2004: El porqué de un año irregular para los bancos americanos

1. MAYOR CRECIMIENTO INTERNO EN DETRIMENTO DEL CRECIMIENTO EXTERNO

1.1. Ralentización de fusiones y adquisiciones

Al otro lado del Atlántico, la reducción del número de entidades en beneficio de bancos de un tamaño más importante es un proceso que sigue en marcha. La ola de liberalización reglamentaria ha permitido la formación de gigantes como Citigroup o JP Morgan Chase. En Estados Unidos, tanto los bancos comerciales como las cajas de ahorros están implicadas en este movimiento, aunque el ritmo de las fusiones/adquisiciones se ha estabilizado desde 1998. Sin embargo, se han realizado importantes operaciones en el Top 10: Bank One se ha fusionado con JP Morgan Chase y Fleet Boston Financial se ha integrado en Bank of America, mientras que Wachovia ha tomado el control de SouthTrust.

A finales de septiembre de 2004, según la Federal Deposit Insurance Corporation (FDIC), el número de bancos y cajas de ahorro descendió a 9.025 frente a los 9.237 de un año antes. Desde 1999, el número de bancos ha descendido anualmente una media del 2,5%, frente al 4,5 % de media entre 1988 y 1998. Esta ralentización se explica sobre todo por la cantidad de entidades que están en fase de reestructuración postfusión o adquisición y no porque las quiebras bancarias fueran altas. A finales de septiembre de 2004, la FDIC registró la ausencia de entidades en quiebra. El número de bancos bajo vigilancia pasó entre junio y septiembre de 2004 de 102 a 95.

Los procedimientos reglamentarios se han multiplicado igualmente. Impulsando los proyectos de acercamiento. Ahora los bancos americanos tienen que demostrar la calidad de sus controles internos y de su dispositivo de compliance en el transcurso de un proyecto de adquisición. Por último, las entidades americanas están bien valoradas; y esta valorización puede constituir un freno para algunos bancos (aunque no para los grandes en el caso de adquisición por intercambio de títulos).

1.2. Prioridad al crecimiento interno

Por tanto, los bancos han privilegiado el crecimiento interno. Entre junio de 2003 y junio de 2004, mientras que el número de bancos comerciales descendió en 194 unidades, el número de oficinas aumentó en 1594. La mayoría de éstas (más del 90 por ciento) son locales destinados a la clientela de particulares. La geografía de esta extensión de redes concierne especialmente a las metrópolis urbanas y a los estados más dinámicos a nivel económico por la progresión de los ingresos por habitante (Wyoming, Colorado, y Texas por ejemplo). Por último, este proceso puede asimilarse a una aceleración de los Estados Unidos en el ámbito de la cobertura bancaria de la población (en 2003 había una oficina de media por cada 3.500 habitantes).

La liberalización de la actividad bancaria sobre el conjunto del territorio comienza a hacerse...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR