ATS, 13 de Enero de 2016

PonenteFERNANDO SALINAS MOLINA
ECLIES:TS:2016:389A
Número de Recurso1460/2015
ProcedimientoSOCIAL
Fecha de Resolución13 de Enero de 2016
EmisorTribunal Supremo - Sala Cuarta, de lo Social

AUTO

En la Villa de Madrid, a trece de Enero de dos mil dieciséis.

Es Magistrado Ponente el Excmo. Sr. D. Fernando Salinas Molina

HECHOS

PRIMERO

Por el Juzgado de lo Social Nº 32 de los de Barcelona se dictó sentencia en fecha 24 de enero de 2014 , en el procedimiento nº 642/13 seguido a instancia de D. Segismundo contra CRISTAL PALACE GESTIÓN HOTELERA, S.L., HOTUSA HOTELS, S.A.U., HOTELES TURÍSTICOS UNIDOS, S.A., BERADAR HOTELS, S.L., CITADEL, S.L., BAGRATION, S.L., CEKAN 2007, S.L., LAIETANA HOTELES, S.L., LAS INICIATIVAS HOSTELERAS, S.L., CESIO HOTELS, S.L. y FONDO DE GARANTÍA SALARIAL, sobre despido, que estimaba la demanda interpuesta, declarando lo que en el fallo de la sentencia consta.

SEGUNDO

Dicha resolución fue recurrida en suplicación por la parte demandada, siendo dictada sentencia por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, en fecha 14 de octubre de 2014 , que desestimaba el recurso interpuesto y, en consecuencia, confirmaba la sentencia impugnada.

TERCERO

Por escrito de fecha 17 de marzo de 2015 se formalizó por el Letrado D. Alfonso Jiménez Mateo en nombre y representación de CRISTAL PALACE GESTIÓN HOTELERA, S.L. representada por D. Juan Ignacio , recurso de casación para la unificación de doctrina contra la sentencia de la Sala de lo Social antes citada. Y por proveído de 19 de mayo de 2015 y para actuar ante esta Sala se tuvo por designado al Procurador D. Javier Vázquez Hernández.

CUARTO

Esta Sala, por providencia de 15 de octubre de 2015, acordó abrir el trámite de inadmisión, por falta de contradicción. A tal fin se requirió a la parte recurrente para que en plazo de cinco días hiciera alegaciones, lo que efectuó. El Ministerio Fiscal emitió el preceptivo informe en el sentido de estimar procedente la inadmisión del recurso.

RAZONAMIENTOS JURIDICOS

ÚNICO.- El artículo 219 de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social (LRJS ) exige para la viabilidad del recurso de casación para la unificación de doctrina que exista contradicción entre la sentencia impugnada y otra resolución judicial que ha de ser -a salvo del supuesto contemplado en el número 2 de dicho artículo- una sentencia de una Sala de lo Social de un Tribunal Superior de Justicia o de la Sala Cuarta del Tribunal Supremo. Dicha contradicción requiere que las resoluciones que se comparan contengan pronunciamientos distintos sobre el mismo objeto, es decir, que se produzca una diversidad de respuestas judiciales ante controversias esencialmente iguales y, aunque no se exige una identidad absoluta, sí es preciso, como señala el precepto citado, que respecto a los mismos litigantes u otros en la misma situación, se haya llegado a esa diversidad de las decisiones pese a tratarse de "hechos, fundamentos y pretensiones sustancialmente iguales", SSTS 16/07/2013 (R. 2275/2012 ), 22/07/2013 (R. 2987/2012 ), 25/07/2013 (R. 3301/2012 ), 16/09/2013 (R. 302/2012 ), 15/10/2013 (R. 3012/2012 ), 23/12/2013 (R. 993/2013 ), 29/04/2014 (R. 609/2013 ), 17/06/2014 (R. 2098/2013 ) y 04/02/2015 (R. 96/2014 ).

La aplicación de dicha doctrina determina que la contradicción no pueda ser apreciada, tal como se deduce de la comparación que a continuación se realiza. Así, la cuestión suscitada consiste en determinar la razonabilidad del despido objetivo adoptado por causas económicas cuando, a pesar de resultar probada la situación económica negativa de la empresa, por una disminución persistente de los ingresos, el trabajador despedido es sustituido por un trabajador temporal destinado a ocupar el mismo puesto de trabajo.

El actor prestaba servicios para la demandada (Cristal Palace Gestión Hotelera SL), desde el 12/06/1987, con la categoría profesional de recepcionista, hasta que fue despido por escrito de 27/05/2013, con efectos desde esa misma fecha, por causas económicas y organizativas, resultando acreditado que la demandada ha sufrido una disminución de los ingresos en tres trimestres consecutivos, y que la facturación total del año 2102 es superior a la del año 2011, así como que dicha empresa contrató como recepcionista a una nueva trabajadora en prácticas unos días antes del despido del actor.

La sentencia de suplicación ahora recurrida desestima el recurso de la empresa demandada y confirma la dictada en la instancia, que estimó en parte la demanda y declaró el despido improcedente, porque si bien es cierto que ay una disminución de los ingresos durante tres meses consecutivos, ese dato no determina necesariamente la razonabilidad del despido cuando existen otros elementos de juicio que apuntan en sentido contrario, y demuestran que el despido es manifiestamente irrazonable en el contexto global de la situación empresarial, como es el hecho de que la empresa haya contratado a una nueva recepcionista para el hotel ocupando el puesto dejado libre por el trabajador despedido.

Recurre la demandada en casación para la unificación de doctrina insistiendo en que la disminución persistente de los ingresos es causa suficiente para justificar el despido y aportando de contraste la sentencia de Superior de Justicia de Cataluña, de 15 de mayo de 2014 (R. 1294/2014 ), que examina un supuesto distinto pues en ese caso el despido de la acordado por causas objetivas de índole económica el 18/01/2012, se basaba en concreto en una disminución de los ingresos en los cuatro trimestres del año 2012, y una disminución de las ventas que se detalla en cuantías concretas en el relato fáctico, señalando la sentencia que si bien en el segundo trimestre del 2012 la cifra de ventas en superior que la del segundo trimestre del 2012, no por ello cabe concluir que no se ha acreditado la concurrencia de la causa económica, pues del conjunto de los resultados de la empresa se desprende la existencia de una situación económica negativa acreditada por la disminución del nivel de ingresos ordinarios y de las ventas durante tres trimestres en el ejercicio 2012 en relación a los del año anterior, y la existencia de resultados globales negativos en ambos ejercicios de la empresa.

Resulta claro a la vista de lo expuesto que la contradicción alegada no concurre, porque la situación económica negativa no se niega en ningún caso, siendo el elemento diferenciador entre las sentencias comparadas que en la recurrida la empresa contratara a otra trabajadora para ocupar el puesto de trabajo del actor unos días antes de que éste fuera despedido, y eso es lo que determina que, a pesar de resultar acreditada la disminución persistente de los ingresos durante tres trimestres consecutivos, la medida - el despido - no resulte razonable; sin embargo, esa circunstancia fundamental no tiene lugar en la sentencia de contraste donde los datos económicos negativos se producen sin que el trabajador despedido sea sustituido por ningún otro.

En consecuencia, vistas las alegaciones de la parte recurrente y de conformidad con lo establecido en los artículos 219.1 , 225.5 y 235.1 de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social y con lo informado por el Ministerio Fiscal, procede declarar la inadmisión del recurso, con imposición de costas a la recurrente y pérdida del depósito constituido para recurrir, dándose, en su caso, a las consignaciones y aseguramientos prestados el destino que corresponda, de acuerdo con la sentencia de suplicación.

Por lo expuesto, en nombre de S. M. El Rey y por la autoridad conferida por el pueblo español.

LA SALA ACUERDA:

Declarar la inadmisión del recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por D. Juan Ignacio en nombre y representación de la entidad Mercantil CRISTAL PALACE GESTIÓN HOTELERA, S.L., representada en esta instancia por el Procurador D. Javier Vázquez Hernández contra la sentencia dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña de fecha 14 de octubre de 2014, en el recurso de suplicación número 4371/14 , interpuesto por CRISTAL PALACE GESTIÓN HOTELERA, S.L., frente a la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social nº 32 de los de Barcelona de fecha 24 de enero de 2014 , en el procedimiento nº 642/13 seguido a instancia de D. Segismundo contra CRISTAL PALACE GESTIÓN HOTELERA, S.L., HOTUSA HOTELS, S.A.U., HOTELES TURÍSTICOS UNIDOS, S.A., BERADAR HOTELS, S.L., CITADEL, S.L., BAGRATION, S.L., CEKAN 2007, S.L., LAIETANA HOTELES, S.L., LAS INICIATIVAS HOSTELERAS, S.L., CESIO HOTELS, S.L. y FONDO DE GARANTÍA SALARIAL, sobre despido.

Se declara la firmeza de la sentencia recurrida, con imposición de costas a la recurrente y pérdida del depósito constituido para recurrir, dándose, en su caso, a las consignaciones y aseguramientos prestados el destino que corresponda.

Contra este auto no cabe recurso alguno.

Devuélvanse los autos de instancia y el rollo de suplicación a la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de procedencia con certificación de esta resolución y comunicación.

Así lo acordamos, mandamos y firmamos.

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR