Laura pertenecería por ese solo hecho al grupo mafioso interesado en monopolizar los cursos online, no siendo tampoco, a falta de otros datos, la acreditada relación de amistad que une al actor con el portavoz de Facua razón suficiente para incluirle en la supuesta organización mafiosa. Al contrario, ello supondría una explicación mucho más razonable a su posicionamiento en la polémica que la que se da en el artículo realizando imputaciones gravísimas que le hacen desmerecer en la consideración ajena.

    " Es por ello por lo que se considera que en este caso la libertad de expresión no puede amparar las expresiones proferidas, que además son reiteradas en los dos números siguientes de la publicación.

    " En efecto, el reportaje del número de mayo de 2014 confirma las anteriores apreciaciones desde el momento en que, sobre las mismas fotografías del anterior artículo, directamente se titula Mafia policial. En este caso se vuelve a reproducir el mensaje del actor contra Dª Laura y se añade el mensaje como CM de la Policía en el que dudaba de que fuera asesora o profesora de la policía. En el artículo se destaca la relación personal del actor con un grupo de tuiteros denunciados por el acoso a Dª Laura y se insiste en que la motivación de ese acoso es eliminar a un competidor, que para ello se recurre incluso a colgar fotos de su domicilio y que el actor participa en un grupo organizado para acabar con su carrera. Resulta revelador también que en el artículo se vuelva a vincular nuevamente esa acción con la percepción de subvenciones por cursos de formación y que se añada que esas subvenciones están siendo investigadas en Andalucía bajo el nombre de "operación Edu". Es notorio que esa operación estaba relacionada con una serie de irregularidades y fraudes que se cometieron en la impartición de los cursos, por lo que, no habiendo constancia de que los principales aludidos por el artículo estuvieran siendo investigados por esa razón, solo puede entenderse que la única intención era añadir sin ningún fundamento mayores sospechas sobre la legalidad de las actuaciones del actor.

    " Y en el número del mes de junio de 2014 aparece una foto del actor bajo el título El ciberacoso a los tribunales. En el reportaje se da la noticia de que el actor ha sido demandado junto a otros por acosar a Dª Laura por el mensaje que insultante que se reproducía en el número de abril y se critica que haya participado junto a una red de matones 2.0 en acciones de acoso e insulto a personas en la red y en especial aquellas que les hacen la competencia. Aunque es totalmente legítimo que pueda informarse del contenido de una demanda o censurarse, por ser el CM de la Policía, el comportamiento del actor al escribir un mensaje que se entienda insultante, nuevamente se insiste en el artículo en la idea de su participación en un acoso organizado para la eliminación de un competidor".

    En consecuencia, el motivo primero del recurso interpuesto por el Sr. Fermín y el motivo único del recurso interpuesto por el Sr. Gerardo se desestiman.

  4. En el motivo segundo de su recurso, el Sr. Fermín dice que la condena que se le impone por haber retuiteado, desde su cuenta personal, los artículos de prensa de Mercado de Dinero de los números abril a junio de 2014, supone responsabilizarle por partida doble, ya que dicha difusión no constituye una imputación genuina o un juicio de valor nuevo y separable de dichos artículos, pese a lo cual se le condena dos veces por los mismos hechos y se repara al actor por duplicado, lo que dota a la acción de un carácter no reparatorio, sino punitivo, que no está previsto en la ley.

    La alegación, que en realidad incurre en el defecto argumental de la petición de principio, al asumir el recurrente que ha sido condenado dos veces por unos mismos hechos, no merece ser acogida, ya que desconsidera por completo el razonamiento de la Audiencia Provincial, que sigue en pie, puesto que no ha sido desmentido ni refutado:

    "[...] los hechos por los que es condenado [...] son diferentes, dando lugar cada uno a un pronunciamiento diferente: en un caso, como editor de MERCADO DE DINERO, por la intromisión ilegítima en el honor del actor a través de los artículos publicados en dicho medio, y solidariamente con el director y la asociación que también asume la condición de editora; en el otro, por su actuación personal en la red social twitter, en la que no se limitó a compartir los artículos anteriores, sino que introdujo sus propias afirmaciones o expresiones lesivas del honor del actor, etiquetando a periodistas y políticos, dándoles así mayor repercusión".

    En consecuencia, el motivo segundo del recurso interpuesto por el Sr. Fermín se rechaza.

  5. En el motivo tercero y último de su recurso, el Sr. Fermín alega que los tweets que difundió ni por su significado ni por su contexto tienen la entidad e intensidad necesarias para que la libertad de expresión ceda ante el honor del titular de la cuenta de Twitter de la Policía, el cual está sometido, y aún más dentro del propio ámbito de dicha red social donde se produjeron las supuestas injurias, al escrutinio público de la ciudadanía.

    Tan solo desde una posición extremadamente banal del lenguaje y que desconsiderara por completo las relaciones convencionalmente establecidas entre los significantes y sus significados cabría sostener desde un principio y sin ulteriores precisiones el carácter anodino para el derecho al honor del recurrente, por carecer de sentido infamante, de comentarios hacia su persona tales como:

    "Lo malo es que el tuitero de la Policía está con su propia mafia", tras etiquetar a @policía; "@policía cuidado con dar aire a estos manipuladores"; "@ DIRECCION000 [Nick en twitter del demandante] @policia el mafioso que coacciona junto a ti a buenas personas"; "@policía EL TUITERO DE POLICÍA METIDO EN TRAMA MAFIOSA CON FACUA"; "Métodos ilegales en la RED por FACUA y la policía?";"Basta de corrupción y coacciones" con pantallazo de la publicación ¿Matones 2.0? en que se distingue claramente la fotografía del actor; "Miedo da!!! Mafia policial con Gacua. Ni en tiempos de Franco"; "el mundo tuiter también encierra peligros y mafiosos"; "cuidado con el Tuitero de Policía. Forma parte de una extraña red mafiosa"; "Hay mucho matón mafioso suelto. El tuitero de la policía con la banda de Facua"; "hay una Mafia que investigar: la secta FACUA (facturas falsas UGT- Andalucía) y Tuitero Policía"; "La mafia del Tuitero de la Policía"; "Lo malo es que el tuitero de la Policía está con su propia Mafia".

    Pero es que, además, al contrario de lo que sostiene el recurrente y como bien señala el fiscal, cuyas consideraciones asumimos nuevamente:

    "La reiteración de los mensajes, el contexto en el que se vierten y los comentarios que acompañan a la reproducción de los artículos ponen de manifiesto que la única intención del recurrente era lesionar el honor del demandante. Los mensajes se dirigen a la cuenta en Twitter de la Policía Nacional en conversaciones sobre una web falsa de Eurovisión, sobre la Feria de Sevilla o fraudes en el gas, del BBVA sobre aplicaciones informáticas, de un director acerca de la portada de su periódico y, también, a la cuenta de diversos periodistas. En ninguno de estos casos se trataba el asunto controvertido, que es introducido forzadamente por el recurrente acompañando comentarios tales como "el mundo de Twitter también encierra peligro y mafiosos", "cuidado con el Tuitero de Policía. Forma parte de una extraña red Mafiosa", "Hay mucho matón mafioso suelto. El tuitero de la policía con la banda de Facua, "Que esta jauría sectaria CONTROLE EL TWITTER DE LA POLICÍA !!! Da miedo", "Coaccionan a quien les hace la competencia y no se lleva Fondos Públicos", "La mafia del Tuitero de la Policía", "Lo malo es que el tuitero de la Policía está con su propia Mafia".

    "Estos comentarios no son solo reveladores del simple ánimo de insultar que guiaba al demandado al hacerlos sino también del fin último de los reportajes publicados, que no era otro que señalar al actor como participante en el acoso por su pertenencia a una trama mafiosa con intereses económicos en el área de los cursos online, información que en absoluto puede considerarse veraz ni tampoco justificada por el derecho a la libertad de expresión al estar basada en solo dos mensajes del actor contrarios a Dª Laura con ocasión de un enfrentamiento personal entre ellos".

    En consecuencia, el motivo tercero y último del recurso del Sr. Fermín perece igualmente.

    Lo anterior determina la desestimación tanto del recurso de casación interpuesto por el Sr. Fermín como la del recurso de casación interpuesto por el Sr. Gerardo.

TERCERO

Costas y depósitos

Al desestimarse los recursos casación, procede imponer las costas generadas por dichos recursos a los recurrentes ( arts. 398.1 y 394.1 LEC), con pérdida de los depósitos constituidos para recurrir, de conformidad con la Disposición Adicional 15.ª , apartado 9.ª, LOPJ.

F A L L O

Por todo lo expuesto, en nombre del Rey y por la autoridad que le confiere la Constitución, esta sala ha decidido

:

  1. - Desestimar el recurso de casación interpuesto por D. Fermín contra la sentencia dictada por la Sección Vigesimoprimera de la Audiencia Provincial de Madrid el 17 de mayo de 2021 (recurso de apelación 234/2020), con imposición al recurrente de las costas ocasionadas por el recurso y pérdida del depósito constituido para recurrir.

  2. - Desestimar el recurso de casación interpuesto por D. Gerardo contra la sentencia dictada por la Sección Vigesimoprimera de la Audiencia Provincial de Madrid el 17 de mayo de 2021 (recurso de apelación 234/2020), con imposición al recurrente de las costas ocasionadas por el recurso y pérdida del depósito constituido para recurrir.

Líbrese al mencionado tribunal la certificación correspondiente, con devolución de los autos y del rollo de sala.

Notifíquese esta resolución a las partes e insértese en la colección legislativa.

Así se acuerda y firma.

17 sentencias
  • SAP Madrid 314/2023, 24 de Julio de 2023
    • España
    • Audiencia Provincial de Madrid, seccion 11 (civil)
    • 24 Julio 2023
    ...de apertura sin los cuales no existe ninguna sociedad democrática ( SSTS 273/2019, de 21 de mayo, 471/2020, de 16 de septiembre; 670/2022, de 17 de octubre; 1034/2022, de 23 de diciembre y 177/2023, de 6 de febrero, en el mismo sentido SSTEDH de 20 de noviembre de 2018, Toranzo Gómez c. Esp......
  • SAP Girona 334/2023, 3 de Mayo de 2023
    • España
    • Audiencia Provincial de Gerona, seccion 1 (civil)
    • 3 Mayo 2023
    ...de apertura sin los cuales no existe ninguna sociedad democrática ( SSTS 273/2019, de 21 de mayo, 471/2020, de 16 de septiembre ; 670/2022, de 17 de octubre y 1034/2022, de 23 de diciembre, en el mismo sentido SSTEDH de 20 de noviembre de 2018, Toranzo Gómez c . España y 13 de marzo de 2018......
  • SAP Baleares 387/2023, 21 de Julio de 2023
    • España
    • Audiencia Provincial de Baleares, seccion 4 (civil)
    • 21 Julio 2023
    ...de apertura sin los cuales no existe ninguna sociedad democrática ( SSTS 273/2019, de 21 de mayo, 471/2020, de 16 de septiembre; 670/2022, de 17 de octubre; 1034/2022, de 23 de diciembre y 177/2023, de 6 de febrero, en el mismo sentido SSTEDH de 20 de noviembre de 2018, Toranzo Gómez c. Esp......
  • STS 177/2023, 6 de Febrero de 2023
    • España
    • Tribunal Supremo, sala primera, (Civil)
    • 6 Febrero 2023
    ...de apertura sin los cuales no existe ninguna sociedad democrática ( SSTS 273/2019, de 21 de mayo, 471/2020, de 16 de septiembre; 670/2022, de 17 de octubre y 1034/2022, de 23 de diciembre, en el mismo sentido SSTEDH de 20 de noviembre de 2018, Toranzo Gómez c. España y 13 de marzo de 2018, ......
  • Solicita tu prueba para ver los resultados completos

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR