SAP Burgos 439/2008, 18 de Diciembre de 2008

PonenteJUAN MIGUEL CARRERAS MARAÑA
ECLIES:APBU:2008:731
Número de Recurso73/2008
ProcedimientoCIVIL
Número de Resolución439/2008
Fecha de Resolución18 de Diciembre de 2008
EmisorAudiencia Provincial - Burgos, Sección 2ª

SENTENCIA: 00439/2008

SENTENCIA Nº 439

TRIBUNAL QUE LO DICTA:

SECCIÓN SEGUNDA DE LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE BURGOS

ILMOS/AS SRES/AS:

PRESIDENTE:

DON JUAN MIGUEL CARRERAS MARAÑA

MAGISTRADOS/AS:

DOÑA ARABELA GARCIA ESPINA

DON MAURICIO MUÑOZ FERNÁNDEZ

SIENDO PONENTE: DON JUAN MIGUEL CARRERAS MARAÑA

SOBRE: RECLAMACIÓN DE CANTIDAD

LUGAR: BURGOS

FECHA: DIECIOCHO DE DICIEMBRE DE DOS MIL OCHO

En el Rollo de Apelación nº 73 de 2008, dimanante de Juicio Ordinario nº 360 de 2005, del Juzgado de Primera Instancia nº Uno de Miranda de Ebro, en

virtud del recurso de apelación interpuesto contra la Sentencia de fecha 11 de Febrero de 2008, siendo parte, como demandada-apelante NEYDOSA CONSTRUCCIONES S.L; y de otra como demandantes-apelados MAVYAL S.L. Y MAVYAL GREAS Y MONTAJES S.L., representados en este Tribunal por la Procuradora Doña Carolina Aparicio Azcona y defendidos por el Letrado D. César Martínez.

ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO

Se aceptan, sustancialmente, los antecedentes de hecho de la resolución apelada, cuyoFallo es del tenor literal siguiente: Estimo la demanda formulada por la Procuradora Sra. Romero Villacian en nombre y representación de Mavyal S-L., y Mavyal Grúas y Montajes S.L., contra Neydosa Construcciones S.L., condeno a la demandada a que abone a la parte actora la cantidad de 25.463,98 euros, más los intereses legales correspondientes, con expresa imposición de las costas causadas en la presente instancia a la parte demandada".

SEGUNDO

Notificada dicha resolución a las partes, por la representación de Neydosa Construcciones S.L., se interpuso contra la misma recurso de apelación, que fue tramitado con arreglo a Derecho.

TERCERO

En la tramitación del presente recurso se han observado las prescripciones legales, habiendo sido deliberada y votada la cusa por esta Sala.

FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO

Como primera cuestión objeto de debate, debe de analizarse el contenido y alcance del art 1597 CCV y de la posición Jurídica del que pone material y trabajo en una obra subcontratada.

No cabe duda que este tercero tendrá acción de cobro contra el contratista en base a la relación contractual entre ellos existentes (arts. 1901, 1.124 y 1.258 del Código Civil ). Es cierto que, en principio, este tercero carece de acción de cobro contra el comitente o dueño de la obra, en base al principio consagrado en la primea frase del párrafo primero del artículo 1.257 del Código Civil : "Los contratos solo producen efecto entre las partes que los otorgan" (y entre el comitente y el tercero no existe relación contractual), pero se establece en el artículo 1.597 del Código Civil una excepción a este principio (así lo han entendido las sentencias de la Sala 1ª del Tribunal Supremo número 814/2000 de 27 de julio de 2000; 566/2000 de 6 de junio de 2000; 1139/1999 de 22 de diciembre de 1999; 246/1998 de 16 de Marzo de 1998; 657/1997 de 17 de julio de 1997; 598/1997 de 2 de julio de 1997; de 20 de Octubre de 1987 ), ya que se concede al tercero acreedor del contratista, por haber puesto su trabajo o sus materiales en la obra ejecutada, acción directa (no por subrogación en la del contratista para lo que dispone el artículo 1.111 del Código Civil ) de cobro de su crédito contra el comitente o dueño de la obra, aunque solo hasta el límite cuantitativo de lo que el comitente adeude al contratista por la ejecución de la obra, en el momento de hacerse la reclamación extrajudicial o judicial.

Dicho lo que antecede y como requisitos necesarios para que sea de aplicación este precepto están los siguientes:

  1. Que medie un contrato de obra por ajuste alzado, no alcanzando, por tanto, a los contratos cuyo precio se fija definitivamente por unidad de medida.

  2. Que en la obra pongan su trabajo o materiales un tercero diferente del contratista.

  3. Que cuando se realice la reclamación tenga el contratista contra el dueño de la obra un crédito exigible que actúa como límite objetivo de la acción.

  4. Que a su vez el demandante tenga un crédito frente al contratista por el trabajo o los materiales puestos en obra, que fundamenta en origen esta acción, que debe ser vencido y exigible y si bien no se exige para activar la reclamación directa de la deuda al dueño de la obra que se acredite la insolvencia del contratista, si que al menos, para evitar el ejercicio arbitrario de esta acción, algún tipo de intimación al pago al contratista deudor. (SAP de Madrid, sección 10ª, de 18-1-2006, SAP Madrid, sección 21 de 17-04-2007 ).

Teniendo en cuenta estas manifestaciones jurisprudenciales, debe de significarse que ese precepto es de directa aplicación en el presente supuestos; y ello por las siguientes razones:

  1. - En este caso concurre el contratista, que es: Rehabilitaciones Lekonsa SL., la cual había contratado la ejecución material de varias obras propiedad de la entidad demanda por un precio alzado y sin distinción de partidas; tal y como se deriva de los contratos obrantes en la causa (f. 73 y ss).

  2. - Concurre el dueño de la obra, que es la entidad demanda: Neydosa Construcciones S.L.

  3. - Igualmente, concurre un tercero o subcontratista del contratista principal, que tiene créditos por materiales y a su favor contra su contratante principal y que no ha podido cobrar de este contratista principal.4ª.- Considerado que el dueño de la obra se había hecho cargo de forma expresa por contrato de abril de 2005 (F. 41) de las deudas que su contratista tenía contra los terceros que pusieron material en la obra, es claro que estos, conforme al precepto indicado, pueden dirigirse de forma directa y no subsidiaria o por sustitución contra el dueño de la obra, en un supuesto de garantía reforzada y de excepción al principio de la relatividad de los contratos del art 1257 CCV y conforme al viejo principio de que "el deudor de un deudor es deudor mío".

En definitiva, debiendo dinero el dueño de la obra (Neydosa) a la entidad contratista (Rehabilitaciones Lekonsa SL), el tercero (los demandantes), que puso materiales en la obra por cuenta del contratista, puede dirigirse contra el dueño de la obra de forma directa.

Partiendo de estas consideraciones iniciales deben de añadirse otras dos cuestiones esenciales. En primer lugar, que la responsabilidad del dueño de la obra tiene como límite en la reclamación del tercero: lo que el dueño de la obra adeude a su contratista; y, en segundo lugar, que de conformidad con los principios de disponibilidad y facilidad de la prueba, la carga de la prueba del art. 217 LECv de ese límite máximo de responsabilidad corresponde al dueño de la obra, que será la parte demandada, como ocurre en este caso.

SEGUNDO

Dicho lo que antecede sobre la distribución probatoria, que, en todo caso, son consideraciones evidentes y lógicas, pues el tercero: ni conoce las relaciones entre el dueño de la obra y el contratista, ni conoce lo debido y pagado entre ellos, ni puede conocerlos, y, por lo tanto, se le exigiría al demandante una prueba diabólica e imposible, debe de entenderse que no se ha probado plenamente por la parte demandada que antes del conocimiento de la deuda de la parte actora con Lekonsa, ya Neydosa hubiere cumplido y liquidado...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR