STSJ Cataluña 3191/2020, 22 de Julio de 2020

PonenteJAVIER AGUAYO MEJIA
ECLIES:TSJCAT:2020:3727
Número de Recurso903/2019
ProcedimientoRecurso ordinario
Número de Resolución3191/2020
Fecha de Resolución22 de Julio de 2020
EmisorSala de lo Contencioso

TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE CATALUÑA

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO (SECCIÓN PRIMERA)

RECURSO ORDINARIO NÚM. 903/2019

Partes: SANT PAU FORNS DE PA, SL

C/

ADMINISTRACION GENERAL DEL ESTADO (TEAR CATALUÑA)

S E N T E N C I A Nº 3191

Ilmos/as. Sres/as.:

PRESIDENTE:

JAVIER AGUAYO MEJIA

MAGISTRADOS:

MARIA ABELLEIRA RODRÍGUEZ

RAMON GOMIS MASQUÉ

En la ciudad de Barcelona, a veintidos de julio de dos mil veinte.

VISTO POR LA SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO DEL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE CATALUÑA (SECCIÓN PRIMERA), constituida para la resolución de este recurso, ha pronunciado en el nombre del Rey, la siguiente sentencia en el recurso contencioso administrativo nº 903/2019, interpuesto por la sociedad Sant Pau forns de pa, SL, representada por el Procurador de los Tribunales Faustino Igualador Peco y defendida por la Letrado Belén Puente Vidal, contra la ADMINISTRACIÓN GENERAL DEL ESTADO, representada por el Sr. ABOGADO DEL ESTADO.

Ha sido Ponente el Ilmo. Sr. Magistrado JAVIER AGUAYO MEJIA, quien expresa el parecer de la SALA.

ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO

Por la citada representación se interpuso recurso contencioso administrativo contra la Resolución del TEAR de Cataluña, que desestimó la reclamación económico-administrativa 17-01189- 2018 interpuesta contra las sanciones dimanantes de liquidaciones por el concepto de IS de los ejercicios 2014, 2015 y 2016.

SEGUNDO

Acordada la incoación de los presentes autos, se les dio el cauce procesal previsto por la Ley de esta Jurisdicción.

La parte actora presentó demanda en la que solicitaba fuera dictada sentencia que declarara la anulación de la sanción, con condena en costas a la demandada.

El Abogado del Estado formuló escrito de contestación a la demanda, en el que solicitó la desestimación del recurso contencioso-administrativo e imposición de costas a la contraria.

TERCERO

Continuando el proceso su curso por los trámites que aparecen en autos, se señaló día y hora para la votación y fallo, diligencia que tuvo lugar en la fecha fijada.

CUARTO

En la sustanciación del presente procedimiento se han observado y cumplido las prescripciones legales.

FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO

Es objeto de este recurso contencioso-administrativo la Resolución de 28 de marzo de 2019 del TEAR de Cataluña, que desestimó la reclamación económico-administrativa interpuesta por "Sant Pau forns de pa, SL" contra sanciones dimanantes de liquidaciones por el IS de los ejercicios 2014, 2015 y 2016.

Las sanciones traen causa de la regularización en la que se acreditó en la declaración de los ejercicios 2013 a 2016 unas bases imponibles negativas a compensar en ejercicios futuros, que ya se determinaron improcedentes en el procedimiento de comprobación del ejercicio de 2008, por el que fue sancionada en dicho ejercicio.

En concreto, los actos de imposición de sanción se sustentan en los siguientes hechos:

"La conducta de SANT PAU FORNS DE PA, SL que acreditó en la declaración de determinados ejercicios unas bases imponibles negativas a compensar en ejercicios futuros que se determinaron improcedentes en un procedimiento de comprobación sobre dichos ejercicios y por la que fue sancionado, es susceptible de ser nuevamente sancionada, conforme a la resolución del TEAC 5956/2017, de 8 de marzo, dictada en unificación de criterio, partiendo de la concurrencia del elemento subjetivo de la culpabilidad, cuando con posterioridad a dicho procedimiento SANT PAU FORNS DE PA, SL las vuelve a incorporar como pendientes de compensación en la declaración de un ejercicio posterior, sin que la nueva sanción deba minorarse en el importe de la primera.

No resulta de aplicación el principio de non bis in idem, recogido en el artículo 180 de la Ley General Tributaria , porque no se trata de sancionar dos veces por la misma conducta. Se trata, en cambio de, realizada dos veces la conducta tipificada como infracción, sancionarla dos veces.

Tampoco procede la minoración de la primera sanción en el importe de esta segunda. La minoración regulada en el artículo 195 de la Ley General Tributaria sólo procede en aquellos casos en los que, como consecuencia de la compensación de las bases negativas improcedentes, resultara otra infracción, como la de dejar de ingresar del artículo 191 del mismo texto legal . La fundamentación de esta minoración es que la sanción del primer párrafo del artículo 195.1 de la LGT es una conducta preparatoria -la acreditación- que busca un resultado final -la compensación- en una declaración posterior, que es donde se puede producir el verdadero quebranto recaudatorio. En cambio, en el caso que aquí se examina nos encontramos ante la misma conducta cometida dos veces, razón por la cual no procede la minoración de la primera sanción en la segunda."

Y la Resolución del TEAR desestimó la reclamación económico-administrativa interpuesta contra la anterior, con los siguientes fundamentos:

"En el presente supuesto la interesada alega la existencia de un error en la confección de las declaraciones. Sin embargo, aplicando los criterios sucintamente expuestos al presente caso, respecto de la conducta que fundamenta la causa de regularización, a nuestro juicio, concurre, el elemento subjetivo de culpabilidad necesario para apreciar la comisión de las infracciones sancionadas, concurrencia que se encuentra específica y detalladamente motivada en los acuerdos sancionadores impugnados. La conducta sancionada tiene como única causa la inclusión, en cada uno de dichos ejercicios, de un importe de 10.988,00 euros en concepto de bases negativas que no responden a la realidad. En particular, según se motiva en los acuerdos en las declaraciones de los ejercicios 2014, 2015 y 2016 incluyó una Base Imponible negativa de ejercicios anteriores superior a la real, sin que éstas hayan sido debidamente acreditadas. Esta conducta no puede considerarse ajena a cierta negl igencia entendida como lasitud o dejadez en el cumplimiento de las obligaciones tributarias. Resulta patente que un mero repaso de las declaraciones hubiera dado lugar a detectar el mencionado error. Pues bien, de darse por producido el citado error el mismo ha de considerarse, vencible y por tanto el mismo no descarta el elemento subjetivo de culpabilidad a título de simple negl igencia, por cuanto la invocación de un error cometido no significa que dicha actuación no sea sancionable. Permitir que ante cualquier problema de orden interno en una entidad o que ante cualquier confusión o error en la realización de los deberes que incumben a los obligados tributarios éstos se incumplan, supondría vaciar de contenido las facultades de la Administración Tributaria. En relación con lo anterior, el Tribunal Supremo en Sentencia de fecha 4 de marzo de 2004 (casación no 11282/1998 ) ya estableció que el reconocimiento de un error por parte de una entidad supone incurrir en simple negligencia que fundamenta la sanción, señalando el Fundamento de Derecho Cuarto de dicha Sentencia:

"(...) Para la Sala de instancia el elemento subjetivo está constituido por el error que llevó a la sociedad recurrente a no realizar dentro de plazo la declaración-liquidación que correspondía por la adquisición intracomunitaria del transformador. Cuando la sociedad reconoce, tanto en el escrito de demanda como en el escrito de interposición del recurso de casación, que con motivo de la adquisición intracomunitaria se produjo un defecto de comunicación entre los departamentos involucrados de la Sociedad de cara a su declaración correcta a la Administración tributaria, no está haciendo otra cosa que reconocer el error o, si se quiere decir de otro modo, la negligencia simple con la que obró la Sociedad (...)".

SEGUNDO

1.- La demandante afirma que a principios del año 2014 finalizaron las actuaciones de comprobación relativas al IS del ejercicio 2008, donde se modificaba la base imponible negativa y fue sancionada. Posteriormente, por error informático, al no modificar la base imponible negativa del ejercicio 2008 en el programa informático que se utiliza para confeccionar las correspondientes declaraciones, se acreditó en las autoliquidaciones de los ejercicios 2013, 2014, 2015 y 2016 un saldo de base imponible negativa superior al que correspondía.

Entiende que en el procedimiento sancionador correspondiente al ejercicio 2013 se aplique el criterio de la Resolución TEAC 5956/2017, de 8 de marzo, ya que conociendo la improcedencia de las base imponible negativa se incorporaron de nuevo en las autoliquidaciones, pese a haber sido un error material. En cambio, ello no faculta para sancionar de manera reiterada la consignación de las bases imponibles negativas en el IS de los ejercicios siguientes, conforme resulta de lo que permite el art. 195 LGT, según las Resoluciones TEAC de 23 de mayo de 2003, 21 de marzo de 2013 y 8 de marzo de 2018.

Alega que no proceden los acuerdos sancionadores de los ejercicios 2014, 2015 y 2016 porque infringe el principio non bis in idem, ya que la sociedad está siendo sancionada hasta tres veces por la misma infracción. En cambio, la sanción impuesta por el ejercicio 2013 entiende que es correcta.

Asimismo, dice que no incurrió...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR