Lesiones por movimientos repetitivos en los Estados miembros de la UE. Resumen de un informe de la Agencia

Cargo del AutorLesiones por movimientos repetitivos en los Estados miembros de la UE. Resumen de un informe de la Agencia
FACTS
Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo
ES
http://osha.eu.int
Lesiones por movimientos repetitivos en los Estados miembros de la UE
Resumen de un informe de la Agencia
Pese a no haber sido acuñado de común acuerdo entre todas las
partes interesadas, el término “Lesiones por movimientos
repetitivos” (LMR) se utiliza generalmente para referirse a una serie
de trastornos musculoesqueléticos de origen laboral, que pueden
afectar a las extremidades tanto superiores como inferiores,
incluidos los hombros y el cuello, la muñeca, los codos y las rodillas,
y que pueden producirse como consecuencia de trabajos que
guardan relación con malas posturas o movimientos difíciles o
trabajos de carácter sumamente repetitivo o rápido (véase el informe
de la Agencia Trastornos de origen laboral del cuello y las
extremidades superiores).
En esta hoja informativa, se ponen de relieve las conclusiones de un
nuevo informe de la Agencia Europea titulado “Lesiones por
movimientos repetitivos en los Estados miembros de la Unión
Europea”, basado en los resultados de un cuestionario distribuido en
1999 y elaborado a petición del Ministerio de Asuntos Sociales y
Empleo de los Países Bajos, que deseaba conocer la forma en que los
diferentes países europeos definen y evalúan el problema de las LMR
y las políticas y acciones que han emprendido con objeto de
resolverlo.
Políticas gubernamentales en materia de LMR
Algunos Estados miembros han formulado políticas y planes
específicos con objeto de prevenir las LMR de origen laboral. Estas
iniciativas presentan distintas características e incluyen:
acciones preventivas destinadas a sectores concretos;
mejora de los sistemas de información;
financiación de la investigación o estudios específicos;
elaboración de material informativo, directrices, etc.;
protocolos de control de la salud;
establecimiento de planes de acción y fijación de objetivos para
reducir la incidencia.
Al parecer, en otros Estados miembros, la prevención de las LMR
forma parte de los respectivos planteamientos globales de
prevención de riesgos profesionales y de ejecución de la legislación
europea. Las LMR pueden considerarse como parte de un grupo más
amplio de trastornos musculoesqueléticos, que incluyen, entre
otros, lesiones dorsolumbares provocadas por la manipulación
manual de cargas, lo que explica por qué algunos de los ejemplos
mencionados por los Estados miembros también se refieren a este
tipo de trabajo.
Alemania: los programas de lucha contra los trastornos
musculoesqueléticos se centran en estudios de investigación y en la
transposición y ejecución de la normativa de la UE a nivel nacional.
Austria: se llevó a cabo un examen, en 1999, con el fin de incluir
en la lista oficial de enfermedades profesionales las alteraciones
de origen laboral de la columna vertebral y del tendón.
Bélgica: se ha constituido un grupo de trabajo oficial para
estudiar el problema. Asimismo, se está estudiando la
introducción de una política de información destinada a
empresarios y trabajadores.
Dinamarca: la resolución del problema de las LMR forma parte
del programa de acción del ministerio en favor de un entorno de
trabajo saludable en el 2005. Como consecuencia de una decisión
del Parlamento, los interlocutores sociales han elaborado un plan
de acción destinado a reducir la incidencia de estas alteraciones
en un 50%.
España: la política, a nivel estatal, incluye legislación, la
publicación de guías técnicas y protocolos de vigilancia de la
salud. Alguna Comunidad Autónoma ha emprendido estudios
con objeto de mejorar los sistemas de trabajo en sectores
concretos y contribuir, en consecuencia, a la reducción de las LMR
(por ejemplo, el sector del plátano en las islas Canarias).
Francia: varias regiones han experimentado con modificaciones
de los procedimientos de recogida de información. El número de
casos de LMR ha sido diez veces mayor en algunas regiones y la
calidad de la información recibida ha mejorado
considerablemente.
Grecia: las correspondientes actividades guardan relación con la
puesta en práctica de la legislación en materia de salud y
seguridad relacionada con la prevención de trastornos
musculoesqueléticos derivada de las directivas marco de la UE
relativas a los equipos que incluyen pantallas de visualización y a
la manipulación manual de cargas.
Irlanda: se han incluido planes para abordar este problema de
modo específico en un futuro programa de trabajo.
Luxemburgo: los planes para el 2000 incluyen dos proyectos
destinados al sector financiero y al de la construcción.
Países Bajos: se ha fijado un objetivo de cuatro años para reducir,
en un 10 % o 100.000 casos, la incidencia de las LMR entre las
personas que trabajan con pantallas de visualización.
LMR – la situación en Europea
No existe una definición común de las LMR en los Estados
miembros, aunque todos utilizan algún tipo de
terminología para referirse, al menos de modo implícito, a
estas alteraciones de las extremidades superiores.
Existen grandes diferencias entre los Estados miembros en
cuanto a los métodos de recopilación de datos y los datos
disponibles en relación con la incidencia de estas
alteraciones. Sin embargo, los datos actualmente
disponibles confirman que constituyen un riesgo
considerable en el lugar de trabajo.
La incidencia de estas alteraciones está vinculada al tipo de
trabajo realizado, y son las mujeres quienes se ocupan, a
menudo, de tareas que implican un riesgo más elevado.
Los Estados miembros están emprendiendo diversas
iniciativas destinadas a reducir la incidencia de estas
alteraciones.
6

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR