SAN, 30 de Enero de 2012

PonenteJAIME ALBERTO SANTOS CORONADO
EmisorAudiencia Nacional. Sala Contencioso Administrativo, Sección 7ª
ECLIES:AN:2012:377
Número de Recurso682/2010

SENTENCIA

Madrid, a treinta de enero de dos mil doce.

Visto el presente recurso contencioso administrativo, nº 682/10, interpuesto ante esta Sección Séptima de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional por la Procuradora Dª. Blanca María Grande Pesquero, en nombre y representación de la entidad BANCO DE SABADELL, S.A. , contra la Resolución del Tribunal Económico-Administrativo Central de fecha 20 de octubre de 2.010, que desestima el recurso de alzada interpuesto contra resolución del TEAR de Valencia de 30 de junio de 2.008 en reclamación nº 46/5924/08, en materia de requerimiento de información; y en el que la Administración demandada ha actuado dirigida y representada por el Abogado del Estado; habiendo sido Ponente el Ilmo. Sr. D. JAIME ALBERTO SANTOS CORONADO , Magistrado de la Sección.

ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO

Se dirige el presente recurso contra la resolución del TEAC de fecha 20 de octubre de 2.010, que desestima el recurso de alzada interpuesto contra resolución del TEAR de Valencia de 30 de junio de 2.008, dictada en reclamación nº 46/5924/08, desestimatoria de la reclamación económico administrativa interpuesta contra requerimiento de información de 17 de mayo de 2.008, de la Dependencia Regional de Recaudación de la Delegación Especial de la AEAT en Valencia, consistente en que le fuera suministrada información con trascendencia tributaria consistente en "Relación de titulares (así como autorizados para la apertura) de contratos de alquiler de cajas de seguridad concertados con Banco de Sabadell que estén actualmente vigentes en la Comunidad Valenciana, con expresión del número y localización fiscal de las mismas.

SEGUNDO

Presentado el recurso, se reclamó el expediente administrativo y se dio traslado de todo ello a la parte actora para que formalizara la demanda, la cual expuso los hechos, invocó los fundamentos de derecho que consideró oportunos y terminó por solicitar que se dicte sentencia por la que se declare nula de pleno derecho la resolución del TEAC impugnada, por haber sido emitido el requerimiento de obtención de información del que trae causa sin tener presentes los principios generales del sistema tributario.

TERCERO

Formalizada la demanda, se dio traslado al Abogado del Estado para que la contestara, el cual expuso los hechos y fundamentos de Derecho pertinentes y suplicó se dictara sentencia desestimando el recurso y confirmando la resolución impugnada por ser ajustada a Derecho,con expresa imposición de costas a la parte recurrente.

CUARTO

No habiendo sido solicitado el recibimiento del pleito a prueba, y tras presentar las partes escritos respectivos de conclusiones sucintas, quedaron los autos conclusos y pendientes de señalamiento para votación y fallo, lo que tuvo lugar el día 26 de enero del corriente año 2.012, en el que efectivamente se deliberó, votó y falló, habiéndose observado en la tramitación del presente recurso todas las prescripciones legales.

FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO

Se dirige el presente recurso contra los actos administrativos antes indicados, invocando la parte actora a través de su escrito de recurso como motivos de impugnación, reiterando los ya alegados en la vía previa administrativa, en síntesis, la infracción del art. 93 de la Ley General Tributaria , dado el carácter genérico del requerimiento; inexistencia de trascendencia tributaria de dicho requerimiento, e incumplimiento del principio de proporcionalidad del mismo.

El TEAC, por su parte, desestima la reclamación en la resolución objeto del presente recurso contencioso administrativo, razonando, en esencia, que el requerimiento de información efectuado tiene su base jurídica en el artículo 93.1 párrafo primero de la LGT , interpretado conforme a la jurisprudencia del Tribunal Supremo que configura el presupuesto habilitante de la trascendencia tributaria de forma amplia siempre que el dato requerido pueda servir a la aplicación de los tributos, con límite en el principio de proporcionalidad; que en el presente caso, la actuación se limita a requerir un listado de titularidades de contratos de arrendamiento de cajas de seguridad, de forma tal que, una vez obtenido el mismo, para aquellos titulares que no resulten deudores a la Hacienda Pública la actuación no tendrá la más mínima trascendencia, más allá del conocimiento global de ese dato por parte de los funcionarios públicos que resultan, a su vez, obligados a mantener el más estricto sigilo respecto del mismo, mientras que para los titulares que resulten deudores a la Hacienda Pública con deudas pendientes en periodo ejecutivo, la actuación podrá, lógicamente, continuar, dependiendo tal decisión de la adecuada ponderación de intereses en juego. Que la naturaleza de los datos requeridos conlleva implícitamente la motivación y trascendencia tributaria de la información solicitada, al referirse a vigencia de contratos de alquiler de cajas de seguridad, elementos últimos que son susceptibles de ser utilizados, y en la práctica lo son, como recinto blindado para salvaguardar elementos patrimoniales de alta volativilidad, por tanto la información solicitada posee de forma implícita y evidente trascendencia tributaria. Que comparado con el beneficio que de la actuación puede obtenerse, el perjuicio resulta, en términos de proporcionalidad, justificado, toda vez que, para quien no resulta un incumplidor reiterado, la actuación administrativa supone un perjuicio prácticamente inexistente y para quien, por el contrario, está produciendo con su conducta un perjuicio inaceptable socialmente, el perjuicio que en última instancia puede suponer esta actuación no ofrece dudas en cuanto a su proporcionalidad. Que, por otra parte, la actuación analizada no es sino la realización de un requerimiento individualizado de información, con trascendencia sobre una pluralidad indeterminada de personas. El perjuicio que debe ponderarse a efectos de su valoración es, por tanto, el conocimiento por parte de la Administración tributaria de la mera existencia del contrato de arrendamiento de la caja de seguridad y no, por el momento, de su contenido.

SEGUNDO

Ha de manifestarse con carácter previo, que las cuestiones aquí suscitadas han sido ya analizadas y resueltas por esta misma Sala y Sección en Sentencias de fecha 10 de noviembre de 2.009, -recurso 383/2008 - y 8 de noviembre de 2.010 -recurso 45/2009 , entre otras anteriores, que abordaban supuestos sustancialmente idénticos al actual, lo que obliga a reproducir los fundamentos expuestos en dichas Sentencias, ya que no han sido desvirtuados en forma alguna, en aplicación del principio de seguridad jurídica y unidad de criterio, en los que se decía textualmente lo siguiente :

Las obligaciones de información se regulan en el artículo 93 de la vigente LGT (Ley 58/03) en los siguientes términos:

"1. Las personas físicas o jurídicas, públicas o privadas, así como las entidades mencionadas en el apartado 4 del art. 35 de esta ley , estarán obligadas a proporcionar a la Administración tributaria toda clase de datos, informes, antecedentes y justificantes con trascendencia tributaria relacionados con el cumplimiento de sus propias obligaciones tributarias o deducidos de sus relaciones económicas, profesionales o financieras con otras personas.

En particular:

a) Los retenedores y los obligados a realizar ingresos a cuenta deberán presentar relaciones de los pagos dinerarios o en especie realizados a otras personas o entidades.

b) Las sociedades, asociaciones,...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR