STS, 26 de Febrero de 1996

PonenteJOSE ALMAGRO NOSETE
ECLIES:TS:1996:7787
Fecha de Resolución26 de Febrero de 1996
EmisorTribunal Supremo - Sala Primera, de lo Civil

Núm. 121. Sentencia de 26 de febrero de 1996

PONENTE: Excmo. Sr. don José Almagro Nosete.

PROCEDIMIENTO: Menor cuantía.

MATERIA: Propiedad horizontal. Supresión del servicio de portería.

NORMAS APLICADAS: Arts. 3.1 y 396 del Código Civil .

DOCTRINA: No puede impedirse a la mayoría de los copropietarios que acuerden la supresión del

servicio de portería y su sustitución por otro (conserjería, «portero eléctrico» o «video portero»)

como acto de administración, aunque por supuesto no puedan sin ajustarse a la regla de la

unanimidad arrendar o vender las dependencias o vivienda del portero o dar cualquier otro destino a

las mismas.

En la villa de Madrid, a veintiséis de febrero de mil novecientos noventa y seis.

Visto por la Sala Primera del Tribunal Supremo, integrada por los Magistrados al final indicados, el recurso de casación contra la Sentencia dictada en grado de apelación por la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Málaga como consecuencia de autos, juicio de menor cuantía, seguidos ante el Juzgado de Primera Instancia núm. 3 de Málaga sobre acción impugnatoria de acuerdo, cuyo recurso fue interpuesto por don Marcelino , don Rodrigo , doña Regina , don Jose Enrique , don Luis Francisco y doña María Inmaculada representados por el Procurador de los Tribunales don Juan Luis Pérez- Mulet Suaréz, en el que es recurrida la DIRECCION000 . de Málaga representada por el Procurador de los Tribunales don Isacio Calleja García.

Antecedentes de hecho

Primero

Ante el Juzgado de Primera instancia núm. 3 de Málaga, fueron vistos los autos, juicio de menor cuantía, promovidos a instancia de don Marcelino , don Rodrigo , doña Regina , don Jose Enrique , don Luis Francisco y doña María Inmaculada , contra la DIRECCION000 , de Málaga sobre acción impugnatoria de acuerdo.

Por la parte actora se formuló demanda arreglada a las prescripciones legales, en la cual solicitaba, previa alegación de los hechos y fundamentos de Derecho que estimó convenientes, se declara Sentencia estimatoria de la demanda, declarando la nulidad del acuerdo de la junta de propietarios adoptado el día 15 de junio de 1989 de suprimir el servicio de portería, dejando si efecto el mismo y declarando la obligatoriedad de la existencia del mismo hasta que su supresión no se decida por unanimidad, condenando a estar y pasar por las anteriores declaraciones, y al pago de las costas.

Admitida a trámite la demanda, el demandado la contestó alegando como hechos y fundamentos deDerecho los que estimó oportunos, y terminó suplicando al Juzgado se dictara Sentencia por la que se estimara la excepción de falta de legitimación activa, y se declarara no haber lugar a la nulidad que se interesa.

Por el Juzgado se dicto Sentencia con fecha 21 de noviembre de 1991 , cuya parte dispositiva es como sigue: «Que rechazando la excepción dilatoria de falta de legitimación activa y estimando la demanda presentada por el Procurador don José Manuel González González, en nombre y representación de don Marcelino , don Rodrigo , doña Regina , don Jose Enrique , don Luis Francisco y doña María Inmaculada , contra la DIRECCION000 , debo declarar y declaro nulo el acuerdo adoptado en junta extraordinaria celebrado el 15 de junio de 1989 de suprimir el servicio de portería existente; dejando sin efecto el mismo y declarando la obligatoriedad de la permanencia del mismo hasta que dicha supresión no se decida para unanimidad; condenando a la demandada a estar y pasar por dicha declaración, e imponiéndose a ésta la obligación de abonar las costas causadas».

Segundo

Contra dicha Sentencia se interpuso recurso de apelación que fue admitido y sustanciada la alzada, la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Málaga, dictó Sentencia con fecha 14 de mayo de 1992 , cuyo fallo es como sigue: «Que estimando el recurso de apelación interpuesto por la DIRECCION000 . debemos revocar y revocamos la Sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia núm. 3 de Málaga, en el juicio de menor cuantía del que este tollo dimana, y desestimando la demanda interpuesta por don Marcelino , don Rodrigo , doña Regina , don Jose Enrique , don Luis Francisco y duna María Inmaculada debemos declarar y declaramos la valides del acuerdo adoptado en junta extraordinaria de la comunidad de propietarios demandada, celebrada el 13 de ¡unió de 1989 sobre la supresión del servicio de portería e instalación de un portero automático, con imposición de las costas de la primera instancia a los demandantes y sin imposición de las del recurso y ninguna de las partes.»

Tercero

El Procurador don Juan Luis Pérez Mulet Suarez, en representación de don Marcelino , don Rodrigo , doña Regina , don Jose Enrique , don Luis Francisco y dona María Inmaculada , formalizó recurso de casación que funda en un único motivo al amparó del núm. 4 del art. 1.692 de la Ley de Enjuiciamiento Civil , al quedar violado en b Sentencia de la Audiencia, por interpretación errónea del art. 16 de la Ley de Pro piedad Horizontal, en relación con el art. 396 del Código Civil .

Cuarto

Admitido el recurso de casación formulado y evacuando el traslado conferido, el Procurador don Isacio Calleja García, en representación de la recurrida DIRECCION000 de Málaga, presentó escrito con oposición al mismo.

Quinto

No habiéndose solicitado por todas las partes la celebración de vista pública se señaló para votación y fallo el día 12 de febrero de 1996, en que ha tenido lugar.

Ha sido Ponente el Magistrado Excmo. Sr. don José Almagro Nosete.

Fundamentos de Derecho

Primero

El único motivo del recurso formulado y admitido, conducido bajo el ordinal 1.692.4 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, denuncia la violación del art. 16 de la Ley de Propiedad Horizontal en relación con el art. 396 del Código Civil y jurisprudencia aplicable. La cuestión a dirimir se centra en la necesidad o no de acuerdo unánime de los copropietarios (o simplemente mayoritario) para la supresión del servicio de portería, entendiendo por tal el servicio prestado por una persona física que ejerza las funciones propias tradicionalmente de aquel servicio. Los recurrentes se oponen a la Sentencia impugnada que declaró la validez del acuerdo, adoptado por mayoría en junta extraordinaria sobre la supresión del servicio de portería e instalación de un «portero automático». Razona al efecto la referida Sentencia que no se ha probado que la comunidad de propietarios demandada tenga estatutos por los que se rija, ni consiguientemente, que en ella se establezca como servicio obligatorio el de la portería, y en cuanto al título constitutivo de la propiedad horizontal, cuya inscripción en el Registro de la Propiedad se ha aportado como documento núm. 5 con la demanda, ciertamente en él se hace constar que en la planta baja del inmueble hay una vivienda para el portero, pero el acuerdo por el que se resolvió no nombrar nuevo portero que sustituyera a la señora que hasta entonces había venido prestando el servicio de portería, por ser éste muy oneroso para la mayoría de los propietarios DO afectó en modo alguno al título constitutivo de la propiedad horizontal, pues continuó existiendo en la plañía baja del inmueble, como elemento común de éste, una vivienda destinada al portero, y solamente en el supuesto de que se hubiera acordado suprimirla como elemento común y convertirla en vivienda particular atribuyéndole la cuota correspondiente de participación en los elementos comunes, se habría modificado el título constitutivo. No consideró la Sala de instancia que la existencia como elemento común del inmueble de una vivienda destinada al portero implicara la necesidad de dotarlo del servicio deportería, sino solamente la posibilidad de establecerlo y, por consiguiente, estima que la supresión del mismo, el servicio puede ser muy gravoso, pues comporta gastos salariales y de seguros sociales ineludibles, cuando como sucede en el caso de autos, son pocos los propietarios entre los que se reparten los gastos, ya que solamente existen dieciocho viviendas y locales, no requiere la unanimidad de los propietarios, sino la mayoría del total de éstos que señala la norma segunda del art. 16 citado.

Segundo

Los recurrentes apoyan sustancialmente su petición en la interpretación que dio al termino «porterías» la Sentencia del Tribunal Supremo de 3 de junio de 1984 , al considerar que integrada tal expresión dentro de los llamados «elementos comunes» del art. 396 del Código Civil , su alcance no se restringe al estricto concepto de pieza, habitáculo o garita «sino que constituye un concepto genérico dentro del cual se comprende en principio y a salvo de que en los estatutos o en el título constitutivo del régimen de la propiedad horizontal se disponga otra cosa tanto dichas piezas, como la vivienda donde habite el portero e incluso a éste mismo y sus servicios». Pero los recurrentes orillan la ratio decidendi de la Sentencia parcialmente transcrita que reside, no en la supresión del servicio sino en la extensión de los gastos de portería al sueldo y seguros sociales del portero, que debían satisfacer por sus porcentajes todos los comuneros, incluso los que por estatutos estaban exentos de los citados gastos que se reducían los originados por la vivienda del mismo (agua, energía eléctrica, etc.). fin definitiva, la distinción se estableció en razón de un criterio equitativo y no como medio de inmovilizar el servicio de portería equiparándolo totalmente a un elemento igual a los demás. Tampoco es aplicable al caso la Sentencia del Tribunal Supremo de 16 de julio de 1992 , en la que la supresión del servicio de portería se vinculaba «formando un único acuerdo» al alquiler de la vivienda del portero, de manera que quería decidirse sin unanimidad dar otro destino a un elemento común.

Tercero

En el caso no se ha probado que exista para la copropiedad un servicio obligatorio de portería v desde luego, en su sentido prístino el término «portería» que incluye el art. 396 del Código Civil entre los «elementos comunes», claramente se refiere a los elementos físicos del inmueble aptos para destinarse o dedicarse al expresado servicio, como denota la enumeración que realiza (suelo, vuelo, cimentaciones.....escaleras, porterías) en función del concepto principal «elementos del edificio». Por ello,

no puede impedirse a la mayoría de los copropietarios que acuerden la supresión del ser vicio de portería y su sustitución por otro (conserjería, «portero eléctrico., o «video portero., como acto de administración, aunque por supuesto no puedan sin ajustarse a la regla de unanimidad arrendar o vender las dependencias o vivienda del portero o dar cualquier otro destino a las mismas. Así han de interpretarse las normas jurídicas invocadas según el sentido propio de sus palabras, en relación con el contexto, los antecedentes históricos y legislativos y la realidad social del tiempo en que han de ser aplicadas atendiendo fundamentalmente al espíritu y finalidad de aquella (art. 3.1 del Código Civil ). En consecuencia el motivo examinado tiene que desestimarse.

Cuarto

la desestimación del motivo lleva consigo la declaración de no haber lugar al recurso, con imposición de las costas a los recurrentes, (art. 1.715 de la Ley de Enjuiciamiento Civil ).

Por lo expuesto, en nombre del Rey y por la autoridad conferida por el pueblo español y su Constitución.

FALLAMOS

Declaramos no haber lugar al recurso de casación interpuesto por la representación procesal de don Marcelino , don Rodrigo , doña Regina , don Jose Enrique , don Luis Francisco y doña María Inmaculada , contra la Sentencia de 14 de mayo de 1992 dictada por la Audiencia Provincial de Málaga, Sección Cuarta, recaída en apelación de los autos de juicio de menor cuantía núm. 864/1989, instados por los recurrentes contra « DIRECCION000 . de Málaga y seguidos ante el Juzgado de Primera instancia núm. 3 de Málaga, con imposición de costas a los recurrentes; y librase a la mencionada Audiencia, la certificación correspondiente, con devolución de los autos y rollo de apelación remitidos.

ASI por esta nuestra Sentencia, que se insertará en la COLECCIÓN LEGISLATIVA pasándose al efecto las copias necesarias, lo pronunciamos, mandamos y firmamos. Alfonso Villagómez Rodil. Eduardo Fernández Cid de Temes. José Almagro Nosete. Rubricados.

Publicación: leída y publicada fue la anterior Sentencia por el Excmo. Sr. don José Almagro Nosete, Ponente que ha sido en el trámite de los presentes autos estando celebrando audiencia pública la Sala Primera del Tribunal Supremo, en el día de hoy de lo que como Secretario de la misma, certifico.

15 sentencias
  • SAP Guipúzcoa, 21 de Febrero de 2001
    • España
    • 21 Febrero 2001
    ...determinadas obras han de considerarse como un acto de mera administración regido por el sistema de la mayoría (SSTS 23 octubre 1995, 26 febrero 1996 y 22 septiembre 1997, entre Como consecuencia de las posiciones jurisprudenciales precedentes es que el nuevo articulo 17 de la LPH tras la r......
  • SAP Asturias 302/2011, 26 de Julio de 2011
    • España
    • 26 Julio 2011
    ...de mayoría cualificada, del de desafectación del elemento común adscrito a dicho servicio que, por el contrario, requiere de unanimidad ( STS 26-2-96 y 6-3-99 ) o cuando menos de mayoría cualificada si es que se entiende incardinable en el supuesto de arrendamiento de elemento común del art......
  • SAP Salamanca 581/1999, 6 de Octubre de 1999
    • España
    • 6 Octubre 1999
    ...determinadas obras han de considerarse como un acto de mera administración regido por el sistema de la mayoría ( SSTS 23 octubre 1995, 26 febrero 1996 y 22 septiembre 1997 , entre otras Reflejo de todo lo expuesto es que el nuevo art. 17 LPH tras la reforma por Ley 8/1999 , elimina la exige......
  • SAP Madrid, 28 de Octubre de 2000
    • España
    • 28 Octubre 2000
    ...en sentido propio un «elemento común» del inmueble ni, por ello, debe quedar afecto al régimen de la unanimidad. La S.T.S., Sala Primera, de 26 de febrero de 1996 distingue a la luz del art. 396 C.C., los atinentes a los elementos físicos del inmueble, que si precisan de unanimidad, y los r......
  • Solicita tu prueba para ver los resultados completos
4 artículos doctrinales
  • Consecuencias y efectos jurídicos de la estandarización y evolución del derecho ambiental
    • España
    • El control de la contaminación: técnicas jurídicas de protección medioambiental Tomo I
    • 1 Enero 2004
    ...caso de la fijación de precios [STS de 8 de junio de 1982 (Az. 3621)], regulación de los transportes terrestres por carretera [STS de 26 de febrero de 1996 (Az. 2208)], regulación del sector de la energía eléctrica [STS de 23 de octubre de 1996 (Az. 7379)], en el ámbito de la auditoría de c......
  • La formulación de los estándares de protección medioambiental y de otras técnicas de control de la contaminación
    • España
    • El control de la contaminación: técnicas jurídicas de protección medioambiental Tomo II
    • 1 Enero 2004
    ...caso de la fijación de precios [STS de 8 de junio de 1982 (Az. 3621)], regulación de los transportes terrestres por carretera [STS de 26 de febrero de 1996 (Az. 2208)], regulación del sector de la energía eléctrica [STS de 23 de octubre de 1996 (Az. 7379)], en el ámbito de la auditoría de c......
  • Las 'fictiones legis
    • España
    • Las ficciones del derecho. En el discurso de los juristas y en el sistema del ordenamiento
    • 10 Abril 2019
    ...los casos, procedimentales para convertirse en un acto administrativo”, doctrina cuyos desenvolvimientos prácticos no acogió la STS. de 26 de febrero de 1996 (ponente Lescuere Martín). 186 Las ficciones del derecho Las ficciones legales están tambien muy presentes en el derecho civil, indic......
  • Porterías
    • España
    • Comentarios a la nueva ley de Propiedad Horizontal Parte I. De la Ley de Propiedad Horizontal adaptada a la reforma de 6 de abril de 1999
    • 1 Diciembre 2002
    ...Supremo ha distinguido entre los que es la portería como elemento físico, del servicio de portería que ejerce una persona (vid. STS de 26 de febrero de 1996 y 6 de marzo de 1999), distinción que nos sirve para comprender que lo que aquí se discute es el pago de los servicios que lleva a cab......

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR