ATS, 1 de Julio de 2014

PonenteJULIAN ARTEMIO SANCHEZ MELGAR
ECLIES:TS:2014:6007A
Número de Recurso1547/2013
ProcedimientoRECURSO CASACIÓN
Fecha de Resolución 1 de Julio de 2014
EmisorTribunal Supremo - Sala Segunda, de lo Penal

AUTO

En la Villa de Madrid, a uno de Julio de dos mil catorce.

HECHOS

PRIMERO

Con fecha 3 de junio de 2014 tuvo entrada en el Registro del Tribunal Supremo escrito presentado por la Procuradora Doña Ángela Cristina Santos Erroz en nombre de Luis Enrique y Andrea interponiendo incidente excepcional de nulidad de actuaciones frente a la STS núm. 355/2014, de fecha 14 de abril de 2014 dictada por esta Sala de lo Penal en el recurso de casación núm. 1/1547/2013 , que desestimó íntegramente el recurso por ellos interpuesto frente a la Sentencia 32/2013, de 20 de marzo de 2013 de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Vizcaya , aduciendo los argumentos y peticiones que se analizarán en los fundamentos de derecho de esta resolución.

SEGUNDO

Por Providencia de fecha 12 de junio de 2014 se acordó dar traslado por el término común de cinco días al Ministerio Fiscal y demás partes para alegaciones.

TERCERO

El Ministerio Fiscal evacuó el traslado por escrito de fecha 25 de junio de 2014, oponiéndose a la estimación del incidente de nulidad.

CUARTO

Pasan las actuaciones al Magistrado Ponente Excmo. Sr. D. Julian Sanchez Melgar, para deliberación y decisión de la Sala.

RAZONAMIENTOS JURíDICOS

PRIMERO. - Por la representación de los condenados Luis Enrique y Andrea se ha presentado con fecha 3 de junio de 2014, escrito por el que se interpone incidente excepcional de nulidad de actuaciones frente a la STS núm. 355/2014, de fecha 14 de abril de 2014 por esta Sala de lo Penal en el recurso de casación núm. 1/1547/2013 , que desestimó íntegramente el recurso por ellos interpuesto frente a la Sentencia 32/2013, de 20 de marzo de 2013 de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Vizcaya .

Los recurrentes instan ahora la nulidad de mencionada Sentencia aduciendo vulneración de derechos fundamentales, pretendiendo interponer posteriormente frente a la misma recurso de amparo previsto en los arts. 41 y ss. de la LOTC .

SEGUNDO. - El régimen del recurso de nulidad de actuaciones viene establecido en los artículos 240 y 241 de la LOPJ en su redacción dada por la LO 6/2007, de modificación de la LO 2/1979, del Tribunal Constitucional, que establece asimismo una nueva regulación del recurso de amparo constitucional.

El artículo 240, regula los mecanismos para subsanar el defecto o, de no ser posible, decretar la nulidad de actuaciones antes de que recaiga resolución que ponga fin al proceso, así dice: "La nulidad de pleno derecho, en todo caso, y los defectos de forma en los actos procesales que impliquen ausencia de los requisitos indispensables para alcanzar su fin o determinen efectiva indefensión, se harán valer por medio de los recursos legalmente establecidos contra la resolución de que se trate, o por los demás medios que establezcan las leyes procesales.

Sin perjuicio de ello, el juzgado o tribunal podrá, de oficio o a instancia de parte, antes de que hubiere recaído resolución que ponga fin al proceso, y siempre que no proceda la subsanación, declarar, previa audiencia de las partes, la nulidad de todas las actuaciones o de alguna en particular. En ningún caso podrá el juzgado o tribunal, con ocasión de un recurso, decretar de oficio una nulidad de las actuaciones que no haya sido solicitada en dicho recurso, salvo que apreciare falta de jurisdicción o de competencia objetiva o funcional o se hubiese producido violencia o intimidación que afectare a ese tribunal."

Por su parte, el artículo 241 se dedica en exclusiva al incidente autónomo de nulidad de actuaciones, reservándole para los casos, como el presente, en que se ha dictado ya resolución firme. El artículo 241 de la Ley Orgánica del Poder Judicial , así establece: "No se admitirán con carácter general incidentes de nulidad de actuaciones. Sin embargo, excepcionalmente, quienes sean parte legítima o hubieran debido serlo, podrán pedir por escrito que se declare la nulidad de actuaciones fundada en cualquier vulneración de un derecho fundamental de los referidos en el artículo 53.2 de la Constitución , siempre que no haya podido denunciarse antes de recaer resolución que ponga fin al proceso y siempre que dicha resolución no sea susceptible de recurso ordinario ni extraordinario.

Admitido a trámite el escrito en que se pida la nulidad fundada en los vicios a que se refiere el apartado anterior de este artículo, no quedará en suspenso la ejecución y eficacia de la sentencia o resolución irrecurribles, salvo que se acuerde de forma expresa la suspensión para evitar que el incidente pudiera perder su finalidad, y se dará traslado de dicho escrito, junto con copia de los documentos que se acompañasen, en su caso, para acreditar el vicio o defecto en que la petición se funde, a las demás partes, que en el plazo común de cinco días podrán formular por escrito sus alegaciones, a las que acompañarán los documentos que se estimen pertinentes.

Si se estimara la nulidad, se repondrán las actuaciones al estado inmediatamente anterior al defecto que la haya originado y se seguirá el procedimiento legalmente establecido. Si se desestimara la solicitud de nulidad, se condenará, por medio de auto, al solicitante en todas las costas del incidente y, en caso de que el juzgado o tribunal entienda que se promovió con temeridad, le impondrá, además, una multa de 90 a 600 euros.

Contra la resolución que resuelva el incidente no cabrá recurso alguno."

De ello se deduce:

1) El incidente de nulidad de actuaciones tiene un elemento esencial que constituye su principal innovación, como es la posibilidad de atacar sentencias o resoluciones que han adquirido firmeza, al margen del recurso de revisión;

2) La principal característica de la nulidad, y que es prácticamente la razón de su existencia, es que pretende reparar situaciones de vulneración de derechos fundamentales e indefensión que no han podido ser denunciadas con anterioridad a la resolución que pone fin al proceso, ni existen recursos en los que puedan ser invocadas. "La única cuestión a considerar el actual recurso, es si existió vulneración de los derechos fundamentales del art. 53.2 de la CE , que se remite a los de la Sección I del Capítulo II, y más en concreto aquel conjunto de derechos que vertebran el proceso penal en una sociedad democrática y que se articula por un haz de garantías procesales y sustantivas" ( ATS de 18 de julio de 2007 ).

3) La excepcionalidad de este incidente es que constituye un remedio extraordinario que de prosperar supone un quebranto del principio de respeto a la cosa juzgada y a la imperiosa necesidad de certeza o seguridad en el campo del derecho. De ahí que este incidente sólo pueda ser viable cuando se trate de sanar situaciones acreditadas de vulneración de derechos fundamentales que no han podido ser denunciados con anterioridad. No tendrán en él cabida, las discrepancias que posea el recurrente con la fundamentación jurídica de la Sentencia o con el desarrollo de alguno de sus argumentos.

TERCERO.- Una vez establecidos los parámetros legales en torno a la nulidad, pasaremos a analizar las pretensiones del recurrente.

El recurrente en su escrito alega vulneración de derechos fundamentales, y los derechos fundamentales que se estiman violados por la Sentencia nñum. 355/2014 dictada por esta Sala Segunda del Tribunal Supremo que confirmó la Sentencia dictada por la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Vizcaya, son los siguientes:

  1. - Vulneración del derecho a obtener la tutela judicial efectiva del tribunal superior ad quem en una verdadera segunda instancia penal, mediante una eficaz auténtica y especialmente motivada revisión de los hechos, de los fundamentos de derecho y de las penas impuestas por la sentencia del tribunal a quo, de los arts. 14 , 24 y 120.3 de la CE , art. 14.5 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y art. 6 del Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y Libertades Fundamentales.

  2. - Vulneración del derecho fundamental a un proceso ad hoc con todas las garantías, sin indefensión ni tratos denigrantes o vejatorios, de los arts. 15 y 24 de la CE .

  3. - Vulneración del derecho fundamental a Andrea a la última palabra, del art. 24 de la CE y 739 de la LECrim .

La vulneración alegada no se asienta sobre vicios de forma invalidantes que hubieran causado la indefensión de dicha parte, sino que contiene, en parte, una reiteración de las peticiones de los recurrentes, que fueron ya tratadas y a las que nuestra Sentencia de casación núm. 355/2014, de fecha 14 de abril de 2014 dio debida respuesta, y en otra, alegaciones que no fueron para nada invocadas en su recurso de casación y que convertirían el actual expediente de nulidad en una tercera instancia procesal. Lo que aquí se alega para sustentar la solicitud de nulidad son cuestiones que escapan del ámbito y de la finalidad del incidente de nulidad. Nuestra Sentencia dio respuesta razonada y suficientemente motivada a su recurso de casación, cosa distinta es que discrepe de la respuesta proporcionada por esta Sala y quiera justificar la necesidad de la interposición del previo incidente de nulidad introducido por la LO 6/2007, de 15 de noviembre.

Por todo ello el incidente de nulidad de actuaciones debe ser rechazado.

CUARTO.- La desestimación completa del incidente conlleva la condena en costas de su proponente ( art. 241.2, inciso 2º in fine , LOPJ ).

PARTE DISPOSITIVA

LA SALA ACUERDA :

DESESTIMAR el incidente de nulidad de actuaciones promovido por los condenados Luis Enrique y Andrea , representados por el Procurador Don Carmelo Olmos Gómez, frente a la Sentencia núm. 355/2014, de fecha 14 de abril de 2014 en el Recurso de casación núm. 1/1547/2013, con imposición al proponente de las costas del incidente.

Así lo acordamos, mandamos y firmamos.

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR