ATS, 14 de Febrero de 2018

PonenteMARIA DE LOS ANGELES PARRA LUCAN
ECLIES:TS:2018:1170A
Número de Recurso3324/2017
ProcedimientoCivil
Fecha de Resolución14 de Febrero de 2018
EmisorTribunal Supremo - Sala Primera, de lo Civil

T R I B U N A L S U P R E M O

Sala de lo Civil

Auto núm. /

Fecha del auto: 14/02/2018

Tipo de procedimiento: CASACIÓN

Número del procedimiento: 3324/2017

Fallo/Acuerdo:

Ponente: Excma. Sra. D.ª M. Ángeles Parra Lucán

Procedencia: AUD.PROVINCIAL SECCION N. 1 DE SANTA CRUZ DE TENERIFE

Letrado de la Administración de Justicia: Ilmo. Sr. D. José María Llorente García

Transcrito por: SJB/MJ

Nota:

CASACIÓN núm.: 3324/2017

Ponente: Excma. Sra. D.ª M. Ángeles Parra Lucán

Letrado de la Administración de Justicia: Ilmo. Sr. D. José María Llorente García

TRIBUNAL SUPREMO

Sala de lo Civil

Auto núm. /

Excmos. Sres. y Excma. Sra.

D. Francisco Marín Castán, presidente

D. Francisco Javier Arroyo Fiestas

D.ª M. Ángeles Parra Lucán

En Madrid, a 14 de febrero de 2018.

Esta sala ha visto

Ha sido ponente la Excma. Sra. D.ª M. Ángeles Parra Lucán.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO

La representación procesal de D. Cipriano presentó escrito de interposición de recurso de casación contra la sentencia dictada con fecha 22 de junio de 2017 por la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife (Sección 1.ª), en el rollo de apelación n.º 42/17 , dimanante del juicio verbal sobre régimen de visitas a favor de abuelos n.º 378/14 del Juzgado de Primera Instancia n.º 6 de La Laguna.

SEGUNDO

Mediante diligencia de ordenación se tuvo por interpuesto el recurso, acordándose la remisión de las actuaciones a la Sala Primera del Tribunal Supremo, previo emplazamiento de las partes ante esta Sala, apareciendo notificada dicha resolución a los procuradores de los litigantes.

TERCERO

Por la procuradora Sra. Alonso Martín, en nombre y representación del recurrente se presentó escrito con fecha de 31 de julio de 2017 personándose ante esta Sala. Por el ilustre Colegio de Procuradores de Madrid, se designa a la procuradora Sra. Bermúdez Iglesias, para la representación de la recurrida Sra. Celia , y al procurador Sr. Cortina Fitera para la representación de la parte recurrida Sr. Indalecio . Es parte el Ministerio Fiscal.

Comunicada a esta sala por el recurrente que tiene reconocida justicia gratuita, y a solicitud de dicha parte, se libra oficio al objeto de designar los profesionales que le asistan y representen, siendo designada la procuradora Sra. Gilsanz Madroño.

CUARTO

Por Providencia de fecha 10 de enero de 2018, se pusieron de manifiesto a las partes personadas las posibles causas de inadmisión.

QUINTO

Mediante escrito presentado el 18 de enero de 2018, la parte recurrente muestra su disconformidad con las causas de inadmisión puestas de manifiesto. La parte recurrida presentó escrito de alegaciones, interesando al inadmisión, mediante sendos escritos, presentados en 15 y 17 de enero de 2018. Por el Ministerio Fiscal se emitió informe con fecha de 23 de enero de 2018, en el sentido de interesar la inadmisión del recurso de casación formulado.

SEXTO

Por la parte recurrente no se ha efectuado el depósito para recurrir exigido por la disposición adicional 15.ª de la Ley Orgánica 6/1985, de 1 de julio, del Poder Judicial , al ser beneficiario de justicia gratuita.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO

Por la parte recurrente se formaliza recurso de casación al amparo art. 477.2 , LEC , invocando la existencia de interés casacional por oposición a la doctrina jurisprudencial de la Sala Primera del Tribunal Supremo. La sentencia que constituye objeto del presente recurso se dictó en un juicio verbal sobre régimen de visitas, estancias y comunicaciones a favor de los abuelos tramitado por razón de la materia, por lo que el cauce casacional adecuado es el previsto en del art. 477.2 , LEC , que exige al recurrente la debida justificación del interés casacional, en los términos dispuestos en los Acuerdos sobre criterios de admisión de los recursos de casación y extraordinario por infracción procesal, adoptados por esta Sala con fechas de 30 de diciembre de 2011 y de 27 de enero de 2017.

SEGUNDO

El recurso de casación se interpone al amparo del artículo 477.2.3º LEC , por vulneración del artículo 160, párrafos 1 y 2 CC , y art. 39. 1 y 4 CE y art. 3 de Convención de los derechos del Niño y por presentar la resolución del recurso interés casacional al existir infracción de la doctrina jurisprudencial del Tribunal Supremo, con cita de las sentencias de esta Sala de 14 de enero de 2015 , la núm. 359/2013 de 24 de mayo , la de 23 de noviembre de 1999 , la de 17 de septiembre de 1996 y 11 de junio de 1998 , de las que resulta que debe prevalecer el derecho a comunicarse y relacionarse entre abuelos y nietos, a pesar de la falta de entendimiento con los progenitores.

TERCERO

El recurso de casación interpuesto incurre en causa de inadmisión de inexistencia de interés casacional por oposición a la doctrina jurisprudencial del Tribunal Supremo si se respetan los hechos declarados probados a los que atiende la sentencia recurrida y su ratio decidendi ( arts. 483.2.3 º y 477.2.3 º y 3 LEC ).

La sentencia recurrida en casación, que revoca la de primera instancia, deniega el régimen de visitas a favor del abuelo y por él reclamado, y lo deniega por aplicación del principio de beneficio o interés de la menor, en base a las circunstancias concurrentes que se detallan en la sentencia de primera instancia. En efecto destaca la recurrida en casación: « [... ]Dicho lo anterior, a sensu contrario, cuando no se ofrecen las necesarias condiciones, en el orden familiar y personal, que propicien una positiva relación entre la menor y los abuelos, en razón a la abierta y generalizada conflictividad existente entre estos y los padres de la menor, si además el demandante no mantiene relación personal alguna con los padres de la menor, en razón al enfrentamiento existente, en estos supuestos concretos, como ocurre en el caso que se analiza, no se deduce consecuencia positiva alguna en el caso de fijar dichas comunicaciones y visitas en lo que se refiere al beneficio y el interés a proteger en favor de la menor que ni siquiera conoce a su abuelo. Por ello, al momento presente, y teniendo en consideración la actual situación personal familiar existente así como la generalizada conflictividad del grupo familiar, ya que la hostilidad entre los litigantes es tal que el contacto entre la nieta y el abuelo podría hipotéticamente, ser contraria a al interés de la menor debido al alta grado de enfrentamiento, es por lo que hemos de concluir que no se dan los mínimos condicionantes para establecer las medidas solicitadas, en cuanto que tal conflictividad ha quedado demostrada a través de la prueba practicada en los autos, a la sazón por el interrogatorio de las partes, y la existencia de denuncias, con una sentencia condenatoria de la tía paterna, que aunque no es parte en el procedimiento, convive con los abuelos de la menor, quienes han estado involucrados en los hechos denunciados por la madre de la menor en fecha 26 de marzo de 2012. No es que se estime que exista un riesgo para la integridad de la menor, sino que consideramos que en las actuales circunstancias familiares no es beneficioso para la menor el establecimiento de régimen de visitas a favor del abuelo y consideramos que de fijarlas, por muy restringidas y supervisadas que sean, pueden conllevar mayor perjuicio que beneficios le podría aportar a la menor en la actual situación de conflictividad familiar existente. En suma es procedente alejar a la menor de cualquier situación que implique riesgo para su desarrollo integral, y en lo que se refiere a la estabilidad personal y emocional que necesita, dada su edad, y las concretas circunstancias familiares en las que se desarrolla la vida de la misma».

De igual forma en la sentencia dictada en primera instancia se recoge expresamente: «[...] de la prueba resulta que si bien fueron efectivamente presentadas varias denuncias, van dirigidas principalmente contra D.ª Matilde , y solo en una ocasión contra los abuelos paternos, resultando acreditada una única condena penal contra D.ª Matilde por unos hechos ocurridos en enero de 2012, existiendo orden de alejamiento contra aquélla, respecto de Dª Piedad y la niña, respecto de la que no consta su vigencia en la actualidad».

Por tanto en la sentencia recurrida en casación no se desconoce la doctrina jurisprudencial que la recurrente invoca, y así refiere que lo procedente es alejar a la menor de cualquier situación que suponga un riesgo para su desarrollo integral.

La razón decisoria de la Audiencia Provincial, se centra, en definitiva, en el interés de la menor, entendiendo que sí concurre motivo bastante para no acordar/ suprimir las visitas, en atención a las circunstancias concurrentes, y atendiendo a la primacía del interés de la menor; sin que la disconformidad de la parte recurrente con la decisión adoptada, justifique el interés casacional alegado por oposición a la doctrina jurisprudencial de esta Sala, a la que no se opone la sentencia recurrida, si se respetan las circunstancias concurrentes a las que atiende y la razón decisoria, que descansa en el interés de la menor.

En consecuencia, en el supuesto de autos no existe el interés casacional invocado, pues éste no se refiere al modo en que fue resuelta la cuestión en función de los elementos fácticos, así como de las valoraciones jurídicas realizadas en la Sentencia a partir de tales elementos, sino que se proyecta hacia un supuesto distinto al contemplado en ella, desentendiéndose del resultado de hecho y de las consecuencias jurídicas derivadas de los mismos y eludiendo, en definitiva, su razón decisoria o ratio decidendi y por desconocer, en definitiva, que el criterio aplicable para la resolución el problema jurídico planteado depende de las circunstancias fácticas del caso.

Las alegaciones efectuadas por la recurrente en el trámite concedido, mostrando su disconformidad no desvirtúan la concurrencia de la causa de inadmisión de inexistencia de interés casacional en los términos expuestos.

CUARTO

Consecuentemente procede declarar inadmisible el recurso de casación y firme la Sentencia, de conformidad con lo previsto en el art. 483.4 LEC , dejando sentado el art. 483.5 LEC que contra este Auto no cabe recurso alguno.

QUINTO

Abierto el trámite de puesta de manifiesto contemplado en el art. 483.3 LEC y, habiéndose presentado escrito de alegaciones por la parte recurrida, procede imponer las costas a la parte recurrente.

PARTE DISPOSITIVA

LA SALA ACUERDA :

  1. ) Inadmitir el recurso de casación interpuesto por la representación procesal de D. Cipriano contra la sentencia dictada con fecha 22 de junio de 2017 por la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife (Sección 1.ª), en el rollo de apelación n.º 42/17 , dimanante del juicio verbal sobre régimen de visitas a favor de abuelos n.º 378/14 del Juzgado de Primera Instancia n.º 6 de La Laguna.

  2. ) Declarar firme dicha sentencia.

  3. ) Imponer las costas a la parte recurrente.

  4. ) Y remitir las actuaciones, junto con testimonio de esta resolución al órgano de procedencia, llevándose a cabo la notificación de la presente resolución por este Tribunal a las partes recurrente y recurrida comparecidas ante esta Sala y al Ministerio Fiscal.

Contra la presente resolución no cabe recurso.

Así lo acuerdan, mandan y firman los Excmos. Sres. Magistrados indicados al margen.

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR